JoomlaLock.com All4Share.net

El prever y evitar los accidentes laborales es la preocupación máxima de toda obra en construcción y dada la importancia que dicho problema ha tomado en virtud de la nueva ley en vigencia, la firma PROAMAR ofrece una solución para minimizar ese riesgo: El sistema de redes de seguridad Segu-Red®.

Los accidentes laborales son un problema, que si bien han disminuído a través del tiempo, aún queda mucho por hacer al respecto. Una de las formas de prevención es obligar al operario del uso de elementos de seguridad, y el control permanente de que dicha utilización se realice, así como también que los elementos a usar posean certificaciones que los avalen.

Los accidentes por caídas desde altura en la construcción son los más frecuentes, llegando al 50% de la totalidad de los siniestros, teniendo consecuencias graves o fatales en la mayoría de los casos.

No hay nada infalible para evitar la caída de las personas que trabajen en altura, pero sí hay sistemas que pueden ser más eficientes que otros.

PROAMAR comercializa un sistema de redes de seguridad colectiva (denominado Segu-Red®) utilizado en obras de construcción de edificios, puentes, galpones o torres. El sistema, creado en España, es capaz de cubrir grandes superficies y da total libertad de movimiento de los trabajadores, contrariamente a los sistemas de seguridad individuales que permiten un desplazamiento restringido. Construcciones de gran porte han utilizado este sistema para el trabajo en altura de sus operarios.

 

Ventajas

Segu-Red® es una red de protección colectiva de fabricación española certificada por el Instituto AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación), que involucra y brinda seguridad contra caídas a todos los operarios que se encuentren por encima de la misma, pero además también protege a los que puedan estar debajo (operarios, transeúntes, vehículos, etc.), contra la caída de cualquier elemento de la obra (herramientas, materiales, etc.).

Los otros sistemas como ser arneses o cinturones de seguridad son de uso individual y el grado de protección dependerá de la responsabilidad y conocimiento del operario en su correcta utilización. Otro sistema que se ve frecuentemente en obras, son las bandejas de varilla de hierro con tejido de alambre, pero su utilización no resiste análisis y resulta inexplicable que pueda ser autorizado.

 

Características

En cuanto al tamaño estándar de la red, es en módulos de 10 por 5 metros, con un entramado de 10 por 10 centímetros, y el hilo es polipropileno trenzado de 5 mm. Pueden ser instalados de forma horizontal o vertical, sus materiales son de alta tenacidad y las medidas utilizadas cumplen con la norma europea UNE-EN 263 1 que es la que exige la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR).

El sistema Segu-Red® se monta a través de soportes estructurales llamados horcas o pescantes, fabricadas con caños en espesores determinados por la norma española, de 8 metros de alto y vuelo de 2 metros, que cumplen la función de absorber la energía del peso amortiguando el golpe.

Cuando una persona o un objeto cae, (es frecuente con los chapones de madera que se usan para la confección de las losas), el sistema (red y pescante) absorberán el impacto ya que ambos están diseñados para ese efecto de amortiguación, lo cual hará disminuir las consecuencias del accidente. Luego de una situación de ese tipo será necesario siempre revisar todo el sistema en la zona de impacto.

Las redes de seguridad tienen además un código de trazabilidad, lo que nos permite saber la fecha de adquisición y los datos del cliente.

 

En caso de que las redes quieran reutilizarse en una segunda obra, deberán ser sometidas a control, para lo cuál se debe testear el hilo testigo que hay en cada módulo ante el LATU, y dicho resultado determinará si pueden seguir en uso. La vida útil de las redes es de un año y medio quizá dos. La del pescante, puede ser un poco más, dependerá de las condiciones de uso en cada obra.

 

www.proamar.com.uy

Publicado en Noticias

La madera es por su naturaleza un material heterogéneo que presenta importantes variaciones en sus propiedades. Para ser utilizada como elemento estructural debe clasificarse con el objeto de posibilitar su uso en diferentes aplicaciones.

La clasificación visual de la madera está muy relacionada con las características de crecimiento de los árboles, las cuales dependen de las especies forestales y de sus condiciones de crecimiento.

La caracterización de las propiedades resistentes y elásticas de los materiales de uso estructural en la construcción es un requisito para el cálculo de estructuras con criterios de seguridad.

