“Estamos frente a una gran ley que, por un lado, busca transparencia en los procedimientos y, por otro, contener el gasto para que no nos vuelva a pasar lo que nos ha pasado recientemente, que es la pérdida enorme de dinero a través de ANCAP, Gas Sayago y PLUNA”.

Así lo sentenció el ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, al término de su comparecencia ante la Comisión Especial del Senado que estudia el articulado de la Ley de Urgente Consideración. Al respecto, destacó que en el texto proyectado hay disposiciones que limitan y controlan por parte del Estado la discrecionalidad que las empresas puedan realizar y que llevan a comprometer las finanzas públicas como las tenemos hoy.

“A su vez, instrumenta mayores niveles de transparencia, lo que para nosotros es fundamental; desde la oposición reclamábamos la falta de transparencia en las empresas del Estado y también las que siendo del Estado se rigen por el derecho privado. Son sociedades anónimas de las que no sabíamos ni en qué invertían, ni cómo gastaban, ni cuántos funcionarios tenían. Eso se está implementando ahora en esta ley, de modo de transparentar su situación”.

Heber destacó que entre las modificaciones que plantea la LUC hay algunas que refieren a la actividad de nuestros puertos. Acompañado por el Subsecretario de la cartera, Juan José Olaizola, y el Presidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP), Juan Curbelo, explicó que parece absurdo tener puertos compartidos con regímenes jurídicos diferentes, en la órbita de la ANP y de la Dirección Nacional de Hidrografía del MTOP.

“Hay puertos en el país cuya mitad está administrada por ANP y la otra mitad por DNH. Lo lógico es que haya una misma administración, con un mismo régimen jurídico, de modo de poder potenciar la inversión privada para que, por régimen de concesión, hacer rendir más el Sistema Nacional de Puertos”.

Heber reveló que en la comisión se abordó también la temática de los proyectos de Participación Público Privada, área en la que se procura generar mayor eficiencia. “Después de tantos años –indicó-, se ha concluido un circuito, el de las rutas 21 y 24, dos están en construcción y otros cuatro están detenidos por trámites burocráticos”.

En esa línea, se busca con los nuevos artículos “agilizar y ser más eficientes, para que no terminen enredándose con sus mismos controles, que generan que no salgan”.

“Hay cuatro circuitos que están a consideración de la administración. Estamos empujándolos porque son obras, empleo e inversión. Es fundamental que se concluyan”.

Tras reconocer que “las PPP son caras”, el ministro señaló que se trabaja en un plan estratégico de obras que se presentará próximamente. “Esto es muy importante; nunca tuvimos un plan estratégico de cuáles son las rutas que hay que hacer”.

“Estamos elaborando un estudio por parte de organismos internacionales, con fondos no reembolsables, para saber cuál es el plan estratégico nacional de obras viales. No es la opinión del ministro o del subsecretario, ni siquiera de la Dirección Nacional de Vialidad. Es de un organismo ajeno que nos dice ´este es el estado de las rutas y esta es la obra que hay que hacer´. Naturalmente en el Ministerio de Economía se verá cómo se financian las mismas y en cuanto tiempo se van a hacer”.

Heber estimó que esta instancia parlamentaria constituyó “un muy buen debate” en el que “no hubo cuestionamientos sustanciales” al texto propuesto por el Poder Ejecutivo.

 

Empleo con obras de infraestructura

 En otro orden, el ministro señaló en la ciudad de Tacuarembó que la preocupación del gobierno es la búsqueda de instrumentos para generar empleo una vez superada la emergencia sanitaria.

“La preocupación del presidente Lacalle Pou y de todo el gabinete ministerial es alcanzar un adecuado nivel de ocupación y para ello serán fundamentales los actuales proyectos de infraestructura, entre ellos el ferrocarril.

Tras reunirse con el Intendente de Tacuarembó José Menéndez y el diputado Alfredo de Mattos, Heber ofreció una rueda de prensa para los medios locales, ocasión en la que refirió a distintos temas que hacen a la actividad del MTOP.

