El estudio catalán Harquitectes hace de la materialidad expuesta al natural una constante en su producción. Con una sólida trayectoria nutrida por concursos y obra construida, el equipo construye exclusivamente en la región de Cataluña, según un artículo publicado por la revista ARQ del diario Clarín.

La producción de Harquitectes establece en su génesis una relación estrecha con la arquitectura vernácula catalana. De ella reivindica al muro en su capacidad dual, como elemento portante y de cerramiento, para la definición de los espacios; a contrapelo de la tradición moderna que desliga al cerramiento de una función estructural. A su vez, gran parte de su obra involucra intervenciones en edificios de valor patrimonial, donde el rescate de la memoria constructiva se superpone a la obvia condición histórica.

El estudio radicado en Sabadell (Barcelona) fue fundado en el año 2000 por cuatro compañeros de estudios de la Escuela Técnica Superior Arquitectura del Vallés. David Lorente Ibáñez, Josep Ricart Ulldemolins, Xavier Ros Majó y Roger Tudó Galí, conforman un equipo sólido que, a fuerza de ganar concursos, se ha consolidado en su práctica profesional.

Los socios provienen de la periferia de Barcelona donde, por entonces, era sencillo conseguir pequeños encargos con los que alimentar los primeros pasos del despacho. Eran tiempos de la burbuja inmobiliaria española. Actualmente, Harquitectes está conformado por un equipo de 18 personas que ha aprendido a trabajar en forma remota a causa del confinamiento obligatorio.

 “Implementamos un sistema de chat justo dos días antes de que viniera todo esto. Hemos trabajado con una normalidad razonable de una manera excepcional. En este tiempo han coincidido tres proyectos en etapas finales que han tenido la suficiente inercia para sortear estos dos meses y los que vendrán”, cuentan Josep y Xavi a ARQ, con una mezcla de alivio en el corto plazo e incertidumbre respecto de una crisis en ciernes.

Por lo pronto, siguen adelante con el proyecto de reforma del antiguo Teatro Arnau, situado en la Avenida del Paralelo de Barcelona (un concurso ganado en 2018). Y están arrancando la construcción de dos casas que repiten la lógica del sistema de compresión de la Casa 1413, con pilares de ladrillo y hormigón ciclópeo, donde “se combina el muro como gran contenedor y el pilar que acaba por organizar el espacio por dentro”, destacó Josep.

En un conjunto de vivienda pública de 136 unidades, pronto a iniciar la obra, los proyectistas nuevamente apostaron a un sistema murario de hormigón, de planta baja y cuatro pisos, que intenta cuestionar la vivienda de carácter celular muy ajustada de metros. “El confinamiento nos ha hecho descubrir el lujo del espacio, de los metros cúbicos. Pero claro, el precio de la construcción de vivienda pública no lo permite”, reflexiona Josep. Anticipando esa realidad, el encargo obtenido mediante un concurso de proyectos reduce metros en “lo previsible” y apuesta a los espacios intermedios. ”El sistema de distribución en las viviendas es exageradamente grande para convertirse en una sala que complementa a todas las otras. Además, una terraza corrida de ancho generoso va en paralelo para conseguir ventilaciones cruzadas”, describe.

 

Intensidad y polivalencia

La voluntad para lo imprevisto siempre está en la producción de Harquitectes: “Si en los espacios no es previsible lo que va a ocurrir es que pueden ocurrir más cosas”, sugiere Xavi. Nuevamente, entra en revisión un precepto de la arquitectura moderna para reemplazar el concepto de flexibilidad de un espacio, en el sentido que puede cambiar su función por el de polivalencia, donde prima la ambigüedad.

 “En el momento en que la vivienda en la que solo veníamos a comer y dormir se ha tenido que convertir en escuela, oficina y demás en estos días, es seguro que ya no valen las recetas habituales de espacios que solo sirven para una cosa”, señaló  Josep.

Ambos alternan sus aportes y van hilvanando ideas en una amena entrevista virtual. Cuentan que siempre han defendido espacios que están muy caracterizados por su materialidad, la luz, su geometría, pero no por su funcionalidad. “En nuestras casas es muy difícil identificar la especialización programática. Un distribuidor de 2 por 3, o de 3 por 3 se puede convertir en un estudio; en cambio un pasillo está tan especializado que es muy difícil convertirlo en otra cosa. Nuestra postura siempre ha sido la polivalencia más que la flexibilidad, porque al final no hacemos otra cosa que proyectar el uso de lo inesperado”.

