Ahora, un nuevo producto, que tiene la apariencia de un piso de canto rodado pero que requiere mínimo mantenimiento, permite realizar solados permeables al agua en grandes superficies continuas. Llamados genéricamente suelos drenantes, este nuevo producto es una alternativa para minimizar el impacto del agua de lluvia al permitir que escurra hacia la napa. Esta solución proporciona una superficie absorbente, con alta resistencia al tránsito y al desgaste.

 

Mejora el microclilma

Los pisos porosos se recomiendan para áreas exteriores, calles o estacionamientos porque evitan que el agua se acumule en la calzada y contribuyen a reducir el ruido del tránsito. En las industrias, son útiles para resolver requerimientos técnicos y municipales que exigen permeabilidad de algunas zonas. “Su porosidad, de hasta el 50%, permite escurrir hasta 800 litros por m2 por minuto”, según explicaron desde  una de las empresas que instala el producto.

Por otro lado, la estructura abierta que lo caracteriza reduce el porcentaje de absorción del calor, mejorando el microclima. Y resulta estable para resistir los ciclos de congelación y descongelación.

El piso está compuesto por áridos aglomerados con resinas epoxídicas o poliuretano y funciona como un adhesivo para unir agregados inertes para formarlos en superficies continuas y resistentes. El producto impide que las raíces de las plantas rompan el pavimento, lo que garantiza una mayor durabilidad del solado en parques y veredas.

 “Los pisos drenantes de poliuretano también son ideales para veredas de barrios privados o estacionamientos residenciales, ya que implican un costo menor a los pavimentos tradicionales, los tiempos de aplicación se reducen a la mitad”, destaca Marcelo Rosa, de Basf.

 

Piedras naturales

El empleo de diferentes tipos de piedras naturales aporta variadas terminaciones, y la posibilidad de añadir pigmentos o colorantes permite usarlo en todo tipo de diseños arquitectónicos. El material cohesionante es transparente, por lo que el piso toma el color y la apariencia del tipo de árido utilizado. El margen para variar el tamaño del agregado y el espesor de la resina depende del peso que deba soportar el piso y del volumen de escurrimiento de agua requerido.

Para su instalación, generalmente se utiliza como apoyo el terreno natural. Sobre éste se arma una base de piedra partida de diferentes granulometrías, ausente de finos y compactada por medios mecánicos. Finalmente, la capa de terminación resulta de un espesor de entre 20 mm y 50 mm (según el uso previsto) y se conforma por áridos seleccionados, libres de polvos y secos. Esta mezcla se cohesiona con el aglomerante.

Por otro lado, este producto, aplicado en las azoteas transitables, actúa como un atenuador del escurrimiento del agua de lluvia, evitando la saturación de los desagües pluviales. Esta cualidad del piso lo convierte en un sistema eficiente para disminuir las escorrentías pluviales que son un gran problema urbano.

Publicado en Noticias

Mitsubishi Electric celebró la entrega de la quinta edición de sus Premios Tres Diamantes en España, con los que reconoce el trabajo de innovación en el uso de energías renovables y aprovechamiento de recursos naturales.

El consumo energético de los edificios representa en Europa el 40% del gasto total. Este dato da una idea de la importancia de la innovación en materia de eficiencia energética en la construcción y rehabilitación de edificios. Es precisamente este esfuerzo el que cada año, como parte de su Responsabilidad Social Corporativa, premia Mitsubishi Electric en los galardones Tres Diamantes, que se entregaron en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid —al tiempo que se abrió la convocatoria para el próximo año—, y que se han consolidado en esta quinta edición, como un referente en el sector.

“La calidad no es un accidente, es el resultado de un esfuerzo inteligente”, señaló Elena González, directora de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos (Anese) e integrante del jurado, para referirse a la excelencia de los 42 proyectos que se presentaron en esta convocatoria de los premios, y también la de los 254 que se han propuesto desde que en 2014 se anunciara la primera edición.

Todos ellos han empleado la innovación de los sistemas de climatización de Misubishi en el desarrollo de sus proyectos, adaptándolos a las necesidades específicas del edificio, su uso residencial, en oficinas o  congresos, y los recursos disponibles por su ubicación geográfica.

“La innovación en el desarrollo de producto, con el objetivo fundamental de máxima eficiencia y ahorro energético, forma parte de nuestro ADN”, según afirmó Pedro Ruiz, director general de Mitsubishi Electric Living Environment System al El País de Madrid.