En relación a las rutas, y ante una consulta concreta, destacó que se está realizando un relevamiento para establecer el real estado de las mismas.

“Nuestra primera preocupación, más que buscar responsables, es buscar corregir lo que pueda estar mal”.

“Los países para tener una buena red vial deben contar con un nivel superior al 70 por ciento de rutas en buen y muy buen estado”, indicó, recordando que al culminar su gestión el ex Ministro Víctor Rossi había informado que Uruguay tenía un 67 por ciento en muy buen estado.

“No es lo que me dice ahora la Dirección de Vialidad, asegurándome que estamos en un 53 por ciento. Lo de Rossi era cierto para los corredores internacionales, es decir las rutas 1, 5, 3, 8 y 9, que son las vías del transporte internacional”, apuntó Heber.

Tras señalar que el problema está en la red secundaria y algunas rutas laterales que no tienen esas características, caso de las rutas 6 y 7, el Ministro afirmó que una vez conocido el estado real “veremos cómo se soluciona y quién lo paga; tenemos que ver como participa el sector privado mediante concesiones, y para ello estamos imaginando alternativas con la CND y la Corporación Vial del Uruguay”.

Heber adelantó ante la prensa que durante su gestión van a ser varias las visitas al norte del país porque más allá de los proyectos en marcha y en carpeta “es importante recorrer el terreno para que estas cosas no se miren por expediente ni por informes de los ingenieros”.

Se dice que hay partes que están bien de la ruta 26 entre Tacuarembó y Melo y nosotros tenemos el conocimiento de que muchos pedazos están mal porque los recorrimos en campaña electoral. Sabemos que se hizo el tramo de la ruta 26 entre Paysandú y Tacuarembó pero hay pedazos que todavía tienen algunos problemas, para una obra que le ha costado a los uruguayos mucha plata. Por lo tanto tenemos que ver cuáles son las condiciones, cuál es el estado”.

Reveló que es su intención en esta oportunidad transitar por la ruta 26, recorrer la 6 hacia el puente del km 329 y subir por esa misma ruta hasta Vichadero. “Vamos a visitar las regionales de Vialidad, Transporte y Arquitectura, porque queremos saber quiénes son los que están al frente, conocer a las personas, al equipo que hay, a las herramientas que tenemos para ver si podemos tener desafíos de proyectos departamentales que son muy importantes”, apuntó.

 

Política de Convenios

En relación a la política de convenios del Ministerio, Heber aseguró que se trata de un instrumento muy eficaz para ayudar a las instituciones de carácter social, ya que permite concretar pequeñas obras en volumen pero grandes para la comunidad.

Además, adelantó que la operativa pasará a la órbita de la Dirección Nacional de Arquitectura, donde se analiza ahora qué fondos quedaron comprometidos de la administración anterior y con qué margen se cuenta. En este contexto, dijo que “hay muchos pedidos y haremos una selección en función de las necesidades de cada zona”.

Sobre la actividad de Arquitectura subrayó que muy distintas son las obras que lleva adelante en edificios oficiales, caso de las incidencias que en estos momentos ejecuta en el Hospital de Clínicas, así como en edificios del INISA e INAU.

Publicado en Recomendadas

El presidente, Luis Lacalle Pou, informó el pasado viernes 15 de mayo que el Gobierno finalizó la negociación con UPM con un acuerdo que le implica a Uruguay importantes ahorros. En infraestructura vial y eléctrica el ahorro alcanza los 128 millones de dólares y en la compra de energía economizará 7 millones de dólares anuales durante 20 años. En otro orden, la empresa se hará cargo de dos obras por 55 millones de dólares.

