JoomlaLock.com All4Share.net

La idea del arquitecto uruguayo Eduardo Bertiz  fue el centro de su Tesis de Maestría de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires. En ella, el profesional propone que la terminal de pasajeros de Tres Cruces sea el eje articulador, que implica la instalación de dos ramales subterráneos que permiten liberar espacio en la circulación vial y, también, revitalizar algunos espacios públicos de Montevideo.

En el marco del Sistema de Transporte Metropolitano (STM), el autor del proyecto propone la puesta en marcha de un sistema de Trenes Ligeros de Montevideo (TLM) “un subsistema independiente más robusto, ya sea por la incorporación de más líneas o por los vínculos metropolitanos que se puedan generar en diferentes puntos de intercambio con otros modos de transporte”, según da cuenta la revista Propiedades.

El (TLM) se define en su etapa inicial por la creación de dos líneas de trenes ligeros con carácter metropolitano que circulan la ciudad por sus ejes Norte/Sur (Bulevar Artigas) y Este/ Oeste (Avenida Italia). Ambas líneas sustituyen a las correspondientes líneas troncales del STM y continúan confluyendo en la zona de la terminal de ómnibus Internacional de Tres Cruces.

El esquema inicial del proyecto establece la creación de un buffer de intercambios que comprende dos estaciones subterráneas enlazadas y conectadas con las líneas del transporte nacional e internacional de la terminal y con el sistema de transporte público local. Se prevén, además, articulaciones con nuevos estacionamientos públicos que estimulen el intercambio modal con el transporte público y con los medios no motorizados en el nivel calle.

 

Tránsito

De acuerdo a la iniciativa del arquitecto, el tránsito vehicular y el transporte público local también circularían en el cruce subterráneamente, sobre un nivel diferenciado al de los trenes. “Estas decisiones dejan liberada en superficie una importante área parquizada, plataforma soporte de actividades de carácter público y preámbulo de un hall urbano funcional al buffer de intercambios desarrollado en el subsuelo”, añade el proyecto.

Ambas líneas se vinculan a lo largo del recorrido en la ciudad con proyectos especiales asociados en puntos significativos del recorrido, manteniendo siempre el carácter de sistema abierto e integrador. Se plantea, en este sentido, contemplar la continuidad del flujo vehicular de Avenida Italia hasta la Terminal de trenes de AFE y la Ciudad Vieja por la calle Ferrer Serra, apostando a la reactivación de dicha terminal como lugar de intercambios a nivel nacional y regional. Estas aspiraciones, recuerda Bertiz, están contenidas en el espíritu de las directivas del Plan Director de 1957 e implican intervenciones de reconexión urbana en las calles Galicia y La Paz.

La Tesis de Maestría indica que las líneas de trenes ligeros presentarán a lo largo de su recorrido diferentes variantes de estaciones en cuanto a su ubicación con respecto al plano calle, evaluando la mejor disposición, generando otros puntos de intercambio y estacionamientos públicos de rotación en lugares estratégicos.

Concretamente, se propone que la primera línea se extienda desde la zona del shopping Punta Carretas, atraviese Bulevar Artigas hasta la terminal de Tres Cruces, prosiga hacia el Nuevo Centro Shopping y, luego, a través de distintas estaciones hasta la terminal de ómnibus de Colón. La segunda línea comienza en la terminal de La Aguada, se extiende hasta la terminal de Tres Cruces y a través de la zona de Avenida Italia finalizará en la calle Barradas, en el barrio Carrasco. 

“La tentativa inicial de programas arquitectónicos abarca la ampliación de la terminal de ómnibus, áreas comerciales y de oficinas, hotel y centro de convenciones, residencia, espacios de ocio y espera y estacionamientos públicos de rotación”, sostiene el proyecto.

Asimismo, se prevé la utilización del espacio del túnel que comunica 18 de Julio con 8 de Octubre. A tales efectos, se contemplan las zonas adecuadas a los intercambios y las conexiones con las estaciones actuales. Entre los objetivos principales está disminuir lo máximo posible el tránsito motorizado en superficie, otorgando mayores espacios al peatón.

Publicado en Noticias

La ley de Participación Público-Privada (PPP) estableció la posibilidad que privados presenten proyectos para concretar obras bajo esa modalidad, que deben ser evaluados y aceptados por el Estado. Al momento una única iniciativa recorrió ese camino -el diseño, construcción, operación y financiamiento de infraestructura vial en la ruta 3 y un by pass en la ruta 11,  ambas en la ciudad de San José de Mayo.