 

Los cinco trabajos ganadores fueron:

Villa Sa Ferradura (Ibiza).  Este proyecto mereció el primer premio, el Tres Diamantes, en los galardones de Mitsubishi Electric, dotado de 20.000 euros. La vivienda, ubicada en un paraje con alto valor ecológico y paisajístico, donde la integración arquitectónica era imprescindible, ha destacado por la combinación de sistemas de generación de agua potable y recuperación de agua de lluvia, su alta eficiencia energética (calificación A), entre otros.

 

Vivienda Unifamiliar Son Vida (Mallorca). El estudio Proyectos Illes eligió para la climatización de esta vivienda un sistema de volumen variable de refrigerante (VRF) por agua, considerado como el máximo exponente del ahorro energético porque elimina sistemas intermediarios en los que se suelen producir pérdidas de energía. Además, introdujo una producción de agua caliente para calefacción y agua caliente sanitaria mediante un sistema de aerotermia geotérmico (Ecodan CHRV), capaz de ofrecer agua de hasta 65ºC.

En cuanto a energías renovables, la casa se ha equipado, además de geotermia, con captación solar fotovoltaica y un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor.

 

Edificio NZEB Mendillorri (Navarra). El edificio NZEB, en el barrio pamplonés de Mendillorri cuenta con certificación Passivhaus de Navarra, un estándar de eficiencia energética con el que se reduce el impacto medioambiental de un edificio, gracias a la enorme reducción de energía necesaria para calentar o enfriar el aire.

Su concepto bioclimático viene dado por un elevado nivel de aislamiento y un diseño arquitectónico dirigido a maximizar ganancias solares en invierno y, de este modo, reducir al mínimo la demanda de calefacción. Esta baja demanda energética del edificio lo ha posicionado como uno de los edificios más eficientes de España.

El sistema integra ventilación y calefacción —mediante recuperadores de calor con baterías de post-calentamiento a través de aerotermia—, y un control centralizado del edificio con sondas de calidad del aire en cada estancia y acciones correctoras para la optimización de la instalación.

 

Casa de Cultura Blanca d’Anjou (Tarragona). Galardonado con el premio plata en los premios de Mitsubishi Electric, con una dotación de 5.000 euros, este edificio de nueva planta en el núcleo antiguo de Hospitalet de l’Infant, enTarragona  cuenta con sistemas VRF condensado por agua con recuperación de calor.

También tiene una instalación geotérmica a través de pozos verticales; y un sistema de control para ajustar el flujo de agua geotérmica y reducir el consumo.

La ventilación del edificio se realiza mediante una UTA (Unidad de Tratamiento de Aire) de alta eficiencia, que controla la cantidad de aire que entra del exterior, lo filtra, lo climatiza y lo humecta, con unos altos niveles de recuperación de calor y un sistema de control por sondas CO2.

 

Torre Glóries (Barcelona). La reforma de la conocida anteriormente como Torre Agbar, uno de los edificios más emblemáticos de Barcelona, ha merecido el Premio Oro, con una dotación de 10.000 euros. Se trataba, aseguran los responsables del proyecto, de una solución compleja por su configuración arquitectónica.

Entre las especificaciones técnicas del proyecto energético del edificio, se incluyeron sistemas VRF de alta eficiencia con recuperación de calor y control de la temperatura mediante evaporación; tratamiento del aire primario mediante UTA, dotadas de recuperación de calor, filtros de polarización activa y sistema de humectación adiabática, que aísla la temperatura interior de la exterior.

Publicado en Noticias

En Ciudad de México, San Pablo, Lagos, Shanghái y Delhi, la población no aumenta según el crecimiento lento y gradual que la teórica del urbanismo canadiense  Jane Jacobs pensaba que era el bueno para las ciudades, sino que irrumpe como un desbordamiento. La mera magnitud de estas ciudades de aluvión señala una quiebra respecto de Europa y Estados Unidos de América. Por ejemplo, los demógrafos de Naciones Unidas calculan la actual población de Delhi en 24 millones. La ciudad más grande del mundo es Tokio, con 37 millones de habitantes. En 1950, como contraste, solo había un puñado de ciudades con 8 millones de habitantes; Londres y Nueva York se mantienen hoy algo por debajo de los 9 millones. Pero la tasa de crecimiento urbano, más que las puras cifras, no ha marcado un abismo entre el Sur y el Norte global. Delhi crece a alrededor del 3%; en el siglo XIX, Nueva York y Londres crecieron a un ritmo similar. La diferencia está en que el motor urbano occidental se está enfriando; hacia 2050, Nueva York y Londres habrán crecido tal vez un 18%, mientras que Delhi será por lo menos un ciento por ciento más grande.