“Culminamos un acuerdo con la empresa UPM, un acuerdo antecedido de muchas reuniones”, subrayó el presidente, Luis Lacalle Pou, y agregó: “Dejo clara una coherencia histórica de los que estamos acá, que más de una vez reflexionamos sobre la política forestal, inversiones, instalación de la planta UPM, Montes del Plata, y, llegado a la última instancia, la próxima instalación de UPM 2”. Recordó: “Nunca estuvimos de los dos lados del mostrador, siempre tuvimos una posición al respecto. Como nos gusta cumplir con los compromisos asumidos, hoy llegamos a un acuerdo suscripto por algunos miembros del Gobierno”.

En ese sentido, informó que este acuerdo abarca dos áreas, la primera comprende un ahorro de dinero en lo que hace a obras de infraestructura y la segunda, a inversiones acordadas con la empresa, que se realizarán en los próximos tiempos. El ahorro abarca básicamente infraestructura vial y eléctrica y la compra de energía. En infraestructura vial Uruguay ahorrará 60 millones de dólares y en la eléctrica, otros 68 millones y unos 7 millones anuales más, durante 20 años, en lo que refiere al ahorro por renegociación en la compra de energía, según lo establecido en el acuerdo anterior suscripto con UPM.

 

Planta de insumos

En cuanto a la segunda parte, el presidente dijo que el acuerdo supone la ampliación de una planta de insumos en Fray Bentos y la construcción de un vivero en la zona de Sarandí del Yí, ambas inversiones suman 55 millones de dólares y estarán a cargo de la empresa.

“Cumplimos con nuestra palabra, hay satisfacción por un acuerdo positivo de ambas partes y creemos que es el mejor camino elegido por el Gobierno en momentos de pandemia; esto da certidumbre, genera tranquilidad a los que quieren invertir en Uruguay y dan trabajo, y, además, hacemos un ahorro, porque el país no está en condiciones de gastar”, precisó el mandatario. Consultado sobre si la inversión es justa para el país, el presidente indicó: “Me atrevo a decir que la inversión es buena, siempre lo dijimos, y el habernos sentado en una mesa a firmar otro acuerdo fue porque creíamos que debíamos hacerlo en base a las condiciones heredadas”. Asimismo, aclaró que el cuidado y la mejora del agua será una de las tareas más importantes para este gobierno.

Acompañaron al presidente en la conferencia de prensa, el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, el prosecretario, Rodrigo Ferrés, los ministros de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, y de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Isaac Alfie.

 

Cargamento de rieles

En otro orden, arribó a Montevideo el segundo cargamento de rieles para la obra del Ferrocarril Central provenientes de Europa. Más de 12.000 rieles llegaron al puerto y a  medida que se va bajando, será acopiado en el puerto para luego ser trasladado a la planta de soldadura en el departamento de Florida.

El primer cargamento (de porte muy similar) llegó al país el 26 de febrero y fue trasladado a la misma planta de soldadura, para lo cual se requirieron 531 viajes de camión de plataforma extensible. A partir de ahora, la obra Ferrocarril Central contará con el 66% del total de los rieles para la nueva vía; lo que equivale a 25.000 toneladas de acero.

Está previsto que el tercer flete, con el que se completará el 100% de los rieles que serán usados en la obra, llegue en setiembre, casi nueve meses antes de lo previsto.

Se estima que, a partir de julio, los rieles -de 18 metros de largo- comiencen a ser soldados en tramos de 234 metros. Estos grandes tramos, una vez ubicados en la traza, se unirán entre sí con una junta soldada y, a su vez, se sujetarán a los durmientes de hormigón mediante fijaciones elásticas. Ambas características contribuirán a reducir al mínimo los posibles y ruidos y vibraciones.

La obra del Ferrocarril Central, que une las ciudades de Paso de los Toros y Montevideo a través de 273 kilómetros de vía férrea, está a cargo de Grupo Vía Central (GVC), un consorcio integrado por las empresas uruguayas Saceem y Berkes, la española Sacyr y la francesa NGE.

