La construcción de casas para veraneo con contenedores adaptados tuvo una fuerte expansión en la costa uruguaya en los últimos años. Abonaron a esta tendencia su bajo costo, la agilidad con que se erigen y la conveniencia de no tener que viajar a supervisar obras, ya que se realizan en un taller y luego se instalan fácilmente en el terreno.

Un informe de la periodista Marcela Dobal, publicado por el suplemento El Empresario del diario El País, señala que mientras las empresas del rubro perciben un aumento en la demanda, en paralelo en algunos balnearios crece la instalación de contenedores sin un proyecto de diseño. Esto despertó alertas en las comisiones vecinales e incluso en la Intendencia de Maldonado, que ya trabaja en una reglamentación para “inhibir” estas construcciones.

Al margen de esas irregularidades, el mercado formal ofrece opciones estándar y otras de alta gama, según el material con que se reviste el interior. En los modelos básicos suele utilizarse melamínica en paredes y fenólico en techos, mientras que los más costosos incorporan yeso o lambriz. La construcción es “modular”, uniendo contenedores. Así, se pueden sumar metros cuadrados de a 15 m2 y 30 m2.

“El precio del metro cuadrado va de US$ 500 a US$ 800, depende de las terminaciones y tipos de aislamiento”, explicó Santiago Pérez, director de Total Containers, una de las principales empresas del mercado. “Apuntamos a un público que busca buena calidad, buenas terminaciones y no al costo más bajo”, remarcó. Otros jugadores de trayectoria en el negocio son Multicontainer y Living Containers.

Lo más demandado son las viviendas de dos contenedores (de 60 m2, con dos dormitorios, cocina, living y baño), que por tanto pueden obtenerse a un precio base de US$ 30.000.

A ese monto hay que sumarle el valor del terreno. Por lo general, los que son utilizados para este fin son de 300 m2 o 400 m2, indicó el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Maldonado, Jorge Díaz.

Punta Negra es uno de los balnearios donde más se desarrollaron viviendas con contenedores. Allí, el precio promedio del metro cuadrado de terrenos es de US$ 78,5, según los predios actualmente publicados a la venta en Gallito.com. Por tanto, se podría comprar terrenos a unos US$ 23.500. Pasando raya, con el desembolso de US$ 53.500 se obtiene una casa de veraneo estándar.

Ese precio es muy inferior al de las viviendas que más abundan a la venta en esa zona (las de tres dormitorios), que asciende a US$ 133.000 en promedio, según datos del portal Gallito.com procesados por El País. De dos dormitorios hay muy pocas casas publicadas, cuyo precio medio (unos US$ 100.000) casi duplica los US$ 53.500 de las viviendas con contenedores.

No obstante, Total Containers ha construido viviendas de hasta cinco o seis módulos. “Son para personas que empiezan a buscar casas grandes, cómodas, lindas. Con barbacoa, parrillero, deck, pérgola, de buen nivel”, dijo Pérez.

 

Préstamos bancarios

A diferencia de las de construcción tradicional, estas no se pueden hipotecar, pero hay disponible financiamiento bancario con préstamos al consumo. “Hace unos cuatro años comenzamos a financiar y la demanda siempre fue en aumento”, dijo Emilio Díaz, responsable de Desarrollo de productos de BBVA. Estos créditos “anualmente se incrementan en un 30% promedio”, aseguró al suplemento El Empresario.

El banco presta hasta US$ 40.000, aunque “se analizan excepciones por mayores capitales”. Y se puede financiar hasta el 100% de la vivienda, dependiendo de su valor, el patrimonio del cliente y la capacidad de pago.

Los requisitos que se exigen a los solicitantes son: ser mayor de 18 años, tener un año de antigüedad laboral (en caso de ser empleados dependientes) o tres en actividad (si son trabajadores) independientes. La exigencia de ingresos mensuales es que superen los $ 30.000 líquidos.

Al ser un préstamo al consumo, la tasa de interés es superior al de un crédito hipotecario. “Está en el entorno al 9% en Unidades Indexadas”, informó Díaz. También existen empresas del mercado que ofrecen planes a tasa cero en plazos hasta 36 meses. El plazo máximo que ofrece BBVA es de cinco años, pero el habitual es entre dos y tres.

