En la ciudad china de Shenzhen, un estudio británico proyecta construir un jardín elevado de 1.200 metros con un centro cultural en una punta y una torre como hito urbano en la otra.

Una gigantesca “sala de estar urbana” fue proyectada por el estudio británico Stirk Harbor + Partners, liderado por el arquitecto Richard Rogers, en el barrio comercial Qianhai, ubicado en la ciudad china de Shenzhen.

Según el proyecto -ganador de un concurso internacional organizado por las autoridades de Shenzhen-, este enorme jardín elevado se desarrollará a cielo abierto sobre un terreno vacante que fue recuperado. Con una longitud de 1.200 metros, estará “montado” sobre una autopista, uniendo varios centros de transporte público y generando flujos más cómodos y ágiles.

Así se conforman dos ductos: uno inferior, de tránsito rápido para automóviles y ciclomotores, y otro superior conformado por un gran jardín compuesto de plantaciones autóctonas que tendrá un doble uso: como área de esparcimiento y como circulación peatonal a partir de múltiples bulevares y ciclovías.

El otro extremo de esta “sala de estar”, frente al mar y la bahía de Qianhai, se desarrollará un gran espacio público conocido como “Performance Park”, un sector que incluirá distintos usos culturales, como la Casa de la Ópera y un Centro de Convenciones. En el otro extremo, el espacio estará coronado por una torre de cristal redondeada que se constituirá como hito del paisaje de Qianhai.

 “Además de su impacto urbano como pieza paisajística, este jardín intenta mejorar el transporte público, conectando distintos centros y generando flujos con diferentes 'velocidades': el ritmo rápido del autobús, el ritmo medio de la calle y el ritmo lento del jardín”, sostuvieron desde el estudio Stirk Harbor + Partners.

Según sus creadores, la creación de una serie de rutas dinámicas y amigables a través de las manzanas urbanas ofrecerá una experiencia memorable, única y relevante, que claramente marca las ambiciones de esta ciudad próspera.

“El esquema es de fuerte integridad. Sencillo y a la vez magnífico en su fuerte simbolismo, se adapta perfectamente a la visión del área de Qianhai, al mismo tiempo que refuerza su eje central ", concluyeron   los autores del proyecto.

Publicado en Noticias

La implementación de la metodología Building Information Modeling (BIM) implica entre otras cosas la utilización de un innovador software para el modelado eficiente en distintas aristas dentro de la actividad de la construcción. Su aplicación en Uruguay fue el eje del Segundo Encuentro Nacional BIM, organizado por la Cámara de la Construcción del Uruguay (CCU) y la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND).

“En 2017 la tercera industria en materia de impacto sobre el Producto Bruto Interno fue la construcción. Somos potentes y conscientes de que en los procesos de obra hay muchos sectores involucrados y hay que evitar errores, porque son sinónimo de pérdidas”, Ignacio Otegui, presidente de la CCU, ante una nutrida concurrencia de académicos, estudiantes, profesionales y empresarios.

En el encuentro, que se desarrolló en el Auditorio Mario Benedetti de la Torre de las Telecomunicaciones, Otegui destacó que el uso e implementación del sistema BIM se ha intensificado en los últimos años contribuyendo al incremento de la competitividad de los proyectos.

Por su parte, Germán Benítez, vicepresidente de la CND, agradeció a CAF -banco de Desarrollo de América Latina- y al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por respaldar la trasmisión de mejores prácticas y financiación de iniciativas.

En tanto, Álvaro Ons, representante de Transforma Uruguay, subrayó la esencia cooperativa del método BIM y la importancia de colaborar entre los diversos sectores involucrados para su aplicación.

Durante el evento también se realizó la presentación oficial de BIM Forum Uruguay por parte de su secretaria ejecutiva, Florencia Seré, economista responsable del Departamento de Estudios Económicos de la CCU. Creada en diciembre de 2017, la organización busca promover y acelerar el proceso de adopción de la herramienta en el país mediante iniciativas de investigación, difusión y capacitación para la industria de la construcción, el sector público y privado, y la educación.