Publicado en Noticias

El presidente, Luis Lacalle Pou, y el ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, analizaron alternativas para impulsar inversiones en rutas y puertos mediante el sector privado, que consideraron “un socio para emprender obras de envergadura”.

Tras el acuerdo ministerial del martes 14 en la Torre Ejecutiva, el ministro priorizó el dragado del puerto de Montevideo, así como las rutas nacionales y secundarias.

“Este es un ministerio para salir de la epidemia”, subrayó Heber, al inicio de la conferencia de prensa, en relación con el impulso que será requerido para retomar la actividad de la economía nacional y el empleo. Durante la reunión con el presidente Lacalle Pou fueron analizadas las posibles vías de financiamiento para pagar las obras a largo plazo.

Dijo que el sector privado asegura capacidad de endeudamiento, ya que el Estado utiliza los recursos para pagar servicios de salud, medicamentos y asistencia social.

Desde su punto de vista, el Banco República puede otorgar créditos a empresas que cuenten con garantías suficientes y, de esa manera, permitirle al Estado pagar las obras más adelante y no en este momento.

Agradeció las ideas que aporta el sector privado y destacó que será “un socio del ministerio para emprender obras de envergadura”. Mencionó la culminación de la doble vía de la ruta 1, las obras en las rutas 6 y 7, así como las rutas secundarias que atraviesan el país de oeste a este, entre otras.

Informó que se acelerarán obras por participación público-privada (PPP) que no se han instrumentado y datan de la administración anterior.

De los siete circuitos planificados, uno está en proceso de finalización, otros por comenzar y otros con desarrollo en curso. Además, enfatizó que la aspiración de su cartera es que en un radio de 200 kilómetros se ingrese al puerto de Montevideo en doble vía, por la densidad de tránsito existente.

En materia portuaria, se buscarán interesados en la concesión del puerto de Capurro, en la costa montevideana, donde se podrán instalar frigoríficos pesqueros. Esta obra, que calificó como necesaria y que requiere unos 110 millones de dólares, no cuenta aún con financiamiento.

Por otro lado, se impulsa la licitación del dragado del puerto de Montevideo a 14 metros, lo que permitirá que mejore su competitividad en la región.

Publicado en Noticias

Hace cerca de 40 años que se habla de la construcción de un puerto deportivo en Atlántida, una idea que tomó vigor en distintos gobiernos desde el retorno a la democracia, pero que nunca prosperó. La iniciativa volvió a ser puesta sobre la mesa por el diputado nacionalista por Canelones Alfonso Lereté, quien se la presentó al ministro de Transporte y Obras Públicas Luis Alberto Heber, al subsecretario de Turismo Remo Monzeglio y al propio presidente de la República, Luis Lacalle Pou. El proyecto comprende la construcción no solo de una terminal marítima, sino también de un hotel y casino en una ciudad-balneario que hace muchos años estaba destinada a ser lo que es hoy Punta del Este, y que nunca terminó de “despegar” como destino turístico.

“Se trata de la construcción de un hotel, un casino y un puerto deportivo para Canelones, con asiento en la capital turística como lo fue y es Atlántida”, dijo el diputado Lereté a El País.

El proyecto ocupó la atención de todos los gobiernos democráticos, a tal punto que en el encabezado por Luis Alberto Lacalle (1990-95) se creó la Comisión Pro Puerto de Canelones, a instancias del entonces director general de la Zona Balnearia Orlando Lereté (padre de quien hoy promueve la iniciativa), con actuación de la Intendencia, la Junta Local de Atlántida y operadores hoteleros, inmobiliarios y gastronómicos. El tema incluso se llegó a incluir en un llamado público de interés que realizó el gobierno nacional. 

La administración colorada de Julio María Sanguinetti continúo el tema, así como la de Jorge Batlle, quien realizó un llamado público para la construcción de una terminal portuaria que debía incluir hotel y casino.