En la apertura de ofertas, los  interesados fueron por un lado las empresas Grinor y Sacyr Concesiones, y por otro el Consorcio San José integrado por las firmas Serviam, CVC, Ebital y Interagrovial. Precisamente había sido Serviam quien presentó el proyecto al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), que lo aceptó en abril de 2016 y desde allí comenzó el proceso habitual de las PPP.

Tras los estudios de factibilidad de la obra, en el que intervienen técnicos del MTOP, el Ministerio de Economía y Finanzas, y la OPP, se definieron las bases de contratación y el borrador de contrato para proceder al llamado público a interesados que abrió en enero.

Por tener la iniciativa, Serviam accede a una ventaja de 3%, podía ser hasta 10% según lo establecido en la ley de PPP, en la valoración que se realice de su oferta respecto de la mejor presentada, aparte que no abonó los pliegos de la licitación y que si no resulta seleccionada recibirá el reembolso de los costos incurridos en el estudio de factibilidad.

Las obras previstas dentro del denominado "Proyecto Vial Circuito 7" incluyen la construcción de un segundo carril en 22,7 kilómetros de la ruta 3 (desde el kilómetro 67,3 hasta el 90) y la conexión de dicha carretera con la ruta 11 en la zona sur de la ciudad de San José de Mayo, mediante la creación de un by pass.

Publicado en Noticias

Con cada temporada estival, el flujo de automóviles en la ruta Interbalnearia aumenta significativamente, por lo que el gobierno nacional, desde el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) busca, a través de varias obras, hacer más dinámico el tránsito en esa arteria vial.

Durante 2018 la ruta 15, que une la ciudad de Rocha con La Paloma se preparará para la siguiente temporada con ensanches de puentes y nuevas rotondas. El director de Vialidad, Leonardo Cola, explicó que las obras para ensanchar los tres puentes y poner nueva capa asfáltica ya fueron adjudicadas, y comenzarán en marzo. También se construirá una rotonda de ingreso a La Pedrera, que ahora es un empalme, otra en el ingreso a La Paloma, y una tercera en el Barrio Obrero.

"Lo que estamos haciendo es apostar a rutas alternativas que se utilizan también para el traslado de producción y que, al tener un doble propósito, es rentable invertir", explicó al diario El Observador el director de Vialidad. Insistió, además, acerca de que es "impensable" diseñar una nueva ruta Interbalnearia, lo que conllevaría realizar expropiaciones y desalojar a las poblaciones cercanas, solamente para desagotar el tránsito durante cuatro fines de semana al año -Navidad, Año Nuevo, y los cambios de quincena en enero-.

El jerarca señaló que se busca concebir el flujo de tránsito hacia los balnearios del Este con "mentalidad sistémica", es decir, dando nuevas opciones al usuario para viajar. Desde el Estado quieren que los turistas tengan la posibilidad de llegar al mismo destino con mayor fluidez, aunque deban recorrer algún kilometro más.

Así, la opción para descongestionar el tránsito entre el arroyo Pando y Piriápolis -el tramo más colapsado del país por estas fechas- se encontró en la mejora de las rutas 101 y 8. Es decir, en el acondicionamiento de las vías que corren en paralelo a la Interbalnearia desde el norte, explicó Cola.

El ministerio de Transporte comenzó dos obras para transformar en doble vía la ruta 101 desde Colonia Nicolich, cerca del aeropuerto de Carrasco, hasta Pando, y la 8 desde Pando hasta la intersección con ruta 11.

En ambos casos, lo que se busca es, esencialmente, "bajar el flujo de la interbalnearia", agregó el jerarca del MTOP.

De esa manera, luego de transitar por la avenida de las Américas, en vez de seguir por la Interbalnearia, los conductores podrán optar por tomar la ruta 101 y luego la 8, evitando así las colas en el peaje de Pando. Transitando esa alternativa y luego la ruta 9, el viaje desde Montevideo hasta Punta del Este demanda, un viernes al medio día y según Google Maps, dos horas y 18 minutos con un recorrido de 145 kilómetros.

 

Menos tiempo                       

En tanto, por la ruta Interbalnearia se demoraría solo ocho minutos menos, con una distancia de 134 kilómetros. Según dijo Cola al diario El Observador, esas rutas están en buen estado y ya son utilizadas por una gran cantidad de vehículos para llegar a los balnearios del Este desde Canelones o desde el Norte de Montevideo. "Lo que queremos es dar facilidad para que se convierta en otra ruta turística", puntualizó y agregó que "con esta mecánica podríamos bajar un poco la presión en ese mes y medio o dos meses de verano", señaló el director de Vialidad. De todas maneras, el ministerio no descarta, a mediano plazo, la posibilidad de aumentar la capacidad de tránsito de la ruta Interbalnearia. Ya en 2016 y 2017 el MTOP invirtió US$13,4 millones para mejorar la fluidez en la Interbalnearia. Se realizó un recapado de la ruta, y se clausuraron 22 entradas irregulares de vecinos o comercios para restringir los accesos a la ruta por los cruces semaforizados.