La pregunta es ¿por qué crecen tanto las ciudades?  Una respuesta se encuentra en los escritos del economista y filósofo escocés de Adam Smith. Tal como expone en el libro “ La riqueza de las naciones”, publicado en 1776, los mercados más grandes dispararán la división del trabajo en el proceso productivo. Un ejemplo moderno es que la gran demanda de automóviles baratos sustituyó las carrocerías fabricadas a mano antes de la Primera Guerra Mundial, y en los años veinte perfeccionó las diferentes tareas de la línea de montaje. En relación con Smith, la analogía urbana sería que si se destinan 10.000 personas a un área que anteriormente albergaba a 2.000, hasta las casas deberán adecuarse a la división del trabajo, con apartamentos de distintos tamaños y formas, a la vez que dedicar otros espacios a usos especializados, como aparcamientos bajo jardines. En otras palabras, la magnitud engendra complejidad.

 

Megalópolis

Una “megalópolis” es consecuencia de este modelo de desarrollo, en el que la división del trabajo, las funciones y las formas se intensifican a medida que la ciudad se expande. Lo normal es que la expansión esté enmarcada en términos geográficos o regionales. En la actualidad, Pekín está tratando de crear una megalópolis generando una región urbana de centenares de kilómetros, con subciudades conectadas entre sí por un eficiente sistema de transporte.

A diferencia de la mal afamada extensión de Ciudad de México, la idea china consiste en que cada una de estas subciudades se convierta en una ciudad por derecho propio y desempeñe una función especializada en el seno de la gran Pekín. El modelo norteamericano para esto es la megalópolis que se extiende desde Washington hasta Boston y que se desarrolló en el siglo pasado a lo largo de la costa oriental de Estados Unidos, región urbana que analizó el geógrafo

Tampoco una megalópolis es, al menos exactamente, lo que se nomina una ciudad global. En las ciudades globales, la proximidad entre ciudades dentro de una región metropolitana no importa demasiado. Hay un conjunto de tareas financieras, legales y correspondientes a otros servicios especializados que tiene a su cargo la economía global; estas “funciones globales” se reparten en diferentes ciudades de una red en la que cada ciudad desempeña un papel particular, por lejos que se hallen una de otra. Por ejemplo, alguien está a punto de comprar mil toneladas de cobre para dedicarse al negocio global de ese mineral.

El precio por tonelada puede negociarse en Chicago, donde hay un mercado especializado en materias primas. La financiación puede venir de bancos de Tokio. El asesoramiento legal necesario podría buscarse en Londres, donde los especialistas tienen gran experiencia en las particularidades nacionales de los diferentes regímenes legales.

Para la extracción del cobre se puede buscar consejo en Dallas, donde, gracias a sus industrias petroleras, los expertos lo saben todo acerca de equipamientos a gran escala. En conjunto, Chicago, Tokio, Londres, Dallas, La Paz y Johannesburgo se comportan como una molécula de ciudad global.

Publicado en Noticias

Según un estudio de la consultora Mercer, que analiza 39 factores agrupados en 10 categorías, como "ambiente político y social" y "recreación", Viena destaca como la mejor ciudad del mundo para vivir.

En tanto Caracas, se desplomó 29 puestos y es la peor en calidad de vida.  Montevideo se posicionó  como la ciudad latinoamericana con mejor calidad de vida en el lugar 78.

Viena, la capital de Austria, fue por décimo año consecutivo la ciudad con mejor calidad de vida del mundo.

La capital de Austria es una ciudad de tamaño medio, segura y relativamente verde, características que comparte con el segundo lugar, Zúrich -una urbe mucho más cara y con un importante centro financiero- y con Auckland, Múnich y Vancouver, que ocuparon el tercer lugar.

Caracas, en tanto, se desplomó 29 puestos y fue la peor de América Latina en el lugar 202. La consultora Mercer dijo que la capital venezolana "vio caer los estándares de vida luego de una significativa inestabilidad política y económica".

Venezuela ha sufrido de hiperinflación, escasez de bienes básicos y, más recientemente, una crisis política desde que el líder de la oposición, Juan Guaidó, se autoproclamó presidente en enero.

Sin embargo, su índice se basó en los datos analizados entre septiembre y noviembre de 2018, lo que significa que no tuvo en cuenta acontecimientos recientes, como un apagón y protestas.

Según la consultora, la calidad de vida está determinada por muchos factores, desde el acceso al transporte público y los niveles de congestión del tráfico, a la disponibilidad de viviendas, escuelas internacionales y la escena cultural de la ciudad.