El director de Total Containers señaló a la periodista Marcela Dobal del referido suplemento que el perfil de los clientes es muy variado. “Vendimos una casa divina de cuatro contenedores en Bella Vista a unos clientes mayores de 60 años. Hay gente joven, hay de todo. Antes el público era medio reacio, pero ahora se comprobó que esta construcción funciona y puede hacerse bien”, remató Pérez.

 

Reglamentación

“Estamos redactando una reglamentación para inhibirlos en zonas donde se entienda que la construcción con contenedores puede degradar el entorno, o sea, áreas balnearias que entendemos que tienen una cierta homogeneidad o calidad en el tipo de construcción, donde una edificación con contenedores pueda significar una depreciación de las residencias en esa área”, dijo a El Empresario la directora de Urbanismo de la Intendencia de Maldonado, Soledad Laguarda. Agregó que es probable que la inhibición alcance a “la mayor parte de las áreas balnearias y que si se autoriza, sea con alguna condición muy especial, porque reconocemos que existen construcciones que se realizan bajo diseño con proyectos interesantes que podrían ser viables. No alcanza con hacer una perforación para una ventana y una puerta, tiene que tener un proyecto, un diseño”, dijo. Se exigirán también ciertas condiciones de aislación acústica y térmica.

Según Laguarda, en Punta Negra, Sauce de Portezuelo y Ocean Park esta construcción “se convirtió en un problema y las propias comisiones vecinales nos están pidiendo que lo regulemos y limitemos”. Las viviendas ya deben tramitar permiso de construcción, conexión a la red pública de agua potable, al saneamiento, al alumbrado público y pago de contribución inmobiliaria.

Publicado en Noticias

Según avanzan las nuevas tecnologías como la realidad virtual o el ‘blockchain’, el sector encuentra en ellas un poderoso aliado con el que avanzar en el sendero de la perfección. A continuación presentamos 10 tecnologías que revolucionarán el mercado inmobiliario en 2018.

 

Tokeet. Es una aplicación que ayuda a administrar múltiples propiedades de alquiler vacacional en diferentes lugares, pero en una sola plataforma. Esta tecnología permite unir calendarios y precios, mandar facturas a los huéspedes y recoger el pago de los inquilinos, entre otras ventajas.

 

Inteligencia artificial. Hay quien teme que la inteligencia artificial acabe dominando el mundo. Por el momento, está ayudando en muchos sectores, incluido el inmobiliario. Esta tecnología ayuda a generar clientes, proporciona información actualizada en tiempo real y puede convertirse en un ayudante/asistente a tiempo completo por un bajo coste. Esperemos que no se levante contra nosotros.

 

Fintech. Uno de los grandes avances que ha traído la tecnología a todos los sectores de la economía es una mayor transparencia e información durante las transacciones. Por ejemplo, el Fintech es un dominio de actividad en el cual las empresas utilizan las tecnologías de la información para crear y ofrecer servicios financieros de forma más eficaz, menos costosa y más ‘clara’.

 

Big Data. El Big Data ya está revolucionando el sector, pero 2018 se presenta como un año en el que esta tecnología puede ser todavía más importante. Y es que, la posibilidad de tener una base con las preferencias y datos de los usuarios o sobre qué espacios son los predilectos en las viviendas u oficinas, ayuda maximizar el valor del producto final, sea cual sea.

 

Plataformas de gestión de acuerdos. Estas plataformas son bases de datos para que las empresas de inversión creen y aprovechen la información de cada transacción que hayan realizado con anterioridad. Con los datos de acuerdos estructurados, las empresas pueden aumentar su productividad y reducir los errores.

 

Realidad virtual. La realidad virtual es uno de los grandes avances del sector inmobiliario. Reduce muchos trámites y ahorra tiempo a futuros compradores e inquilinos. Por ejemplo, ahora se pueden visitar las viviendas sin necesidad de desplazarse hacia ellas.

 

Modelos automatizados de valoración. A medida que el ciclo inmobiliario madure, las empresas de inversión necesitarán una forma más rápida de decidir si vale la pena cerrar un trato. La firma española Enodo permite a los usuarios producir rápidamente la información de ingresos y gastos necesaria para analizar una oferta.

 

Plataforma Rogue. Esta plataforma permitirá a los inversores realizar su trabajo con éxito desde la comodidad de su hogar o allá donde quiera. Está tecnología incluye una biblioteca de cientos de videos, seminarios web, transmisiones en vivo, herramientas de marketing con las que medir el impacto, entre otras cualidades.

