El ministro de Transporte y Obras, Luis Alberto Heber, inauguró tres tramos de la ruta 14, realizados a nuevo a través del proyecto de participación público-privada Circuito 3. Los tramos rehabilitados se encuentran entre el arroyo Maciel, en el límite entre Flores y Durazno, y la ruta 100 (tramos 10 y 11) y desde el kilómetro 259,2 hasta Sarandí del Yí (tramo 14).

Heber recorrió el trayecto junto con el director nacional de Vialidad, Rodolfo Long, el intendente de Durazno, Carmelo Vidalín, y el alcalde de Sarandí del Yí, Mario Pereyra.

Se trata de tres tramos de una iniciativa que en su totalidad comprende la rehabilitación de la ruta 14 desde Mercedes hasta Sarandí del Yí, recorrido de aproximadamente 300 kilómetros. Además, el proyecto incluye la construcción de un baipás en esa localidad, la realización de dos nuevos carriles de circulación en la ciudad de Trinidad y un nuevo tramo que conecta las rutas 14 y 3.

La obra conecta las localidades de Sarandí del Yí, Villa del Carmen, Ombúes de Oribe, Santa Bernardina, Durazno, Trinidad y Mercedes. Durante la recorrida, el ministro visitó los lugares donde se construirán dos puentes nuevos y se reforzarán algunos de los existentes.

El jerarca destacó la relevancia del proyecto para Sarandí del Yí, porque implica, además, un puente nuevo sobre el río que le da su nombre. “Esta obra ha sido muy anhelada y demandada por los vecinos, dado que cuando llueve se ven perjudicados por grandes inundaciones y quedan aislados. Las obras del baipás comenzarán en aproximadamente cuatro meses”, informó.

El ministro señaló que el proyecto de participación público-privada por el que se rehabilitará el resto de la ruta 14, desde Sarandí del Yí hasta la ruta 15, se encuentra en etapa de cierre financiero. Una vez finalizado el trámite e iniciadas las obras, la ruta 14 conectará Brasil y Argentina, acción también proyectada para generar oportunidades comerciales. Es una necesidad para la producción nacional que Brasil y Argentina se puedan comunicar cruzando por nuestro país, subrayó Heber.

Publicado en Noticias

El presidente, Luis Lacalle Pou, informó el pasado viernes 15 de mayo que el Gobierno finalizó la negociación con UPM con un acuerdo que le implica a Uruguay importantes ahorros. En infraestructura vial y eléctrica el ahorro alcanza los 128 millones de dólares y en la compra de energía economizará 7 millones de dólares anuales durante 20 años. En otro orden, la empresa se hará cargo de dos obras por 55 millones de dólares.

“Culminamos un acuerdo con la empresa UPM, un acuerdo antecedido de muchas reuniones”, subrayó el presidente, Luis Lacalle Pou, y agregó: “Dejo clara una coherencia histórica de los que estamos acá, que más de una vez reflexionamos sobre la política forestal, inversiones, instalación de la planta UPM, Montes del Plata, y, llegado a la última instancia, la próxima instalación de UPM 2”. Recordó: “Nunca estuvimos de los dos lados del mostrador, siempre tuvimos una posición al respecto. Como nos gusta cumplir con los compromisos asumidos, hoy llegamos a un acuerdo suscripto por algunos miembros del Gobierno”.

En ese sentido, informó que este acuerdo abarca dos áreas, la primera comprende un ahorro de dinero en lo que hace a obras de infraestructura y la segunda, a inversiones acordadas con la empresa, que se realizarán en los próximos tiempos. El ahorro abarca básicamente infraestructura vial y eléctrica y la compra de energía. En infraestructura vial Uruguay ahorrará 60 millones de dólares y en la eléctrica, otros 68 millones y unos 7 millones anuales más, durante 20 años, en lo que refiere al ahorro por renegociación en la compra de energía, según lo establecido en el acuerdo anterior suscripto con UPM.

 

Planta de insumos

En cuanto a la segunda parte, el presidente dijo que el acuerdo supone la ampliación de una planta de insumos en Fray Bentos y la construcción de un vivero en la zona de Sarandí del Yí, ambas inversiones suman 55 millones de dólares y estarán a cargo de la empresa.