En Latinoamérica también hay BIM Forums en Chile, México, Argentina, Panamá y Costa Rica. Según explicó Seré, hasta el momento en Uruguay la organización cuenta con 51 inscriptos, mayormente profesionales del rubro arquitectura, de los cuales un 62% manifiesta tener alto grado de conocimiento de BIM y un 47% señala que el uso de la metodología también es alto.

 

Resultados

Seguidamente, Josefina Borad, jefe de Planificación y Desarrollo de CSI Ingenieros, y Mauricio Loyola, arquitecto chileno especializado en Tecnologías Digitales Aplicadas a la Construcción, presentaron los resultados preliminares de la Encuesta Nacional BIM en Uruguay, realizada a estudios de arquitectura e ingeniería, constructoras y supervisores de obra principalmente de Montevideo.

Entre los resultados, destacaron que entre el 28% y el 34% de los encuestados son usuarios de BIM, siendo los arquitectos los que muestran el mayor nivel de utilización general (51%), seguidos por ingenieros (40%) y constructores (20%). En términos de satisfacción, en una escala del 1 al 10 los usuarios de BIM en Uruguay lo puntúan con un 7, mientras que entre las principales barreras percibidas para implementar el software destaca su alto valor en un 71%.

Considerando esto, Loyola concluyó que “es un muy buen momento para aplicar la metodología porque hay masa crítica, pero tener diferencias tan grandes entre disciplinas afecta la articulación e impide que los beneficios de BIM se transfieran a la obra”.

 

Foto: © g.adda - ccu/gota

Publicado en Noticias

Ya se dieron  a conocer los principales edificios que se estrenarán en Dubai Expo 2020 que dan una idea de la arquitectura por venir. Entre ellos, detalles futuristas, interactivos, descollantes y sustentables.

Bajo el lema “Conectando las mentes, creando el futuro”, la muestra que se desarrollará en un predio de 438 hectáreas en Jebel Ali, una ciudad portuaria ubicada entre Abu Dhabi y Dubai, que permitirá conocer algunos lineamientos de la arquitectura que se  viene. Entre las sorpresas se cuenta la obra “Poem Pavilion”, de la escenógrafa británica Devlin,  y uqe se trata de una estructura performativa que representará  a Inglaterra.

Según trascendió, conceptualmente el pabellón es una obra multipropósito. Se trata de un cono recostado, de 20 metros de altura, formado por filas de listones de madera laminada salientes, en forma de cruz. Estos “bastones” se extienden horizontalmente, con la punta del cono en su parte trasera. El extremo de estas estructuras conforman la fachada del edificio, en donde se imprimirán aforismos en diversas lenguas, creados tanto por la autora de la obra como por los propios visitantes. El resultado es la creación de una suerte de “poética colectiva universal” en varios idiomas.

El ingreso al edificio será por la parte inferior, a través de un laberinto que guía a los visitantes hasta el Espacio Coral, un espacio donde sonarán voces en coro de todos los continentes. Según Devlin, el concepto se inspiró en uno de los proyectos finales del físico Stephen Hawking de 2015, llamado Breackthorough Message, consistente en crear mensajes digitales que representarían a la humanidad.

“Mi esperanza es que la fusión entre arquitectura, poesía, música y ciencia en este proyecto dirigido por mujeres atraiga e inspire a las niñas y mujeres jóvenes a investigar áreas de ciencia y tecnología”, señaló Devlin en una nota publicada por el suplemento ARQ del diario argentino Clarín.  La muestra girará en torno a tres ejes temáticos: la movilidad, la sustentabilidad y la oportunidad.

