La percepción del espacio y la forma en que se percibe un edificio dentro de su entorno siempre son preocupaciones primordiales al diseñar un proyecto arquitectónico.

Para satisfacer estos intereses, un proyecto de intervención gráfica puede convertirse en un gran aliado para los arquitectos, convirtiendo el edificio en un punto de referencia que permite a los transeúntes interpretarlo con mayor claridad.

En esta ocasión, se seleccionaron tres ejemplos de proyectos que recibieron intervenciones gráficas realizadas por el estudio brasileño Nitsche Arquitectos, con el fin de explorar cómo el uso de colores y diferentes gráficas pueden potenciar aún más el lenguaje arquitectónico.

 

Edificio João Moura. La propiedad está ubicada en la calle João Moura, en lo profundo del valle que pasa a través de la avenida Sumaré. La calle João Moura es un enlace importante entre los barrios Vila Madalena y Pinheiros.

El edificio cuenta con una presencia destacada. Por esta razón, tratamos de prestar especial atención a la fachada norte y percibirla como un panel grande, compuesto por aberturas y pantallas coloridas'.

 

Empena Viva. Particularmente en Minhocão -la famosa carretera elevada de São Paulo-, las fachadas en blanco forman un conjunto impresionante de "lienzos vacíos", como si la carretera fuera una gran galería suspendida a escala metropolitana.

El proyecto, encomendado especialmente para el evento Virada Cultural 2015, impulsó esta posibilidad a través de la pintura de la fachada en blanco de 10 pisos y 10 metros de ancho del Edificio Paulo Theodoro.

 

Deconstrucción civil. Se trata de un edificio de viviendas para estudiantes, en el que las fachadas se distinguen por un ritmo organizado y repetitivo de balcones, una característica cada vez más común en los nuevos desarrollos del mercado inmobiliario. La intervención aprovecha este ritmo, dando al edificio una simple pintura en blanco y negro. Al principio, el diseño refuerza esta disposición construida, resaltando las líneas horizontales.

Sin embargo, a medida que la pintura se extiende sobre las fachadas, la estabilidad de esta disposición se transforma radicalmente.

Los trazos en varias orientaciones dan la impresión de una superficie arrugada, rota y deconstruida. Irónicamente, la pintura niega sus propios antecedentes y subvierte la arquitectura del edificio.

Publicado en Noticias

Traslúcida, maleable, suave y colorida, la resina está cada vez más presente en los muebles elegidos para la ambientación de espacios interiores.

De hecho se la ve en innumerables objetos, desde lámparas y mesas de comedor hasta accesorios como floreros o bandejas. Además, su proceso de elaboración artesanal hace que cada pieza sea única.

Habitualmente, se la combina con hierro, madera natural y mármol, ya que se trata de un material muy versátil, que nos permite jugar con una amplia paleta de colores y funciona muy bien tanto en espacios contemporáneos como clásicos.

En la tendencia de crear ambientes con diseños simples, la resina suma texturas que redundan en calidez y agregan personalidad a la casa. La resina epoxi es una resina sintética de alta calidad, que se desarrolló originalmente para la industria aeroespacial. Además es un material atemporal, en un ambiente de la casa aporta un valor agregado y sus colores aseguran frescura.

Otra se sus virtudes es que con sus características mecánicas únicas y fantásticas propiedades ópticas, se convierte en un elemento elegante y cautivador cuando se utiliza en muebles de lujo modernos. Por cierto, gracias a su espectacular transparencia se puede combinar con otros materiales, realzando las cualidades visuales como el color, las vetas y las texturas.

La técnica más utilizada con este material es "por coladas", que consiste en volcar en repetidas oportunidades cantidades de resina en un molde, hasta lograr lo que se conoce como encapsulado.

Otra técnica que se suma a la colada es la de "topping" o capa, que genera una película protectora de la madera, posibilitando que se pigmente sin teñirla.

La resina también se puede combinar con piedra pulverizada y pigmentos en el caso que se desee realizar bordes de resina ultra resistentes.

Otro tipo de uso es el mixturado de resina transparente con glitter, para generar planos muebles, figuras paneles y carteles.

Una de las ventajas de la resina es su mantenimiento, ya que no requiere cuidados especiales, sólo se limpia con un trapo semihúmedo. Si el mueble combina madera y resina se le puede pasar un protector con partículas siliconadas.

