Diego O’Neill: Buenas perspectivas para 2022 pero hay dudas por escenario pos UPM2

El presidente de la Cámara de la Construcción, Diego O’Neill, destacó el crecimiento y estabilidad del sector pero no dejó de destacar que parte de esa situación se deben a las obras de UPM2 y el Ferrocarril Central y que su sustitución será un desafío. Esperan un crecimiento de la inversión pública. “El sector privado está con buen dinamismo pero es en inversión pública donde vemos retraso”, dijo.

MDC-¿Cómo se ven desde la Cámara de la Construcción las perspectivas para 2022?

D. O.-Venimos de un 2021 positivo para el sector, impulsado por la inversión de UPM, el Ferrocarril Central, y ya en el segundo semestre con el impulso de la construcción de edificios. Viviendas, oficinas, todo el sector inmobiliario. Esto va a continuar en este 2022, pero UPM estaría finalizando en el segundo semestre, entonces esta pata de la mesa se va a ir debilitando gradualmente a lo largo del año, eso genera preocupación porque UPM hoy y sus obras conexas, no lo que está dentro de la planta sino lo que está alrededor, explican aproximadamente el 10% de ocupación y es difícil que eso se pueda sustituir con este impulso de las obras de edificios. Entonces, es un año que esperamos mantener la actividad, pero no somos muy optimistas en cuanto a que vayamos a seguir creciendo como en 2020 y 2021.

Lo que nosotros pensamos es que en un escenario de inversión pública que es muy bajo históricamente, según la Ley de Presupuesto, sería importante contar con instrumentos de financiación por fuera del Presupuesto para tener más inversión pública. Algunos ya están en curso como son por ejemplo lo contratos Cremaf del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) en relación con las rutas 5 y 9. Pero bueno, si bien es importante, la infraestructura es mucho más que la vialidad donde entra puerto, ferrocarril, energía, comunicaciones, vivienda. En todos esos rubros sería importante contar con mayor inversión pública porque es una parte importante de la inversión en construcción. Históricamente ha representado alrededor de un tercio del total de la inversión, cuando este está resentido se siente. El sector privado está con buen dinamismo pero es en inversión pública donde vemos retraso.

 

MDC-El ministro de Transporte, José Luis Falero, habló de una fuerte inversión en carreteras, ¿cómo dinamiza eso al sector?

D. O.-El ministro de Transporte ha anunciado inversiones importantes en las rutas, ya ha salido las licitaciones. La ruta 5 se hará en doble vía de Canelones a Durazno y se partió en cuatro tramos: hay uno que es una ampliación de concesión, otro que es una ampliación para otra empresa sobre Durazno y hay dos tramos al centro que se están licitando y se van a realizar por la modalidad de Cremaf. Lo mismo va a pasar con la licitación de ruta 9, también por la modalidad Cremaf. Después hay una licitación por la ruta 6 que es un préstamo de un organismo multilateral. Además se acaba de firmar una PPP que viene desde hace años, que es la más grande de las PPP viales, a un consorcio nacional y español. En el sector vial va a haber un impulso importante. Se usan instrumentos de financiación alternativos más allá de los previstos en el Presupuesto, pero es cierto que la inversión vial es la que genera menos ocupación. En una obra de arquitectura, un edificio, la mano de obra puede representar entre un 30 y 40% del total, en una obra vial representa entre un 8 y un 10. Entonces, son diferencias muy grandes. Son obras muy importantes para la producción, para el país, pero son las que generan menos mano de obra.

 

MDC-¿Cómo se ven algunos anuncios como el de la ampliación del saneamiento para el interior?

D. O.-Esas son algunas de los proyectos que consideramos que sería bueno que salieran adelante. El saneamiento a 120 localidades del interior es una iniciativa privada que el directorio de OSE ya aprobó su viabilidad. Se está en el estudio de factibilidad. Ahora se requiere del financiamiento. Naturalmente que al final del día son inversiones públicas que las termina pagando el Estado, y por lo tanto los contribuyentes. Pero se está buscando el financiamiento para ejecutar la obra. Lo mismo pasa con la planta potabilizadora en Arazatí, que es otro proyecto de iniciativa privada.

Esta también el fideicomiso que el Ministerio de Vivienda viene trabajando desde hace un par de años para generar vivienda para los sectores de ingresos bajos. Pero eso todavía no se ha concretado. Estaría también el fideicomiso, que se aprobó en la Rendición de Cuentas, para atender la situación de los asentamientos.

Todas esas cosas están en carpeta y ojala se concreten.

 

MDC-Hace poco se anunció la ampliación de la concesión de los aeropuertos. Ahora, además de Carrasco y Punta del Este la empresa tiene a cargo aeropuertos del interior, y anunció obras, ¿cómo se ve eso?

D. O.-No son inversiones demasiado importantes, pero si son bienvenidas. Creo que la solución fue inteligente, que el mismo concesionario tome también la concesión de los aeropuertos del interior. Son inversiones bienvenidas, pero no son inversiones que vayan a mover la aguja del sector.

 

MDC-En otro orden, ¿cómo inciden las obras de las Intendencias Departamentales?

D. O.-Son obras importantes, sobre todo en las localidades porque generan empleo y en el interior es donde más se siente el problema de la ocupación. Los presupuestos municipales también son acotados, allí lo que ha funcionado han sido los fideicomisos, pero en 2021 en tres intendencias donde se plantearon esos fideicomisos no prosperaron, lo cual no fue una buena noticia para la inversión.

Son obras más chicas pero multiplicadas por las 19 intendencias tienen un impacto.

 

MDC-Ahora bien, con el fin de las obras de UPM2 y el Ferrocarril Central, ¿habrá obras que las sustituyan o se viene un escenario complicado?

D. O.-La de UPM es la inversión privada más grande de la historia. Indudablemente la sustitución de una inversión de esa naturaleza no es sencilla. No sería, en todo caso, por otra sino entre varias. Hay buenas perspectivas de inversión privada pero también hay un mundo cambiante. Hay un escenario desafiante. No tenemos certezas de que haya inversiones que vayan a sustituirla. Hay si cosas que son atractivas y somos optimistas que se vayan concretando.

COMPARTIR

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.