“Cumplimos con nuestra palabra, hay satisfacción por un acuerdo positivo de ambas partes y creemos que es el mejor camino elegido por el Gobierno en momentos de pandemia; esto da certidumbre, genera tranquilidad a los que quieren invertir en Uruguay y dan trabajo, y, además, hacemos un ahorro, porque el país no está en condiciones de gastar”, precisó el mandatario. Consultado sobre si la inversión es justa para el país, el presidente indicó: “Me atrevo a decir que la inversión es buena, siempre lo dijimos, y el habernos sentado en una mesa a firmar otro acuerdo fue porque creíamos que debíamos hacerlo en base a las condiciones heredadas”. Asimismo, aclaró que el cuidado y la mejora del agua será una de las tareas más importantes para este gobierno.

Acompañaron al presidente en la conferencia de prensa, el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, el prosecretario, Rodrigo Ferrés, los ministros de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, y de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Isaac Alfie.

 

Cargamento de rieles

En otro orden, arribó a Montevideo el segundo cargamento de rieles para la obra del Ferrocarril Central provenientes de Europa. Más de 12.000 rieles llegaron al puerto y a  medida que se va bajando, será acopiado en el puerto para luego ser trasladado a la planta de soldadura en el departamento de Florida.

El primer cargamento (de porte muy similar) llegó al país el 26 de febrero y fue trasladado a la misma planta de soldadura, para lo cual se requirieron 531 viajes de camión de plataforma extensible. A partir de ahora, la obra Ferrocarril Central contará con el 66% del total de los rieles para la nueva vía; lo que equivale a 25.000 toneladas de acero.

Está previsto que el tercer flete, con el que se completará el 100% de los rieles que serán usados en la obra, llegue en setiembre, casi nueve meses antes de lo previsto.

Se estima que, a partir de julio, los rieles -de 18 metros de largo- comiencen a ser soldados en tramos de 234 metros. Estos grandes tramos, una vez ubicados en la traza, se unirán entre sí con una junta soldada y, a su vez, se sujetarán a los durmientes de hormigón mediante fijaciones elásticas. Ambas características contribuirán a reducir al mínimo los posibles y ruidos y vibraciones.

La obra del Ferrocarril Central, que une las ciudades de Paso de los Toros y Montevideo a través de 273 kilómetros de vía férrea, está a cargo de Grupo Vía Central (GVC), un consorcio integrado por las empresas uruguayas Saceem y Berkes, la española Sacyr y la francesa NGE.

Publicado en Noticias

El presidente, Luis Lacalle Pou, y el ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, analizaron alternativas para impulsar inversiones en rutas y puertos mediante el sector privado, que consideraron “un socio para emprender obras de envergadura”.

Tras el acuerdo ministerial del martes 14 en la Torre Ejecutiva, el ministro priorizó el dragado del puerto de Montevideo, así como las rutas nacionales y secundarias.

“Este es un ministerio para salir de la epidemia”, subrayó Heber, al inicio de la conferencia de prensa, en relación con el impulso que será requerido para retomar la actividad de la economía nacional y el empleo. Durante la reunión con el presidente Lacalle Pou fueron analizadas las posibles vías de financiamiento para pagar las obras a largo plazo.

Dijo que el sector privado asegura capacidad de endeudamiento, ya que el Estado utiliza los recursos para pagar servicios de salud, medicamentos y asistencia social.

Desde su punto de vista, el Banco República puede otorgar créditos a empresas que cuenten con garantías suficientes y, de esa manera, permitirle al Estado pagar las obras más adelante y no en este momento.

Agradeció las ideas que aporta el sector privado y destacó que será “un socio del ministerio para emprender obras de envergadura”. Mencionó la culminación de la doble vía de la ruta 1, las obras en las rutas 6 y 7, así como las rutas secundarias que atraviesan el país de oeste a este, entre otras.

Informó que se acelerarán obras por participación público-privada (PPP) que no se han instrumentado y datan de la administración anterior.

De los siete circuitos planificados, uno está en proceso de finalización, otros por comenzar y otros con desarrollo en curso. Además, enfatizó que la aspiración de su cartera es que en un radio de 200 kilómetros se ingrese al puerto de Montevideo en doble vía, por la densidad de tránsito existente.