Publicado en Noticias

El diseño actual de las viviendas se caracteriza por ser funcional, contemporáneo e innovador. Esas son las claves que destacan en las nuevas viviendas, aunque el diseño es algo más que la estética de la casa. Hay otros atributos como la sostenibilidad, la luminosidad o el confort acústico que conforman el diseño. A pesar de que a primera vista puede parecer que las promociones son semejantes, las promotoras insisten en que sus edificios residenciales tienen rasgos que los diferencian de la competencia, porque la imagen del edificio es también la identidad de la compañía, es un valor estratégico. Es por eso que el diseño está enfocado a nivel estratégico a crear una identidad para que se reconozca los productos creado por cada empresa..

 

Viviendas flexibles y personalizadas. El cliente se ha convertido en el único protagonista a la hora de diseñar las viviendas modernas. La máxima de que el cliente es el eje sobre el que se articula el diseño significa que ahora las casas se adaptan a los clientes y no a la inversa, es decir, se construye con el objetivo de satisfacer sus demandas y necesidades. De hecho, la tendencia actual es ofrecer una máxima flexibilidad en la distribución de los espacios y la posibilidad de personalización de los ambientes. Gracias a la innovación es posible crear un producto personalizado para cada tipo de familia.

La distribución interior es el primer elemento de diseño que define el estilo de vida del cliente. En la actualidad, la tendencia es crear espacios amplios que faciliten la relación entre los miembros de la familia. Hoy, las cocinas integradas en el salón son un claro reflejo de los cambios del estilo de vida y el cliente percibe y valora esa diferenciación, ya que otorga mucha importancia al diseño tanto interior como exterior de su vivienda.

 

Grandes ventanales: luminosidad y ventilación natural. La luminosidad es un atributo diferenciador de las viviendas modernas. La apertura de grandes ventanales es una tendencia que permite satisfacer las exigencias del cliente que demanda viviendas luminosas, que faciliten además una ventilación natural cruzada gracias a las dobles orientaciones.

 

Viviendas sostenibles y energéticamente eficientes. Una tendencia clara de las nuevas viviendas es la sostenibilidad, que destaca como uno de los atributos principales del diseño actual. Para ello se tiene en cuenta el respeto por el medio ambiente no solo en que la construcción de la vivienda impacte lo menos posible, sino que también permita al usuario ahorrar energía. La construcción de viviendas sostenibles no es solo una exigencia del cliente, viene impuesta además por la normativa. En poco tiempo, la eficiencia energética dejará de ser un elemento diferenciador de las viviendas porque las altas exigencias serán de obligado cumplimiento en todas las promociones.

Una gran parte de las nuevas viviendas cuentan con sellos de sostenibilidad que garantizan, entre otras cuestiones, que en su construcción se han utilizado materiales con un bajo impacto medioambiental que, además, facilitan un ahorro energético lo que supone un ahorro económico a los clientes en las facturas de los suministros.

 

Viviendas con la máxima calificación energéticas.  Las exigencias fijadas por los diferentes  Códigos Técnicos de Edificación de cada país, han fomentado la construcción de viviendas con la máxima calificación energética A, que utilizan fuentes de energía renovable para su funcionamiento. Entre las energías utilizadas en estas viviendas se  destacan el uso de la energía geotérmica porque es renovable y limpia, con rendimientos muy elevados al trabajar contra el subsuelo que permite además liberar espacio de la vivienda, al eliminarse los equipos de producción individuales. La eficiencia energética se completa con la instalación de sistemas de ventilación de doble flujo, con recuperación de calor que permite ventilar la vivienda de forma controlada sin necesidad de abrir las ventanas.

 

Materiales innovadores y construcción industrializada. El diseño actual tiende al uso de materiales más innovadores, elementos industrializados y piezas de gran formato como consecuencia de la modernización que se está produciendo en el sector. La construcción tradicional sobre el terreno comienza a ser sustituida por la industrializada más sostenible, donde se optimiza más la calidad y los plazos de ejecución de la obra.

 

Las fachadas blancas sustituyen a los ladrillos rojos. Desde el punto de vista puramente estético, una de las características más determinantes del diseño contemporáneo es la presencia abrumadora de fachadas blancas. Frente a la imagen del ‘boom’ inmobiliario asociada con los edificios de ladrillo rojo, las nuevas construcciones quieren diferenciarse apostando por las fachadas blancas. Como ruptura y para dar una imagen más renovada, fresca y atractiva ahora la tendencia es hacer edificios más claros por eso el color que predomina en las fachadas es el blanco. La tendencia ahora es sustituir el ladrillo como principal material de construcción por otros sistemas de fachada, más eficientes y más sostenibles. Los promotores han visto necesario un cambio en la forma en la que se concebían los proyectos; pero también ha sido impulsado por los clientes, que son más exigentes y muestran cada vez más interés por el diseño y la arquitectura.