Por su parte, la firma BIG del danés Bjarke Ingels creó el “Pabellón de las Oportunidades”, basado en una relectura de la arquitectura icónica de los Emiratos Árabes, teniendo especialmente en cuenta su funcionalidad a largo plazo y su sustentabilidad una vez concluida la muestra, tal como estipularon las bases del concurso. El proyecto de BIG se constituye como un edificio con una base inferior arqueada con un patio verde. En tanto, el británico Grimshaw Architects desarrolló su “Pabellón de la Sostenibilidad” como un conjunto de estructuras con forma de antenas parabólicas en cuyo interior funcionará un centro de promoción de tecnologías sustentables. El edificio se rodea de jardines, senderos serpenteantes y enclaves sombreados que regeneran los ciclos naturales.

Publicado en Noticias

Este 6 y 7 de octubre se conmemora una nueva edición del Día del Patrimonio, bajo el lema “Patrimonio y diversidad cultural – 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”. Para conocer cómo se prepara el evento que moviliza al 10% de la población, unas trescientas mil personas, Del Constructor conversó con Nelson Inda, presidente de la Comisión del Patrimonio Cultural.  Inda, explicó además, los diferentes tipos de patrimonio, que se dividen en materiales, inmateriales y naturales, que hacen al acervo cultural de nuestro país.

 

¿Cuáles son los alcances de esta nueva edición del Día del Patrimonio? 

Esta edición tiene un lema compuesto, porque es un lema que por un lado provoca y convoca a los uruguayos con los 70 años de la Declaratoria de los Derechos Humanos. Algo que es muy importante, en el cual todo el planeta se adhirió a ese tema al terminar la Segunda Guerra Mundial. Por lo tanto, al cumplirse los setenta años, de algún modo se está adhiriendo el Día del Patrimonio a esa declaración. Pero a su vez, esa declaración se ha ido complementando y hoy ya no hablamos solo de derechos individuales, sino que estamos hablando de derechos colectivos. O sea, el derecho que tiene el ciudadano de adherirse a su núcleo social para determinadas culturas que se pueden practicar perfectamente y que no solamente es un tema de patrimonio, sino que es un tema de sobrevivencia social. Entonces la Unesco, que realiza sus propuestas a los estados partes, una de las convenciones que tiene es, justamente, las expresiones de la diversidad cultural, que es el enunciado del derecho colectivo a tener su propia expresión cultural. Y a nosotros nos pareció que complementaba la Declaración de Derechos Humanos con esta edición donde, de algún modo, estamos planteando los derechos colectivos.  ¿Y dónde está adherida la Unesco? La Unesco se ha adherido a un tema que hoy por hoy es un tema casi mundial y es que las naciones no se identifican por una sola identidad. Por ejemplo, nuestra identidad hoy es pluri identitaria, se arma de diferentes modelos patrimoniales. Y eso lo conocemos acá, no necesitamos decir la influencia que ha tenido en el Uruguay las corrientes migratorias. Nuestro país es el fruto de muchas identidades.

 

¿Hay algún circuito preparado para esta edición?

Si existen, están en la guía del patrimonio que se elabora en la Comisión, a través de las inscripciones que realizan más de cuatrocientas instituciones de todo el país que proponen más de mil actividades. Eso se arma con aquellos que coordinan el Día del Patrimonio. Pero tu pregunta es importante, porque el Día del Patrimonio no lo arma la Comisión de Patrimonio, ni el Ministerio de Educación y Cultura. Lo arma la gente. ¿Cuál es nuestro trabajo entonces? Juntarlas, visualizar que las actividades para que no se superpongan aquellas del mismo tipo y después elaborar la guía de actividades que fueran presentadas antes del 10 de agosto. Igual son muchas más actividades de las que aparecen en la guía, pues muchas se concretan después de esa fecha.  Nosotros vamos a hacer la apertura del Día del Patrimonio en Aceguá, visualizando lo que podría ser una cultura fronteriza y aceptándola, y el cierre será en el Palacio Legislativo con el aparto de delegados de las Naciones Unidas y de la Unesco en referencia a los setenta años de la declaración de los Derechos Humanos. 

 

Material e inmaterial 

¿Cuán rico es el acervo patrimonial uruguayo? 