En materia portuaria, se buscarán interesados en la concesión del puerto de Capurro, en la costa montevideana, donde se podrán instalar frigoríficos pesqueros. Esta obra, que calificó como necesaria y que requiere unos 110 millones de dólares, no cuenta aún con financiamiento.

Por otro lado, se impulsa la licitación del dragado del puerto de Montevideo a 14 metros, lo que permitirá que mejore su competitividad en la región.

Publicado en Noticias

Grúas MAR finalizó su primer parque eólico en Argentina, para el que trasladó y utilizó la grúa más grande de la historia de Uruguay, la XCMG 650 con una capacidad máxima de izaje de 700 toneladas.

La uruguaya Grúas MAR terminó, el 12 de enero, el montaje del último aerogenerador Senvion de origen alemán para el parque Kosten ubicado en Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut, Argentina, a más de 2.500 kilómetros de la capital uruguaya, Montevideo; uno de los parques más al Sur del continente.

 

La grúa, que adquirió Grúas MAR en 2013, es la más grande de Uruguay y una de las más grandes de la región. Tiene una altura máxima de 180 metros, equivalente a un edificio de 60 pisos, y una capacidad de izaje de hasta 700 toneladas que permite ejecutar grandes proyectos, como es el montaje de aerogeneradores en parques eólicos. En el parque Kosten, la altura requerida fue de 130 metros.

 

Además del desafío de la altura, se sumó el de ejecutar el montaje en estas zonas donde hay vientos de entre 80 y 100 KM/H de forma permanente. “En el sur argentino es muy complejo trabajar con esa velocidad de vientos, pero cumplimos con el objetivo porque contamos con esta grúa de gran porte y con un grupo humano capacitado y comprometido”, indicó Enrique Almanza, director de Grúas MAR.

 

El equipo técnico que manipuló la grúa (además de realizar el transporte, carga, descarga, armado y desarmado) es 100% uruguayo, lo que demuestra la vasta experiencia y trayectoria de Grúas MAR en el montaje de aerogeneradores en parques eólicos.

 

El traslado de la grúa hacia Comodoro Rivadavia se realizó en agosto 2019 para su primer trabajo fuera de fronteras. Fueron necesarios 33 viajes de semi remolques, la mayoría sobredimensionados -viajes con exceso de medidas y pesos realizados con equipos especiales de la propia empresa-, para recorrer los 2.500 kilómetros hasta su destino final; de igual forma vuelve a Uruguay.

 

 

La empresa ofrece servicios para el país y para la región en manipuleo, izaje y transporte de cargas pesadas y especiales (torres, generadores, molinos eólicos, vigas de cemento, contenedores) pero también para proyectos de menor envergadura ya que posee un parque muy variado de equipos de entre 5 y 700 toneladas.

 

En los 25 años de trayectoria, la uruguaya Grúas Mar incorporó la última tecnología, su actividad está certificada por la normativa ISO 9001:2015, ISO 14001:2015 e ISO 45001:2018. La empresa ostenta una importante cultura de seguridad y cuenta con un equipo humano calificado para atender los proyectos de cada cliente como si fueran propios.

Publicado en Noticias

Tras la licencia reglamentaria de la construcción, se reiniciaron los trabajos viales, de infraestructura y de espacios públicos que estaban detenidos desde el pasado 23 de diciembre en Montevideo. En lo que refiere estrictamente a reparación o ensanche de calles, se reanudarán unas 50 obras de mayor o menor porte en la capital, según informó el diario El País.

Las que implican mayores extensiones de trabajos, así como desvíos de tránsito y de varias líneas de transporte son las de Belloni, el pasaje a desnivel de Avenida Italia, Gabriel Pereira (entre Ellauri y 26 de Marzo), Rivera (entre Santiago Rivas y Bulevar Artigas), San Martín (entre Teniente Rinaldi y Capitán Tula), y la construcción de la nueva rambla portuaria, entre otras. Las obras del viaducto determinaron el cierre de la circulación por la rambla a la altura de Tajes, Paraguay, La Paz, Galicia, Rondeau, Aguilar, Jujuy y San Fructuoso.