 

La tecnología es una prioridad. Además de sostenible, la vivienda nueva tiene que ser tecnológica, con la incorporación de sistemas domóticos que empiezan a ser habituales para la apertura y cierre de ventanas, control de la luz interior o de los sistemas de calefacción y aire acondicionado. Cada vez se incorpora más tecnología en la vivienda y se van configurando lo que es la smart house, donde la vivienda se entiende como una plataforma donde se van a ir incorporando diferentes tecnologías que se podrán controlar desde el celular.

 

El diseño es el valor diferenciador de las viviendas. El valor principal que marca la decisión de compra de una casa es siempre la localización. Una vez decidida la zona, entra en juego el segundo valor, el precio. Por eso, los especialistas señalan que “localización y precio son dos decisiones racionales, dónde quiero vivir y qué puedo pagar para comprar allí mi vivienda, mientras que el diseño es el valor diferencial de las promociones”.

El diseño es un intangible difícil de medir pero forma parte esencial del valor de la vivienda. Y un buen diseño siempre es un valor diferenciador añadido a la promoción y, por tanto, siempre será una importante herramienta de ventas.

 

El diseño no es solo para las viviendas de lujo. En contra de la idea generalizada que tiende a asociar el diseño con las viviendas de lujo, desde las promotoras reconocen que no existe esta diferenciación en los distintos segmentos de vivienda. Cuando se trata de viviendas más premium destacan por zonas comunes más amplias, por viviendas más grandes o por una zona más valorada, pero el diseño no tiene por qué verse afectado.

No obstante, en las viviendas de lujo, contar con un alto presupuesto permite una mayor libertad creativa y plantear espacios, volúmenes y materiales que, de otra forma, no se podría asumir. De todas formas, los promotores concluyen que el buen diseño no tiene por qué ser caro.

Publicado en Noticias

Una casa de 27 metros cuadrados que se puede configurar con 20 diseños distintos. Fácil de trasladar y con paneles solares. ¿Con o sin techo? ¿Paneles divisorios o un gran ambiente? ¿Vista al mar? La Casa Ojalá es una micro estructura que se puede montar en la playa o la montaña. El diseño, de la arquitecta italiana Beatrice Bonzanigo, socia de IB Estudio, permite configurar los 27 metros cuadrados en 20 espacios distintos.

A partir de cuerdas y poleas los paneles corredizos proponen modificaciones a los ambientes de la casa: terraza, dos dormitorios, cocina y baño. Fusionar, abrir o separar los espacios forman parte del menú de opciones que se activan a partir de cuerdas, poleas y manivelas. “Un juego de niños”, señaló la autora.

El modelo en escala 1:10 se presentará el mes que viene en la galería Post Design, en el marco de la Semana de Diseño de Milán. El prototipo llegará acompañado por propuestas textiles, materiales y visuales para presentar “el horizonte de posibilidades infinitas que Casa Ojalá ofrece al público por primera vez: un producto sostenible, mínimo, conciso y flexible en el que surge una nueva forma de confort, alejada de la televisión o el aire acondicionado. Se supera la frontera entre el espacio interior y el exterior, que constituye un elemento sustancial, irrenunciable, precioso”, describió la arquitecta italiana.

Bonzanigo diseñó la casa para ofrecer una alternativa al “mundo de la arquitectura estática”, ofreciendo la oportunidad de conectarse con la naturaleza.

 

Múltiples soluciones

El prototipo invita a configurar el espacio a partir de múltiples soluciones internas que funcionan de manera unificada,  sin modificar en ningún caso la estructura original ni la forma.

La originalidad de la casa consiste en un equipo mecánico de funcionamiento manual provisto de cuerdas, poleas y manivelas. “Evocan en quien la habita el recuerdo de viajes en el viento a bordo de un velero”, apuntó Beatrice.

Su singularidad y adaptabilidad estética se manifiestan a través de maderas y tejidos que enlazan en cada caso con las tradiciones del lugar en el que Casa Ojalá se ubica, preservando siempre su capacidad de ser formalmente reconocible y comercializable en todo el mundo.

La arquitecta presentará la casa inmersa en distintos paisajes. Desde Canadá a Islandia, pasando por Hawai, Indonesia y Chile. “Casa Ojalá es un producto sustentable, minimalista, compacto y flexible. Lejos de la televisión o el aire acondicionado”, explicó  Bonzanigo junto a su socia Isabella Invernizzi.

La propuesta de desdibujar los límites entre el interior y el exterior fue el punto de partida para esta arquitecta inspirada en la arquitectura minimalista de Peter Zumthor, Manuel y Francisco Aires Mateus y Valerio Olgiati.