Las 10 ciudades al final de la lista de 231 urbes analizadas fueron casi las mismas que las del último ranking, entre ellas Bagdad, Saná y Puerto Príncipe en el Caribe.

 

Latinoamérica

Después de Montevideo, Buenos Aires y San Juan de Puerto Rico le siguen como las ciudades latinas con más calidad de vida, Santiago de Chile (93), Ciudad de Panamá (97), Brasilia (107), San José de Costa Rica (108), Monterrey (113), Asunción (115), Rio de Janeiro (118), San Pablo (119), Quito (122), Lima (124),Bogotá (128),Ciudad de México (129), La paz (156), San Salvador (175), La Habana (192) y Caracas (202).

 

Seguridad

Este año el estudio incluyó un escalafón en el que se mide a las ciudades en materia de seguridad personal. Para esto se tiene en cuenta factores como la estabilidad interna de las ciudades, los niveles de delincuencia, la aplicación de la ley, las relaciones con otros países y, la libertad de prensa, entre otros.

“La seguridad personal es la base de la estabilidad en cualquier ciudad, sin la cual no pueden prosperar los negocios ni los talentos”, señala el estudio.

“Las ciudades Latinoamericanas se encuentran rankeados en las siguientes posiciones; Montevideo (90), Santiago de Chile (98), Manaos (103), Asunción (110), Buenos Aires (136), La Paz (152), Lima (157), México (157) y Caracas (222) siendo el país más inseguro de la región”, concluyó el estudio.

Publicado en Noticias

El Centro Harvard para Edificios y Ciudades Verdes (CGBC) inauguró el laboratorio de HouseZero que permitirá desarrollar investigación de vanguardia sobre el diseño y la operación de edificios energéticamente eficientes. El Centro, que pertenece a la escuela de graduados de diseño, modernizó su sede en un edificio de la década de 1940, en Cambridge, para transformarlo en un prototipo de ultraeficiencia energética, con objetivos de desempeño radicalmente ambiciosos: consume “casi cero” energía para calefacción y refrigeración, y nada para iluminación eléctrica durante el día, ya que opera con ventilación 100% natural. El estudio Snøhetta estuvo a cargo del proyecto y Skanska Teknikk Noruega fue el ingeniero líder en energía.

 

Investigación y trabajo

HouseZero será aprovechado como espacio de trabajo y herramienta de investigación a la vez. El Centro tendrá acceso a millones de datos provenientes de sensores integrados en cada componente de la construcción para monitorear continuamente su rendimiento. Estos datos también proporcionarán a los investigadores de Harvard una comprensión precisa del comportamiento complejo de un edificio. Y alimentarán una simulación computacional, lo que ayudará al Centro a desarrollar nuevos sistemas y algoritmos de aprendizaje basados en datos que promuevan la eficiencia energética, el confort y la sustentabilidad.

El proyecto apunta a redefinir cómo se puede conectar y responder una construcción y su entorno natural, para promover la eficiencia y la salud. En lugar de acercarse a la casa como una “caja sellada”, los materiales fueron pensados para interactuar con el ambiente exterior de una manera más natural. El edificio se ajustará estacionalmente, e incluso a diario, para alcanzar los objetivos de confort térmico para sus ocupantes.

Los 285 sensores integrados en el edificio recopilan casi 17 millones de datos diarios. Esta información permite que el edificio se ajuste automáticamente en respuesta a variables internas y externas, como la temperatura del aire exterior o la lluvia, los niveles de CO2 en el interior y la temperatura del aire.

La iluminación artificial no se utiliza durante las horas de luz diurna porque el diseño está optimizado para maximizar el uso de la luz natural y las prácticas solares pasivas. Una planta abierta y una selección de materiales de colores claros aumentan la sensación de apertura.

 

Software y sensores 

La ventilación natural se controla mediante un sistema de apertura de ventanas que emplea un software sofisticado y sensores para abrir y cerrar ventanas automáticamente y mantener un ambiente interno confortable. El edificio en sí busca la mejor comodidad posible; no obstante, se puede operar una ventana manualmente.

Los investigadores buscan que HouseZero sea una herramienta eficaz para erradicar el stock de edificios existentes ineficientes.

En Estados Unidos, las construcciones son responsables de alrededor del 40% del consumo de energía, donde las viviendas representan casi una cuarta parte, según el informe de la universidad. Abordar las ineficiencias energéticas de ese grupo problemático ofrece una gran oportunidad para reducir su impacto en el cambio climático”, afirmaron los investigadores de HouseZero.

Publicado en Noticias
Página 1 de 6
Top