Los tres gobiernos nacionales y departamentales del Frente Amplio desde 2005 a 2020 también plantearon el asunto, e incluso hubo una ocasión en la que se estuvo muy cerca de adjudicar a un privado la construcción del hotel con una sala de juegos, pero por distintas razones la Dirección Nacional de Casinos de aquella época no lo permitió.

 

Un lugar “en la mira” 

Además de los contactos con Turismo, Lereté realizó sendas reuniones con el ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, y el subsecretario Juan José Olaizola, ya que existe desde el pasado siglo un tema central y no menor que ayudaría mucho a “cuajar” el proyecto: la denominada “manzana cero” de Atlántida, frente a la costa y a la sede de la Prefectura Nacional Naval, que es de dominio del Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

“Esa parcela de tierra es clave para poder entrelazar el amarradero o puerto deportivo y la construcción del hotel con casino, por el sitio en sí mismo (es uno de los mejores puntos de la rambla de Atlántida) y también por la proximidad con la Prefectura”, dice Lereté.

Próximamente mantendremos contacto con el nuevo director nacional de Hidrografía para hacer una puesta a punto de todos los estudios realizados de batimetría en la zona y los proyectos de puerto con amarras que ya están diseñados”, añade el legislador nacional y exdirector de AFE.

“Antes de que comenzara a bajar la movilidad y la actividad comercial, mantuvimos contactos con inversores interesados en el proyecto, como el caso del empresario Vito Atijas, con quien recorrimos el lugar a los efectos de visualizar la zona, los atributos de la ubicación y la potenciación turística al desarrollar el proyecto”, señaló el diputado.

“Que el primer mandatario diera luz verde para la construcción del hotel, con casino de participación privada, y por otro lado atar esa propuesta a la posibilidad de un puerto para embarcaciones deportivas, significa reactivar el turismo en un departamento que hace décadas no recibe inversión y está deprimido en sus chances de crecer”, concluyó Lereté.

 

El único con costa que no tiene un amarradero

De todos los departamentos con costa, el único que carece de puerto, muelle o amarradero, es Canelones.

“En el Río Uruguay, el Río de la Plata y la franja oceánica, todos los departamentos cuentan con puertos menos Canelones”, señala el diputado Lereté.

Atlántida también es conocida como Ciudad Jardín o Ciudad de los Médicos, porque desde su origen muchos de sus primeros pobladores eran galenos, que se instalaron con casas de veraneo.

Publicado en Noticias

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, lanzó algunos de los lineamientos que tendrá su cartera y afirmó que  uno de los objetivos de su administración será la defensa de los dineros públicos con obras sin retrasos. En este contexto, la gestión de Luis Alberto Heber al frente del Ministerio de Transporte y Obras Públicas comenzará con una auditoría sobre el estado de las rutas nacionales y la confección de un plan estratégico. Aseguró que la administración rendirá cuentas de forma transparente. “Nosotros no vamos a admitir ninguna actitud que pueda llevar al desvío de una conducta que manche al gobierno”, aseveró el ministro al momento de su asunción.

“Nosotros no estamos contra el Estado, estamos a favor de un Estado eficiente que cumpla con su labor”, definió Heber. Aseguró su respaldo a todos los funcionarios comprometidos con su tarea. “Este ministerio, de 2.800 funcionarios, deberá ponerlos al servicio de la causa nacional, sin tener la necesidad de tomar más gente, que el país no precisa y no puede darse el lujo. Vamos a trabajar con lo que tenemos, creemos que es material humano muy importante para consagrar a este ministerio como el mejor”, complementó.

Por otra parte, subrayó la importancia del sector privado para la infraestructura nacional: “No estoy en contra del privado, estoy a favor, nos tienen que dar una mano, tienen que arriesgar, porque también arriesga el país y su pueblo cuando nos embarcamos en áreas de infraestructura. El sector privado es bienvenido. No importa quién haga las rutas, importa que se hagan las rutas”.