El foco del proyecto fue generar un conjunto que se transformara en una enorme plataforma al aire libre, una casa sin techo, o incluso sin suelo. Un espacio de juegos, una casa sin paredes o con distintos estratos matéricos, perfumados y tangibles.

“La flexibilidad del espacio se alcanza gracias a la innovadora solución de paredes corredizas, de Wood-Skin y tela, que se enrollan sobre pernos colocados en el borde de la circunferencia y en el centro de la estructura”, detalló la autora.

¿Para qué tipo de habitante está pensada esta casa? La autora enumera: “Familias, parejas, deportistas, viajeros, cazadores de estrellas, artistas, filósofos, buscadores de nuevos lujos o aquellos hastiados de la vida cotidiana, curiosos, investigadores, apasionados de mar, montaña, lagos o desiertos”. Graduada en la Accademia di Architettura di Mendrisio (Italia), la arquitecta puso especial énfasis en proyectar una vivienda sustentable, que minimice el espacio.

En este sentido, un sistema de recolección de agua de lluvia y un tanque séptico proporcionan agua para beber y bañarse y  los paneles fotovoltaicos suministran energía.

Una casa personal, que cambia según los estados de ánimo y necesidades de sus habitantes y cuyo paisaje configura la fachada.

Publicado en Noticias

El color, el dibujo acentuado y los materiales en crudo protagonizan los interiores para este año según el Observatorio de Tendencias del Hábitat (OTH). El periodista especializado David Quesada de Arquitectura y Diseño revela, y nos recomienda, algunas tendencias como Savage Soul, Light Marble, Brutalist Style o Restore Materials, entre otras.

El revestimiento como hilo conductor del espacio. La tendencia Light Marble se caracteriza por las superficies moteadas y con sutiles vetas que le confieren un matiz claramente matérico donde el producto se convierte en hilo argumental del espacio. Revestimientos, textiles de hogar, alfombras. Se convierten en superficies llenas de vida y con una inspiración claramente natural. Los tonos grises y cementosos se combinan con colores planos y geometrías, y los formatos pequeños siguen teniendo vigencia en esta tendencia que apuesta por la vertiente decorativa de la materia.

 

Mirando hacia atrás. La recuperación de corrientes estilísticas como el art nouveau, el art déco y el arts & crafts impulsa la tendencia Tile Déco, que propone diseños sofisticados y elegantes con un toque barroco. Metalizados, dorados, filigranas, inspiraciones de artesanías clásicas como la marquetería y la forja, terciopelo, junto a referencias a diferentes culturas y elementos exóticos y organicistas, forman el corpus estético de esta tendencia, siempre ofreciendo superficies muy trabajadas y llenas de detalle.

 

Las marcas del tiempo. El paso de las superficies lisas y monocromáticas a recubrimientos llenos de imperfecciones y variedad tonal define la tendencia Dark & Watercolor. Se apuesta por los materiales en bruto, incluso primordiales. Pizarras y metales desgastados, las tierras y el polvo son algunos de los elementos que se toman como referencia. La cerámica encuentra aquí un campo para desarrollar texturas de desgaste en la superficie que muestran el paso del tiempo. Otro camino es el juego con los degradados y las acuarelas para generar espacios con aire añejo pero llenos de personalidad.

 

Belleza brutal. El Brutalist Style toma como referencia la arquitectura de los años cincuenta a sesenta en Italia. Se trata de espacios en los que destaca el uso de grandes bloques de piedra natural, con una estética heredada del brutalismo basado en cemento, pero introduciendo el lujo como una variable clave del proyecto. Haciendo honor a su nombre, es la tendencia que más se centra en la materia en bruto para enseñarla en su máximo esplendor: mármoles, granitos, cementos y rocas ígneas.

 

Reivindicar la tradición. Como reacción a una época de megaproyectos, la arquitectura más interesante de nuestros días busca proyectos que trabajen sobre lo que hay, con un lenguaje más práctico, sobrio y sostenible. En línea con esta tendencia, bautizada como Restore Materials, se proponen materiales del terreno y con una relación directa con el entorno, resaltando la importancia de las texturas, a través de las cuales se evocan épocas pasadas y se consigue una sensación de confort y recogimiento. El barro cocido, las mayólicas, el gres artesano o el baldosín catalán junto a la teja y la baldosa hidráulica son los claros referentes dentro de esta tendencia.