 

Publicidad geográfica a través de redes sociales. La personalización de la publicidad en base a la geolocalización es un gran avance del que ya se está beneficiando el sector inmobiliario. Facebook, Instagram, Google y Snapchat ofrecen oportunidades publicitarias de geoperimetraje para que al recorrer ciudades o visitar inmuebles, aparezca publicidad relacionada.

 

Notario electrónico. A la hora de querer cerrar un trato o firmar un acuerdo, en muchas ocasiones basta con la firma electrónica, pero en otras se requiere la figura de un notario. Antes, eso significaba desplazarte a una notaría, pero ahora con Notarize tienes un notario digital sin tener que complicarte y a un precio competitivo.

Publicado en Noticias

El presidente de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), Felipe Michelini, suscribió, el jueves 1º de febrero en la subsede del organismo uruguayo-argentino, en Buenos Aires, el contrato para el dragado del canal Martín García, que se profundizará a 34 pies (10,36 metros) en fondos blandos y a 38 pies (11,58 metros) en fondos duros. La obra garantizará el desarrollo del polo logístico de Nueva Palmira, afirmó Michelini.

Además de Michelini, también participaron del acto el titular de la delegación argentina ante el organismo binacional, embajador Guillermo González, representantes de ambas comitivas y ejecutivos de la empresa adjudicataria de las obras, el consorcio belga-holandés Boskalis-Dredging.

 

Obras

Las tareas se desarrollarán durante 2018 y contemplan un plazo de mantenimiento de cinco años, prorrogables por otros cinco, por lo que se garantizará a los operadores del sector una profundidad de 34 pies en fondos blandos y a 38 pies en fondos duros por los próximos diez años, afirmó Michelini a la Secretaría de Comunicación Institucional.

La firma del contrato “es producto de un largo proceso que marca, como elemento central, el acuerdo de ambas delegaciones ante la CARP y, por expreso mandato de sus gobiernos, de llamar a una licitación internacional, que fue competitiva y transparente, para lograr la profundización y el mantenimiento” del canal, destacó.

La CARP se comprometió a abonar 128,9 millones de dólares, que fue la suma más económica ofertada por el consorcio para realizar las obras. El dragado y mantenimiento del canal significará “una garantía para los volúmenes de carga que serán transportados en el área, para el desarrollo del polo logístico de Nueva Palmira y de toda la región”, aseguró Michelini.

Publicado en Noticias

“Comenzar un proyecto es como tirarse a nadar. Tenemos la técnica, pero el estilo y la potencia dependerán de las condiciones del agua, de lo que nos depare el clima”. Así entienden la arquitectura los hermanos Manuel y Francisco Aires Mateus. La frase corresponde Manuel Aires Mateus durante una conferencia realizada en la Facultad de Arquitectura de Madrid, según da cuenta el diario El País de esa ciudad.

“La vida no es tan distinta a lo que era hace siglos, como dice Siza, nos sentamos igual que los egipcios”, reflexionó Manuel y afirmó que el hombre ya demostró lo que es capaz de hacer, con torres gigantes, hipertecnológicas, de formas que desafían la imaginación. “La arquitectura ya no está conectada con la evolución”, sostuvo. “Y esto la sacó de un apuro, porque lo que ella debe buscar es la respuesta más sencilla y correcta para cada uno de los problemas”.

Para Mateus, los proyectos integran lo que sucede en el momento, las cuestiones ambientales y económicas, ese es su actual desafío. A través de la arquitectura se dan respuestas, tan simple como eso. “Siempre que se habla de innovación se trata de cosas efímeras y la arquitectura es el arte de lo eterno, no de lo efímero”. Y aclara: “En nuestro tiempo mental, porque ya no construimos para siglos, lo hacemos para décadas. La arquitectura responde las preguntas que nuestro tiempo nos hace”.

Por esto mismo es que Manuel Aires Mateus deplora la idea de un sello que distinga las obras de un autor. “La marca es el final de la arquitectura. Lo que hay que hacer es intentar ir en cada proyecto lo más lejos posible, lo más detrás posible de la pregunta. Buscar. Hacer cosas que están fuera de tu control. Definir la pregunta y luego salir”.