La honestidad y la transparencia guiarán la gestión de las autoridades en el ministerio, sobre todo en un área con casos de corrupción destacados en América Latina, precisó Heber en su oratoria. “Nosotros no vamos a admitir ninguna actitud que pueda llevar al desvío de una conducta que manche al Gobierno”, manifestó.

 

Plan estratégico

El organismo confeccionará un plan estratégico a partir de una auditoria externa para saber cuál es el estado verdadero de las rutas. “El ministro saliente ha dicho que el 67% de las rutas del Uruguay están en buen estado o en muy buen estado. Yo festejaría mucho si eso es así, pero, más que salir de un anuncio o un titular, me gustaría que existiera un trabajo serio de una empresa ajena al ministerio que me diga cuál es el estado actual de las rutas”, enfatizó.

Agregó que “hay paño para ahorrar en funcionamiento, y espero que no sea en obras del Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Gran parte de los recursos disponibles (en la cartera) son para mantenimiento y no para obras nuevas”, sostuvo Heber, en rueda de prensa, en la Torre de las Telecomunicaciones.

El jerarca fue responsable de la apertura del II Seminario Comercio Internacional, Inversión y Arbitraje, organizado por la Cátedra de Régimen Jurídico del Comercio Exterior de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República (Udelar) y la Asociación Civil Pro Arbitraje y Mediación (Red Arb Med).

“Si no tenemos los recursos suficientes para hacer obras en forma directa, debemos buscar fórmulas de asociación con capital privado que sustituyan el capital que nosotros, como Estado, no tenemos. El único recurso que tenemos como Estado es subirle los impuestos a la gente, y eso no lo queremos ni lo vamos a hacer. Estamos haciendo un esfuerzo para equilibrar las cuentas (públicas)”, enfatizó.

En ese sentido, Heber recordó que fue informado, y así se lo transmitió al presidente Lacalle Pou, que en vialidad en 2019 se gastaron 57 millones de dólares correspondientes al 2020. Es decir, que “ya venimos con afectación (de recursos)”, sostuvo.

 

Estudio técnico

Por su parte, el subsecretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Olaizola, anunció que CAF-Banco de Desarrollo de América Latina financiará con fondos no reembolsables un estudio técnico de viabilidad de navegación del río Uruguay aguas arriba de Salto Grande. El jerarca recorrió el complejo hidroeléctrico binacional y el puerto salteño y se entrevistó con actores locales.

“La hidrovía del río Uruguay es un tema de atención del Ministerio de Transporte en el que estamos trabajando”, para que permita el transporte regional de mercaderías sin obstáculos, definió Olaizola en la ciudad de Salto.

En ese contexto, el jerarca anunció que la cartera, con fondos no reembolsables de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina (conocida anteriormente como Corporación Andina de Fomento), realizará estudios técnicos para conocer si es viable la navegabilidad del río Uruguay al norte del complejo hidroeléctrico de Salto Grande.

Olaizola se reunió con la delegación uruguaya de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, encabezada por Gabriel Rodríguez. En esa instancia, accedió a un informe técnico de 2019 del organismo binacional y, posteriormente, recorrió la represa y la esclusa de navegación del complejo.

A continuación, el subsecretario mantuvo un encuentro en el puerto de esa ciudad con actores públicos y privados del departamento. En la oportunidad, recibió dos proyectos elaborados por consultores privados que exploran las posibilidades de sortear la represa de Salto Grande para la navegabilidad del curso hídrico al norte de Salto.

“Si hablamos de la hidrovía Paraná-Paraguay, no debemos olvidarnos del río Uruguay. Es necesario realizar un esfuerzo para proveer de un sistema de esclusas o baipases al complejo hidroeléctrico de Salto Grande. Es interés (del gobierno) que exista inversión en ese proyecto”, sostuvo en el I Foro de Integración y Desarrollo organizado por el Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata y la revista Latin Finance en Montevideo.

Publicado en Noticias
Página 1 de 13
Top