 

Los felices años cincuenta. La tendencia Midcentury Colors muestra una clara influencia del interiorismo surgido en Estados Unidos a mediados del siglo XX. En su traslación al espacio, esta tendencia mezcla mobiliario en materiales nobles como la madera en tonos oscuros, línea sencillas y objetos funcionales con revestimientos color block, tanto en tonos naturales como vibrantes, pero también en acabados mate o semisatinados. Ese mix genera a su vez un juego entre nostalgia y modernidad a través de la combinación de elementos antiguos con otros contemporáneos.

 

Algo salvaje. La tendencia Savage Soul se caracteriza por una estética que reproduce materiales y gráficas que conectan con una Naturaleza en cierta medida salvaje. Referencias a la jungla, grandes decoraciones vegetales, plantas exóticas y verdes intensos son elementos clave. En lo relativo a la reproducción de superficies destacan materiales exóticos como las maderas de palisandro, el bambú, el wengué y el mármol azul de Brasil. Aparecen cementos con texturas y acabados en los que se persigue un toque más artesano. La paleta de color dentro de esta tendencia combina las bases marrones y grises oscuros con tonos azules y verdes propios del mundo natural.

 

Brillante puesta en escena. Con un toque dramático y casi mágico, la tendencia Dramatic Interior abarca diseños llenos de teatralidad. Se retoman las referencias de los años veinte, pero desde una perspectiva actualizada, que se aleja de los códigos propios del art déco para proponer diseños más elegantes y sintetizados. Esta tendencia conecta con una redefinición del concepto de lujo, basado en la autenticidad y la calidad y que incluso conecta con valores como la solidaridad o la sostenibilidad. En el campo de los materiales y las gráficas, destaca la reproducción de metales que evocan el mundo del lujo, con grandes planchas metalizadas o de corten con marcas del paso del tiempo, pero también efectos de brillo y mate y tonos dorados intensos, que se mezclan con negros y oscuros.

 

Ambiente relajado. Bajo el nombre Soft Heritage se agrupan propuestas suaves y delicadas, con gráficos más depurados y tonos cálidos. Es una tendencia que recupera repertorios artesanos y rústicos con una estética contemporánea. En cerámica esto se traduce en baldosas de pequeño formato e icono del diseño clásico, pero con gráficas y paletas de color nuevas. Rosas, terracotas y naranjas se combinan con neutros suaves y mucha presencia de color. A su vez, los materiales fríos se mezclan con textiles y fibras naturales.

 

Diversión y frescura. La tendencia Plug & Play conecta con una visión alegre y naïf del mundo adulto, donde la gráfica y el color adquieren especial importancia a la hora de entender el producto. Colores vivos, patrones gráficos decorativos y referencias del mundo virtual traducidos al interiorismo son algunas de las claves de una tendencia que propone espacios frescos y divertidos. Es una traslación de los nuevos modelos de trabajo y estilos de vida encarnados por el coworking y los hogares multigeneracionales. Dentro de esta tendencia encontramos las versiones más coloridas del terrazo y las tonalidades propias del mundo digital, como los azules, los rosas y los morados, pasando por las iridiscencias propias del entorno de las pantallas.

 

La importancia del diseño

El riesgo y la expresividad han regresado al interiorismo en los últimos tiempos, quizá como reacción a una excesiva sobriedad en el uso del color y las texturas imperantes años atrás. Arquitectos y decoradores han "redescubierto" recursos cromáticos y materiales de siempre que, combinados con inteligencia, expresan una nueva forma de entender los espacios más vitalista y honesta.

Para los expertos del Observatorio de Tendencias del Hábitat (OTH), es un buen momento para los materiales en crudo y también pulidos que se afianzan gracias al crecimiento del sector de las encimeras. Mármoles, granitos, grandes piedras veteadas y jaspeados resurgen en proyectos que sacan todo el partido de sus texturas y colores.

El diseño cerámico está cada vez más condicionado por el espacio. Los formatos y los acabados ya no responden a una estandarización, sino a la búsqueda de respuestas concretas en cada proyecto, ya sea un baño, una cocina, un hotel y un restaurante. La recuperación de clásicos cerámicos, la texturización y los grandes formatos son algunas de las claves para entender el diseño cerámico que impera en la actualidad.

Por su parte, en arquitectura las propuestas se han vuelto más realistas en aras de la sostenibilidad. Recuperación y reutilización son las grandes ideas de esta nueva corriente que demanda soluciones y productos más honestos, inspirados en la tradición.

En base a todas estas premisas, el OTH ha detectado diez tendencias decorativas con sugerentes nombres que van a dar que hablar en los próximos meses y que les presentamos en este artículo.

Publicado en Noticias
Página 1 de 3
Top