El Uruguay tiene, por convención, tres tipos de patrimonio. Está el patrimonio cultural material que es la arquitectura, los documentos, los sellos y obras de artes. Luego está el natural, que está por fuera de nuestra comisión y del Ministerio de Educación y Cultura y compete al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. Luego está el paquete del patrimonio inmaterial, que son los saberes, habilidades, ritos, bailes, que conforman esa otra cara del patrimonio, que el  Uruguay debe mantener, conservar y acrecentar. En ese sentido, al firmar la Convención del Patrimonio Inmaterial, el Uruguay se comprometió frente a la comunidad internacional,  al igual que todos los países que la firmaron, presentar ese patrimonio inmaterial. En este momento, desde la Comisión del Patrimonio se está organizando el inventario nacional de patrimonio inmaterial. La tarea es visualizar cuál es el elemento inmaterial y definirlo. Por ejemplo, el talabartero, ese oficio que trabaja con el cuero y que tiene doscientos años y aún está vivo. Porque esa otra condición: el patrimonio inmaterial debe estar vivo. El patrimonio muerto no sirve. Tiene que estar vivo y formar parte de la sabiduría o de las habilidades de nuestros compatriotas. El segundo tema es descubrir qué colectivo es el propietario de ese patrimonio inmaterial, ya que este no tiene un único propietario. Alguien puede ser propietario de un monumento histórico en caso que lo haya comprado, pero no se puede ser propietario de una sabiduría o de un baile. Hay que descubrir entonces a qué colectivo, que puede ser nacional o local, rural o urbano, le corresponde ese patrimonio inmaterial. Y después hay que descubrir cuál es el espacio físico que ocupa ese colectivo. Siguiendo con el ejemplo de la talabartería, hay que ver si ocupa todo el territorio nacional o se concentra en un lugar específico del país. Otro tema es la salvaguarda. Así como en el patrimonio edilicio, la salvaguarda está en la gestión y en el mantenimiento, esto último, algo fundamental, en el inmaterial la salvaguarda es el registro del proceso de cómo se va elaborado en el tiempo. Ahí está la clave. Si no hay registro, no hay salvaguarda. El Uruguay y sus ciudadanos tienen que saber si, y volvemos a la talabartería, sigue trabajando con los mismos elementos de 1880, si se elaboró otros modos de trabajar en el siglo XX, si hoy se trabaja igual y quiénes utilizan esa producción.

        

Lo edilicio

¿Qué es lo fundamental en el caso del patrimonio edilicio?

Lo fundamental es seleccionar. En Montevideo hay doscientos mil edificios. ¿Pueden ser todos ellos monumentos históricos? No. Entonces la pregunta es ¿cuáles pueden ser y qué merito tienen para ser patrimonio de todo el Uruguay? Ahí es donde entra la Comisión del Patrimonio para seleccionar. Y para seleccionar, cada vez somos más estrictos, en el sentido que se selecciona edificios que tengan méritos históricos y específicos arquitectónicos, que tengan una administración o un propietario dispuesto a mantenerlo y que además su designación sea la ocasión de un acto público de compromiso de mantenimiento del edificio. Eso son los términos que utilizamos para la designación. Por lo tanto son pocos los que ingresan anualmente a esa lista.

 

¿Y cuántos hay en la lista?

La interpretación de la lista de monumentos históricos puede dar lugar a errores. Por ejemplo, el departamento de Colonia no solamente es monumento histórico del Uruguay, sino que está en la lista del Patrimonio Mundial y para estar en esta lista, todos los padrones que conforman Colonia deben ser monumento histórico. O sea, en Colonia hay 275 padrones que son monumentos históricos. Colonia es una unidad, pero a los efectos de monumento histórico, cada padrón, cada casa, también lo es. Otro ejemplo de lo que estamos hablando es el barrio Reus al norte, donde cada edificio es un monumento histórico. Entre Colonia y barrio Reus son dos monumentos históricos como unidad pero conformados entre ambos por setecientos monumentos históricos. Si sumamos padrón por padrón deben andar en 1.800 monumentos histórico en todo el Uruguay, pero si sumamos lo que son las unidades ya evidentemente es menos.        