Es por esta razón que el Instituto Uruguayo de Normas Técnicas (UNIT) se encuentra desarrollando un programa de Normalización para la generación de normas técnicas sobre el uso estructural de la madera.

Como actividad inicial en agosto de 2017 se convocó a las partes interesadas a  un Taller denominado “Normalización de estructuras de madera” con el propósito de presentar y discutir una propuesta para la elaboración de normas técnicas UNIT relacionadas a las estructuras y construcciones en madera.  En ese ámbito, se expusieron diferentes metodologías que podrían utilizarse para el desarrollo de una norma UNIT de cálculo estructural en madera. Asimismo, se realizaron exposiciones para promover el debate e intercambio de opiniones entre los panelistas y los asistentes al taller con la finalidad de definir una estrategia a seguir.

Como resultado de este taller se decidió conformar el Comité Especializado UNIT de Madera de uso estructural con el propósito de llevar adelante un programa de normalización para elaborar un conjunto de normas aplicables al uso de la madera en estructuras. Para ello se solicitó designación de delegados a diferentes organizaciones reconocidas a nivel nacional relacionadas a esta temática. Este comité ha tenido la participación activa de delegados de MVOTMA, MTOP, ANV, LATU, UTE, ADIMAU, SAU, SPF, FAGRO-UDELAR, FADU-UDELAR, FING-UDELAR, Facultad de Arquitectura– Universidad ORT, CUT UDELAR, CETP, LUMIN, STEKO Uruguay S.A., PERCAT Adhesivos, Forestal Caja Bancaria, entre otros.

La base para la elaboración del conjunto de normas UNIT fue un informe denominado “Documentos técnicos base para la normalización de estructuras y construcción con madera”. Este informe fue promovido por el Ministerio de Industria, Energía y Minería y elaborado por un equipo interinstitucional conformado por el Instituto de Estructuras y Transporte de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, la Facultad de Arquitectura de la Universidad ORT Uruguay y el Departamento de Proyectos Forestales del Laboratorio Tecnológico del Uruguay.

El comité especializado UNIT de Madera de Uso Estructural comenzó su actividad con la elaboración de normas sobre clasificación visual de la madera aserrada para uso estructural.

La primer norma elaborada fue la  Norma UNIT 1261, Madera aserrada de uso estructural – Clasificación visual – Madera de pino taeda y pino ellioti (Pinus taeda y Pinus elliottii). Este documento establece un procedimiento de clasificación visual aplicable a la madera aserrada para uso estructural, de sección rectangular, de las especies pino taeda y pino ellioti cultivadas en Uruguay. Asimismo, contiene valores característicos de algunas de sus propiedades físicas y mecánicas y su correspondencia con la asignación a una clase resistente.

En un principio el Comité Especializado consideró la definición de una única calidad visual de madera estructural, pero finalmente se decidió incluir una segunda calidad visual, con el objetivo de disminuir el porcentaje de madera que fuera rechazada en el proceso de clasificación.

Recientemente, se complementó el trabajo antes realizado con la publicación de la Norma UNIT 1262, Madera aserrada de uso estructural – Clasificación visual – Madera de eucalipto – (Eucalyptus grandis). Esta norma establece un procedimiento de clasificación visual aplicable a la madera de uso estructural, de sección rectangular, de la especie eucalipto cultivada en Uruguay. Además, se incluyen valores característicos de algunas de sus propiedades físicas y mecánicas y su correspondencia con la asignación a una clase resistente. La Norma UNIT 1262 es aplicable a la clasificación de madera para uso estructural formada por una única pieza.

Ambas normas refieren a la madera clasificada en seco, perteneciente a un lote y que ha sido clasificada intencionalmente con un contenido medio de humedad inferior o igual al 20%, sin que ninguna medida exceda del 24%.

Estas normas  permitirán clasificar una pieza de madera aserrada asignándole una calidad visual mediante la evaluación de la presencia, tamaño, ubicación y frecuencia de las distintas singularidades de la madera, y los defectos generados en los procesos de  manufactura. A partir de la asignación de la calidad visual, es posible atribuir a una pieza de madera ciertas características físicas y mecánicas que luego podrán ser utilizadas en las futuras normas de cálculo estructural.