Por otra parte, se ensanchó el puente de Pando, se cambiaron las sendas de telepeaje para los carriles centrales y se mejoró la programación del semáforo de Salinas, lo que mejoró la fluidez en esos tramos.  Se instaló, además, un nuevo semáforo en Marindia, y en febrero quedará activo uno en el kilómetro 49, en Parque del Plata.

 

Otras rutas

Generalmente cuando se habla de rutas turísticas, es decir, en aquellas que canalizan el flujo de automovilistas en temporada de vacaciones, se piensa solo en las que van al Este desde Montevideo.   Como muchos turistas que llegan desde Argentina transitan por las rutas 2 y 3, y luego por la 11 hasta la Interbalnearia. En esas vías también se han realizado mejoras, y también se piensa en rutas alternativas para descongestionar el tránsito en esa zona. Uno de los tramos más críticos para quienes van a Maldonado o Rocha por la ruta 11 es el que atraviesa las ciudades de Santa Lucía y de Canelones.

La idea que maneja el Ministerio de Transporte para esa vía es canalizar el tránsito por la ruta 81 y evitar así que tanto turistas como camiones pesados circulen dentro de las plantas urbanas. Las modificaciones en ese sentido comenzaron en 2017.

"Lo que vamos a hacer es iniciar una rotonda en la intersección de las rutas 81 y 5 para mejorar el ingreso de camiones", afirmó el jerarca del MTOP, lo que puede ser un beneficio también para el turismo.

Asimismo, durante 2017 el Ministerio de Transporte rellenó las zanjas producidas por el pasaje de camiones en unos 150 kilómetros de la ruta 3 e invirtió US$ 27,9 millones en rehabilitar la ruta 2 desde Fray Bentos a Cardona, que está ahora a nuevo, y en el ensanche de otros 40 kilómetros entre Rosario y Cardona, tramo que sigue en obra.

Publicado en Noticias

En el 2017, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas duplicó la ejecución de recursos destinados a la construcción y refacción de rutas y carreteras, en relación al 2016, y alcanzó unos 460 millones de dólares, confirmó el ministro Víctor Rossi. Esta cifra aumentará en 2018 a unos 500 millones de dólares. En referencia a las inversiones con participación público-privada, dijo que la aspiración es iniciarlas en 2019.

“El año pasado se logró un récord de inversión en carreteras en la historia del ministerio”, destacó Rossi en declaraciones a la Secretaría de Comunicación Institucional.

El jerarca consideró fundamental la mejora de las condiciones de infraestructura vial, debido “a los puntos críticos que se habían generado como consecuencia del importante aumento de carga que se transporta por las carreteras nacionales”.

En otro orden, anunció, para mediados de 2018, la concreción de un plan maestro para el puerto de Montevideo, con una proyección de largo plazo hacia 2035 y aportes de todos los actores involucrados. “Se trata de una partitura, una orientación, que tienen todos los operadores portuarios, pero la responsabilidad es del Gobierno y de las autoridades del sistema de puertos”, explicó.

El ministro adelantó que en abril de este año se concretará un encuentro con todos los actores de la aviación comercial y civil del Uruguay “para procurar fortalecer la participación”. “Es necesario continentar un ámbito donde todos los que se sienten parte de esta comunidad puedan realizar sus aportes, ser tenidos en cuenta, definir objetivos comunes”, precisó.

Por último, confirmó el avance de los proyectos ejecutados a través de la modalidad de participación público-privada y aseguró que la aspiración es iniciar los trabajos en 2019.

“Estamos en condiciones de ir avanzando a la meta que nos habíamos establecido en materia de infraestructura vial en el país”, indicó.

 

Licitación pública internacional 

En otro orden, el martes 5 de diciembre, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas difundió las bases de contratación del proyecto Ferrocarril Central Montevideo-Paso de los Toros. Durante el evento, el titular de la cartera de Transporte  y Obras Públicas, Víctor Rossi,  informó que el plazo para recibir las ofertas es el 9 de abril de 2018 y se espera adjudicar las obras el 1º de noviembre.

 “Críticas siempre hay, si se hace o no se hace”, señaló Rossi al ser consultado por la prensa sobre opiniones acerca de la obra esbozadas por algunos dirigentes de la oposición. El jerarca detalló que desde la presentación del llamado se recibirán ofertas hasta el 9 de abril del este año, y, “a partir de ahí, comenzará una fase exigente para realizar las adjudicaciones, que se espera estén prontas el 1º de noviembre”.