Lo cierto es que es tan válido decir que los edificios de Aires Mateus no se repiten, como admitir que se rigen por conceptos en común: la síntesis material, la monocromía, los ángulos pronunciados. Elementos que dan como resultado obras silenciosas. El vacío tiene tanto sentido como la masa y las variaciones de luz. Para ello, basta observar uno de sus últimos edificios, el Centro de Convenciones en Grandola (2016, Portugal). Un volumen macizo y blanco de planta cuadrada que se vacía en el interior para cobijar el espacio principal, cuyo techo es una obra de arte en sí misma con aristas producidas por la intersección de los planos que entran y salen. Se suman, intercalados, otros espacios menores.

Otro caso es la Facultad de Arquitectura de Tournai (2017, Portugal), un edificio que tiene la difícil tarea de unir tres edificios preexistentes de diferente tipología y época: dos edificios industriales para las aulas y la biblioteca, y un antiguo hospital para el área administrativa. Aquí también se manifiesta la identidad del estudio, entre otros elementos, a través de espacios estrechos entre la obra nueva y las preexistentes, en una vinculación respetuosa y sutil.

El aporte de Aires Mateus fue conectar todas las piezas en todos sus niveles y sumar un vestíbulo, un auditorio y nuevos espacios exteriores. Lo lograron creando una especie de atrio que cierra el perímetro de los viejos edificios y que llega hasta la calle trasera. Al hall se accede a través de un gran y peculiar recorte de la fachada principal; mientras que en el interior, una doble escalera helicoidal de hormigón comunica el ingreso con las plantas superiores.

Publicado en Noticias

La recuperación económica de Europa y, por tanto, de la confianza de los inversores, y el Brexit de Inglaterra, configuran los factores que están determinando la evolución del mercado inmobiliario en el continente europeo.

El Instituto de Valoraciones, una sociedad de tasación homologada por el Banco de España, ha analizado las tendencias de la actividad en el mercado europeo, donde España, Alemania y Portugal están abriendo la senda del crecimiento inmobiliario. La consolidación del negocio en países como Alemania, España y Portugal, hace que la tendencia para los próximos años apunte a la estabilidad del mercado. “Desde Instituto de Valoración, consideramos que Alemania es un factor de estabilidad en todo: economía, política y también en real estate”, afirmó Fernando Vigueras, director técnico de la sociedad, al diario El Mundo de España.

La recuperación del país y la inversión extranjera en este territorio, la cual conforma el 55% de las operaciones inmobiliarias de Alemania, sitúan a Berlín como la ciudad europea más atractiva para la inversión. Los mercados de España y Portugal, ambos al alza, están experimentando una recuperación más sostenida en el mercado inmobiliario. El crecimiento en España se registra tanto en las operaciones de compraventa de viviendas nuevas, que aumentaron casi un 30%, como en residencias de segunda mano, en las que se avanzó un 25%. Estas subidas ocasionan una escasez de suelo en las zonas más consolidadas, como efecto del aumento de la demanda.

Por su parte, Portugal experimenta un gran aumento de la inversión extranjera, la cual en 2016 fue un 20% superior a la del año anterior y un 50% más que en 2014, según datos de la Asociación Portuguesa de Promotores e Inversores Inmobiliarios (APPII). “Se trata de cifras muy elevadas si tenemos en cuenta de la situación de la que venimos. En cuanto el mercado vaya recuperando lo perdido, el crecimiento será más sostenido. La tendencia para 2018 en España será al alza, pero de una manera más moderada. Se espera que la inversión en real estate supere el 4%”, apuntó Vigueras.

 

Efectos del Brexit

Inglaterra ocupa el otro lado de la moneda en el sector inmobiliario. La consecuencia directa del Brexit es la subida de impuestos para los inversores extranjeros, una circunstancia que lleva asociada una caída de la demanda. “Hasta el año 2014, el mercado inmobiliario de Reino Unido experimentaba una subida a un ritmo del 20% interanual. El dato contrasta con la caída actual, donde según el portal inmobiliario británico Rightmove, los precios continuarán descendiendo en 2018 a un ritmo del 2%, tras haber retrocedido un 1,8% en 2017”, explicó Vigueras. Este experto afirma que “Europa se beneficiará de esta situación, si se lo sabe tomar como una oportunidad”. La estabilidad que busca un inversor, si no la encuentra en Reino Unido, la encontrará en otro mercado europeo consolidado. Sin embargo, explicó el especialista Fernando Vigueras, “Inglaterra no se quedará con los brazos cruzados. Intentará buscar alguna solución, pero lo cierto es que, a día de hoy, los inversores extranjeros ya han trasladado su foco a otro sitio.”

Publicado en Noticias
Página 6 de 9
Top