Se prevé continuar los trabajos de normalización con la preparación de normas referidas a productos derivados de la madera y al cálculo estructural. 

Es importante que en Uruguay se desarrolle un cuerpo normativo que incluya desde especificaciones de fabricación de productos y componentes hasta criterios para el diseño, cálculo y ejecución de estructuras en madera. El contar con normas técnicas UNIT  facilitará la labor de los profesionales locales que hasta el momento deben realizar sus cálculos en base a su propia experiencia o extrapolando datos de normas extranjeras.

Publicado en Noticias

Según  datos  de  las  empresas  nacionales  fabricantes  de  cemento,  en  el  primer  trimestre de 2018, las ventas de cemento ascendieron a 219 mil toneladas, verificando un aumento del  18%  en  relación  a  igual  trimestre  del  año  anterior.  De  ese  total,  el  26%  tuvo  la exportación  como  destino  (57  mil  toneladas)  y  el  restante  74%  se  comercializó  en  el mercado interno (162 mil toneladas).

El informe señala que dichas ventas  de  cemento  en  Uruguay  tienen  una  elevada orientación  al  mercado  interno  y  en  términos  generales  se  observa  una  alta  correlación entre  las  ventas  plaza  de  cemento  en  toneladas  y  la  actividad  de  la  construcción.  En  este  sentido,  en  el  primer  trimestre  del  año,  las ventas  de  cemento  con  destino  al  mercado  doméstico, medidas  en  toneladas, verificaron una caída del 3% en comparación a enero – marzo de 2017.

En  cuanto  a  las  exportaciones,  se registró  una  suba  del  220%  en  comparación  a  igual período  de  2017,  siendo  Argentina  el  principal  destino  de  las  colocaciones  externas  de dicho producto (86%), seguido por Paraguay (9%) y Brasil (5%). En  cuanto  a  la  evolución  de  las  importaciones  de  cemento,  se  aprecia  que  a  partir  2015 registraron  un  importante  crecimiento,  alcanzando  el  máximo  en  el  año  2016  (51.830 toneladas). Asimismo, se destaca que en  el  primer  trimestre  del  año,  se  registraron  importaciones  por US$ 1,9  millones,  correspondientes  a  25.041  toneladas,  mientras  que  en  mismo  periodo de  2017  fueron  casi  nulas.  La  principal  empresa  importadora  fue  Compañía Industrializadora de Minerales, y Turquía el principal país de origen.

El  consumo  aparente  aumentó  12%  en  el  primer  trimestre  del  año  (producción  más importaciones,  menos  exportaciones),  situándose  en  187  mil  toneladas.  El  cemento importado  habría  representado  el  13%  del  mercado  considerando  las  importaciones  del período, representación que es creciente en los últimos años.

 

Expectativas empresariales

Por otra parte, la Cámara de Industrias del Uruguay, hizo un relevamiento sobre las expectativas empresariales industriales señalando que las mismas, en los últimos meses, se mostraron a la baja con respecto a la economía y la empresa se mostraron a la baja. En tanto, las correspondientes al comportamiento futuro de las ventas repuntaron levemente, aunque siguen en terreno negativo o neutro. Esta visión empresarial está sustentada en el comportamiento de ventas en el mercado interno y exterior. Por ejemplo, en el primer trimestre de 2018, las ventas en volúmenes físicos del núcleo del sector industrial verificaron una contracción del 1,7% en relación a igual trimestre de 2017, descendiendo por cuarto trimestre consecutivo. En este sentido, considerando el acumulado de los doce meses cerrado a marzo, las ventas del sector cayeron 3,5%.

Por otro lado, las ventas industriales en volúmenes físicos con destino al mercado interno presentaron una caída del 4,1% en el primer trimestre de 2018 en la comparación interanual.

En ciclo tendencia, es decir, excluyendo factores estacionales e irregulares, las colocaciones en el mercado interno han mostrado un comportamiento de relativa estabilidad desde el segundo trimestre de 2017, y se mantienen en niveles históricamente reducidos.

Por su parte, el empleo industrial es una de las variables que más se ha deteriorado en los últimos años, sostiene el informe. En el primer trimestre de 2018 el personal ocupado registró una variación interanual negativa de 0,6%, permaneciendo relativamente estable en los últimos doce meses cerrados a marzo (-0,1%), y ubicándose en niveles muy bajos en la comparación histórica.