El jerarca hizo hincapié en que “si bien la proyectada planta de UPM reavivó la importancia de la recuperación del modo ferroviario y brindaría un respaldo de dos millones de toneladas anuales, se realizaron los estudios que demuestran que, una vez generada la infraestructura, habrá millones de toneladas de los rubros tradicionales que produce el país”.

Agregó que "se transportaban por este modo y que, a medida que el tren no ofrecía seguridad, se fueron cambiando a otros medios”.

Ese mismo día, la secretaría de Estado publicó el llamado a licitación para el financiamiento, diseño, construcción, rehabilitación y mantenimiento de la infraestructura ferroviaria del tramo puerto de Montevideo-estación Paso de los Toros. El proyecto fue presentado el 15 de agosto a los empresarios, en un acto encabezado por el presidente de la República, Tabaré Vázquez.

Publicado en Noticias

En el marco del XXVI Congreso Latinoamericano de Puertos, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, afirmó que una de las metas de la cartera es posicionar a Uruguay como nodo logístico entre la región y el mundo. El jerarca sostuvo que el plan maestro para el Sistema Portuario Nacional permitirá a todos los operadores del sector conocer las líneas estratégicas para las próximas décadas.

 “Posicionar a Uruguay como nodo logístico entre la región y el mundo, en función del desarrollo productivo-sustentable en el país, ha sido un objetivo en los últimos años y sigue siendo una meta que orienta el trabajo del ministerio”, señaló Rossi.

 “Estamos proponiéndonos la definición de lo que llamamos un plan maestro para el Sistema Portuario Nacional, (de modo que) todos los actores de la comunidad sabrán qué esperar del mismo en las próximas décadas, porque serán partícipes en estos lineamientos estratégicos que nos proponemos para avanzar en el año 2018”, adelantó el jerarca.

La conferencia “Uruguay y su potencial logístico y portuario”,  a cargo del secretario de Estado,  tuvo lugar el pasado 7 de noviembre en el marco del XXVI Congreso Latinoamericano de Puertos, organizado por la Asociación Americana de Autoridades Portuarias (AAPA, por sus siglas en inglés) y la Administración Nacional de Puertos (ANP)

 

Proyectos ferroviarios

Rossi se refirió a una agenda 2018-2035 en la cual la conectividad del país ocupa un lugar importante, que incluye proyectos ferroviarios, como la modificación de accesos en esta modalidad de transporte y la circulación interna en el puerto de Montevideo. “El proyecto de Ferrocarril Central (que impulsa la cartera) fortalecerá la columna vertebral del ferrocarril en el Uruguay”, aseguró. En ambas iniciativas, el plazo de realización es 2022.

En materia de conectividad marítima y fluvial, “estamos trabajando en el proyecto de profundización del canal de acceso del puerto de Montevideo, de los muelles a los 14 metros y mantener la profundidad en el río Uruguay”, dijo, también, con meta a 2030.

En cuanto a conectividad terrestre, Rossi citó los planes para establecer zonas de preembarque, obras en el acceso norte y explanadas de la bahía, construcción de un viaducto en la rambla Edison, en Montevideo, y accesos a los puertos de Nueva Palmira y Paysandú, entre los años 2020 y 2023.

 

Construcciones portuarias

El jerarca afirmó que en 2035 los puertos uruguayos deberán proporcionar espacio para atender la mayor cantidad de negocios posible. Esto implica construir un muelle e instalaciones pesqueras en el puerto Capurro en los próximos cuatro años y otro muelle y explanada para derivados forestales en un punto a determinar.

En el mencionado período, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas también procurará incorporar nuevas áreas operativas y comerciales. En ese sentido, el titular ministerial citó la consolidación del puerto logístico Punta Sayago y la terminal multimodal Puerto Seco, de Rivera, además de relocalizar las reparaciones navales en la zona de Capurro.

 

Infraestructura y equipamiento

En la agenda de la secretaría de Estado también está contemplado el desarrollo del Sistema Nacional de Puertos. En esa esfera de la actividad ministerial, Rossi citó la proyectada dotación de infraestructura y equipamiento a los puertos de Nueva Palmira y Fray Bentos, así como el desarrollo de obras, expansión y accesos de Paysandú. Además, el ministro mencionó la necesidad de nuevas conexiones e infraestructura en Juan Lacaze, el acondicionamiento de muelle, dragado, relleno y explanada en el puerto de La Paloma y la realización de obras en la terminal de pasajeros de Colonia.

Publicado en Noticias
Página 1 de 3
Top