 

Y año a año se puede ver la avidez del público por visitarlos.

Es increíble. Te diría que somos la envidia de América Latina, porque si bien en todos los países latinoamericanos existe el Día del Patrimonio, pero no tienen la convocatoria, la concurrencia que tiene el de Uruguay. Acá ya es un tema turístico. Hay gente que viene de Argentina a Colonia para ver los monumentos históricos cuando conmemoramos nuestro día del patrimonio. En Uruguay moviliza más de trescientas mil personas, lo que demuestra que hay una gran expectativa. El Día del Patrimonio ya pasó a ser patrimonio de los uruguayos.

Publicado en Recomendadas
Miércoles, 12 Septiembre 2018 17:08

Fachadas surrealistas en el Museum Garage

Las fachadas son, sin dudas, los principales atractivos de un edificio o de una construcción. Un claro ejemplo es el Museum Garage de Miami, un complejo de siete pisos, que concentra espacios comerciales, áreas públicas, y un estacionamiento con capacidad para 800 vehículos. Inaugurado hace unos meses, sus fachadas generan una imagen surrealista como consecuencia de la combinación de cinco intervenciones artísticas.

La historia de este edificio se remonta a 2015, cuando el promotor del Distrito del Diseño de Miami, Craig Robins, encargó al arquitecto Terence Riley desarrollar conceptualmente el proyecto, quien tuvo la idea de invitar a cinco estudios de arquitectura de todo el mundo: WORKac, J Mayer H, Clavel Arquitectos, Nicolas Buffe y K / R. A. A. cada uno le asignó un área para que crearan libremente y como resultado quedó esta verdadera obra de arte.

El estudio J Mayer H, con sede en Berlín, diseñó una fachada titulada XOX (abrazos y besos en inglés) que se encuentra en la esquina del edificio. La intervención se compone de grandes volúmenes de formas sinuosas con rayas rojas y azules, que se mezclan con pantallas metálicas lacadas en blanco. Las piezas parecen un rompecabezas que flota por encima del edificio. Un detalle, además, es que de noche las pantallas blancas se retroiluminan.

La intervención del equipo de WORKac, fue más allá de una simple piel, su fachada adquiere un cierto volumen pero alberga en altura una auténtica Granja de Hormigas (así es el título de la intervención). Se trata de espacios en miniatura que recrean un jardín, una biblioteca, un espacio de arte y un patio de recreo. Las áreas de circulación aparecen y desaparecen detrás de una pantalla de metal perforada.

Otra de las intervenciones que se destacan es la que diseñó la firma española Clavel Arquitectos. Se trata de una cuadrícula de 45 vehículos pintados en tonos dorados y plateados. Con el título Atasco urbano, esta obra se inspira en el renacimiento de la vida urbana en el Distrito del Diseño de Miami, donde las estructuras antiguas se convierten en espacios revalorizados.

El estudio neoyorkino K / R. A. A. ha diseñdo una fachada estampada en naranja y blanco que toma su forma de las barreras de trafico de EEUU. Bautizada como Barricada, en la obra sobresalen grandes cubos de hormigón que parecen volar sobre la acera.

Por último, el artista francés Nicolas Buffe, creó una composición con enigmáticas figuras en chapa negra cortada con láser y plástico de resina de fibra. A nivel de calle, como si de un edificio renacentista se tratara, el diseñador colocó cuatro cariátides (figura femenina esculpida, apoyada sobre una columna, con un entablamento que descansa sobre su cabeza), con función de columna de siete metros de altura a la entrada y a la salida del garaje. La instalación denominada “Juego serio” es el resultado de la yuxtaposición de las dos obsesiones del autor: el anime japonés y la arquitectura barroca y rococó.

Publicado en Noticias
Página 8 de 12
Top