Publicado en Noticias

La investigación “Caracterización cíclica y tendencial del producto bruto de la industria de la construcción en Uruguay entre 1988 y 2017”, elaborado por las economistas Eugenia Rodríguez y Bibiana Lanzilotta, analiza la relación existente entre el producto bruto (PB) de la construcción y el Producto Interno Bruto (PIB) uruguayo en las últimas tres décadas.

La investigación hace hincapié en la importancia de la construcción en el país. Para ello marca que el PB de esta industria representó, en promedio, el 8% del PIB nacional en pesos constantes entre 1997 y 2016, y dio trabajo al 7,8% de todos los ocupados en el país en promedio entre 2011 y 2016, lo que significa unas 120.000 personas.

 

Salarios 

A su vez, y pese al bajón que  experimentó la construcción  en los últimos años, los salarios de los empleados del sector medidos por el Índice Medio de Salarios (IMS) crecieron 88,3% punta a punta en esos años y la ocupación aumentó 3,7%. Además “se trata de un sector clave en el proceso de formación de capital, explicando aproximadamente el 50% de la formación bruta de capital fijo, lo que permite el crecimiento sostenible a largo plazo”, destacan las autoras.  Dado todo esto, la investigación afirma que es “importante conocer el desempeño de la industria de la construcción, así como sus rasgos más salientes, para poder caracterizar su relación con el ciclo macroeconómico nacional y comprender la realidad actual”.

Asimismo, agregan que “la caracterización de la evolución del PB del sector, y conocer los principales rasgos de su comportamiento tendencial y cíclico facilitará la comprensión de cuáles son sus determinantes y qué se puede esperar del futuro”.

Las economistas hallan que el producto sectorial y el global presentan un comportamiento “similar”, fruto de que están “estrechamente vinculados”. Así, “en momentos de auge hay una mayor demanda para reparación y creación de nuevas viviendas, así como también hay mayor capacidad de inversión para expandir y construir nuevos establecimientos”, señala el estudio, mientras que “en momentos recesivos la actividad de la construcción se contrae significativamente”.

A pesar de la “evolución similar” constatada entre el PB de la construcción y el PIB, la del primero aparece más “volátil”. De esta manera, cuando se expande lo hace “por encima del nivel general”, mientras que cuando la actividad se contrae “cae por debajo del mismo”.

Los resultados del trabajo permiten concluir que el “PB de la construcción es procíclico respecto del PIB nacional y dependiendo del periodo que se considere, adelanta o sincroniza con éste”.

En la actualidad, y recordando que el trabajo se publicó a fines del 2017, se estaría atravesando por “la parte baja de un nuevo ciclo”, cuyo inicio se remontaría a 2015. La parte más baja de esta fase, en tanto, habría sido entre finales de 2016 y el arranque del año pasado (7% inferior a la tendencia de largo plazo en promedio, se detalla). Se añade, sin embargo, que según la información de los componentes proyectados “la fase a la baja de este ciclo habría sido menos profunda que las anteriores”.

 

Crecimiento

De hecho, con información del primer trimestre de 2017, “las estimaciones de los componentes del PB de la construcción muestran que la tendencia-ciclo se expandió en el orden del 1,9% interanual en el último dato, se está en la fase baja del ciclo, y los últimos datos marcan un punto de giro hacia el crecimiento”.

En esta línea, la última edición del Índice Líder de actividad de la Industria de la Construcción (ILIC), confeccionado por el Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción, difundió estimaciones que “permiten anticipar un posible cambio de tendencia sobre la primera mitad de 2018” para el sector.

Las economistas también pusieron la lupa en de qué manera la actividad de la construcción a nivel regional puede afectar a esa misma industria dentro de las fronteras de Uruguay. En concreto, se observó qué es lo que sucedía con Argentina. Para ello, se recurrió al Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) de Argentina. Desde 1996 “el componente cíclico del ISAC adelanta por lo menos tres trimestres los grandes movimientos de las tasas de variación de la actividad del sector nacional”, señala el estudio. Debido a esto, plantea el trabajo, se cuenta con “evidencia de que existen fuertes interconexiones entre el sector de la construcción y el sector inmobiliario de ambos países”.