Algunas de estas intervenciones también implican el cierre de calles. Por ejemplo, Camino Cibils estará cerrada entre Verdún y La Boyada y desde Juan Herrera a Nogales; San Martín entre Teniente Rinaldi y Capitán Tula; Avenida de las Instrucciones entre Camino Andaluz y Ruta 102; Felipe Cardoso entre Susana Pintos y la entrada al vertedero municipal; Luis Alberto de Herrera (en diferentes sendas) entre Asilo y Purriel, entre Massini y Avenida Italia y entre Vidal y Asilo.

La reactivación de las obras implica en algunos casos la necesidad de implementar nuevas canalizaciones de tránsito. En Comercio, por ejemplo, regirá un nuevo desvío tanto para líneas de transporte como para vehículos particulares. Hacia el Norte, el desvío será por Gauna, Minnesota, Aizpurúa, Cabrera y Comercio a su ruta habitual. En tanto hacia el Sur, se deberá tomar por Cabrera, Juan de Dios Peza y Hernandarias (que estará flechada hacia Comercio).

En el marco de la obra de rehabilitación parcial del pavimento de la Avenida Rivera entre Santiago Rivas y Bulevar Artigas, que se divide en nueve etapas, desde hoy se trabajará en la primera de ellas en el tramo comprendido entre Marco Bruto y Rossell y Rius.

 

Avenida Italia

Una de las obras que más atascos provoca durante el día es la del pasaje a desnivel -o túnel- en Avenida Italia, que comenzó en marzo del año pasado cuando se instaló el obrador de la empresa Stiler en la intersección con Centenario.

Esta obra, una de las más importantes que está en marcha en la capital, se hace a través del endeudamiento contraído mediante el Fondo Capital.

Otras obras se ejecutan a través del Fondo de Infraestructura Metropolitana de Montevideo (FIMM), un fideicomiso de administración de un crédito aportado por el Banco de Desarrollo CAF, con el respaldo del gobierno nacional.

El túnel de Avenida Italia tendrá dos sendas por sentido e irá desde Luis Sambucetti hasta Brito Foresti, pocos metros antes de la entrada del Hospital de Clínicas. La intervención principal (de Centenario y Ricaldoni) está acompañada de otras complementarias dentro del área delimitada por Bulevar Artigas, 8 de Octubre, Luis Alberto de Herrera y Ricaldoni.

A su vez, el proyecto incluye la construcción de una bicisenda de 1.200 metros sobre la acera Sur de la avenida, que conecte con la red futura que viene por Avenida Italia en el tramo de Las Heras, Ricaldoni hasta Presidente Batlle; Albo entre Avenida Italia y 8 de Octubre.

También prevé nuevas veredas y rampas en los tramos de Avenida Italia entre Las Heras y Avelino Miranda; Albo y Garibaldi entre las avenidas Italia y 8 de Octubre, y Gerardo Grasso ente Albo y Garibaldi. En algunos puntos se modificarán también el ancho de las veredas. También se redistribuirán paradas de ómnibus, colocándose nuevos refugios peatonales.

 

Viaducto de la rambla

Es la obra de mayor duración y probablemente la que más impacto esté teniendo en el tránsito de la capital, sobre todo en los ingresos y salidas desde y hacia el Este que se dan en los horarios “pico”. La construcción del segundo viaducto que tendrá Montevideo es una de las obras viales más importantes y ambiciosas en décadas.

Si bien se hicieron estudios de impacto, canalizaciones por otras vías, flechamientos y hasta corrimientos de paradas de ómnibus, la obra está generando una previsible distorsión en la zona de Rondeau, Paraguay, Cuareim y Avenida del Libertador. Con la rambla cortada (estará así durante casi dos años), para salir de Montevideo hacia el Oeste hay que tomar por Rondeau hasta el final, girar hacia Aguilar, Jujuy y San Fructuoso, hasta tomar la costanera.

El viaducto de la rambla no es comparable con el de Paso Molino: tendrá una extensión de 1.670 metros contando sus rampas de accesos principales y un puente arco de 160 metros de largo, complementándose con una serie de infraestructuras anexas.

Se trata de una inversión de US$ 127 millones, que provienen de recursos de la ANP y de un préstamo de Fonplata de US$ 50 millones. (En base a información de la Intendencia de Montevideo y diario El País).

Publicado en Noticias
Página 1 de 5
Top