Publicado en Noticias

Representantes de universidades finlandesas visitaron Uruguay para conocer la oferta de capacitación del país asociada a la demanda que puede generar la instalación de una segunda planta de UPM, y ofrecer un plan de educación presencial y a distancia. Gobierno, empresarios y sindicatos, evaluarán estas y otras alternativas para profundizar la transformación de la matriz educativa acorde a las necesidades de la producción.

El director nacional de Educación Pública, Wilson Netto, y el director del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), Eduardo Pereyra, recibieron en las instalaciones del Parque Tecnológico del LATU, a una delegación de técnicos finlandeses provenientes de universidades públicas de ese país, con el propósito de avanzar en un plan de formación y capacitación para trabajar en lo que sería la posible instalación de una segunda planta de celulosa de UPM en Uruguay.

El titular de Inefop explicó que con estas acciones se están “explorando apoyos” hacia la conformación de espacios de capacitación de calidad para futuros trabajadores, sobre todo donde la oferta nacional puede ser insuficiente, y dirigida a la formación de docentes de áreas técnicas. “Este será uno de los proyectos de articulación pública para la formación profesional más importantes que se conozcan en los últimos 30 años”,  aseguró.

 

Generación de empleos

Pereyra recordó que el nuevo emprendimiento de UPM generaría 10.000 empleos directos e indirectos en la construcción y operativa, con un desarrollo local importante. El financiamiento de este tipo de capacitaciones corre por cuenta de la empresa y de INEFOP, por un valor cercano a 1,5 millones de dólares en partes iguales. La capacitación específica abarcaría desde seguridad laboral hasta necesidades específicas surgidas de los acuerdos para el desarrollo del emprendimiento, incluido el fortalecimiento de las empresas proveedoras de servicios y obras para UPM.

“Trabajamos en forma conjunta con ANEP, el Ministerio de Trabajo y la empresa. Próximamente se instalarán ámbitos de conversación entre estos actores, las empresas de Uruguay y el PIT-CNT, donde se elaborarán los correspondientes protocolos de trabajo para lo que será el proceso de capacitación a iniciarse en los próximos meses”, informó Pereyra.

Por su parte, Wilson Netto entiende que este tipo de instancias posibilita el desarrollo de una plataforma digital que permitirá el perfeccionamiento de la formación tanto para estudiantes como para docentes, asociada a los requerimientos de los nuevos emprendimientos industriales.

 Recordó que este es el camino de la UTU, con sus propuestas de polos educativos tecnológicos ubicados en distintos puntos del país. A esto se suma el acuerdo con la empresa Cisco en materia informática, y al apoyo de Inefop con sus “aulas móviles”.

 “Estamos trabajando para cambiar la matriz educativa, dándole la posibilidad a jóvenes de todo el territorio de tener una formación más libre, otras opciones educativas”, recalcó.

En este contexto, las autoridades recordaron que  UTU es uno de los principales proveedores de recursos humanos especializados en la actividad forestal, sumado a lo que es la formación en áreas como Mecatrónica y otras especialidades como Electrónica, Química y Mantenimiento Industrial. Además, existen en el país instituciones como el Focap que es un fondo de capacitación del sector construcción que se especializó en temas de seguridad, y un  proyecto de fortalecimiento de la formación del sector metalúrgico que está en proceso.

 

Académicos 

Klaus Luttjohann y Milton Aldrete son representantes de Edu Ecellence, un consorcio de universidades públicas de ciencias aplicadas de Helsinki, capital de Finlandia. Están especializadas en docencia, ingeniería, energías limpias, servicios de innovación, turismo, negocios internacionales. Se comprometieron a asesorar a las autoridades uruguayas en las fortalezas y debilidades de su oferta actual y a elaborar un plan educativo centrado en una plataforma digital con módulos específicos donde la formación se pueda realizar en forma presencial y a distancia.

La iniciativa surge de una visita que realizara Netto en noviembre de 2017 a Helsinki, donde firmara un memorando de entendimiento con la Agencia Nacional Finesa para la Educación (EDUFI) que habilitaba la promoción de actividades de intercambio y promoción en materia educativa con dicho país nórdico. El acuerdo incluye también a la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) de nuestro país, que participará en proyectos vinculados al área de la investigación.

Publicado en Noticias
Página 1 de 5
Top