Para Xavi, la intensidad con la que estamos experimentando nuestras viviendas en el último tiempo “es interesante para lo bueno y para lo malo” y traerá consecuencias en las expectativas de la gente: “Estoy seguro de que los pisos con terrazas razonables tendrán mejor salida que otros, si algún día se recupera la capacidad económica de la gente”, acotó.

Esa polivalencia funcional del espacio tiene su paralelo en la materia. Ya desde el inicio del estudio, hallaron en la arquitectura vernácula de la casa de pueblo y la construcción agrícola un interés común y un lenguaje que era fácil de compartir entre los cuatro socios. Con el tiempo, descubrieron que lo que más los emocionaba de este tipo de construcciones es que su condición estructural explica la naturaleza de los espacios: “Nos empezó a interesar ese dos por uno, de estructura más cerramiento”, destacaron.

Luego le fueron sumando profundidad y matices al análisis para entender el conjunto de fachada, estructura y cerramiento como un sistema de confort, donde se pueden ubicar aberturas enfrentadas para generar una ventilación cruzada y aprovechar la inercia térmica de los muros gruesos.

La materialidad expuesta al natural es una constante en todas las obras del estudio. Pretende generar una sensación de autenticidad en los espacios. “Cuando la construcción se explica a sí misma, cuando está desnuda de revestimientos, vemos la lógica constructiva e incluso la exageramos para que se note más. Aparece allí una narración que no tiene que ver con lo patrimonial, no es la memoria histórica sino la constructiva”, resumen.

Aplica como ejemplo la intervención del Centre Cívic Cristalleries Planell, en el barrio de Les Corts (Barcelona).

“Su materialidad cerámica responde a la voluntad de poner en valor la fachada patrimonial integrándola y no singularizándola, usándola y no sacralizándola”, describen.

La intervención sobre el edificio de una antigua fábrica de vidrio pone prácticamente en el mismo plano lo nuevo y lo viejo con materiales y técnicas similares. La materialidad se compone a partir de razones estructurales y se complementa para mejorar las condiciones de luz de los patios y dotar la fachada de un sector de vidrio repartido vinculado a la memoria de la cristalería Planell.

Las tres obras son proyectos que hablan sobre la preexistencia y dan cuenta de un expertise desarrollado por Harquitectes. “Miramos los atributos físicos, visibles y no visibles, del patrimonio. E intentamos ver cuánto pueden seguir colaborando con el proyecto”, destacaronn los autores.

Publicado en Noticias

En el marco de la construcción de la segunda planta de celulosa de UPM en Durazno, avanza el plan de soluciones habitacionales y culmina la construcción del primer predio de módulos en el Barrio Charrúa en Paso de los Toros, que serán ocupados a partir del mes de mayo por empresas uruguayas.

El diseño y la planificación de los alojamientos permite núcleos de convivencia reducidos con impacto positivo en la desconcentración geográfica y de vivienda, así como una integración positiva en las comunidades. Las obras de construcción de las soluciones modulares temporales llevadas adelante en el Barrio Charrúa que comenzaron en agosto de 2019, ya se encuentran en un grado de avance que permite la ocupación de los primeros trabajadores.

Los módulos de este predio fueron construidos en su totalidad por una empresa de Paso de los Toros ofreciendo niveles de confort y servicios adecuados para brindar comodidad a los trabajadores instalados. Las soluciones habitacionales están diseñadas en bloques, los cuales están formados por cuatro casas de 77 m2 y cuentan con cuatro dormitorios, cuatro baños y un living-comedor compartido. La capacidad máxima de cada módulo permite albergar hasta 12 personas, tres por habitación. En el contexto sanitario actual, la versátil diagramación de los módulos permite una fácil adaptabilidad a las medidas preventivas recomendadas por las autoridades.

 

Características del predio de módulos habitacionales

El predio dispone de espacios recreativos y de esparcimiento tales como parrilleros, canchas deportivas y áreas comunes. Además, incluye el acceso a fibra óptica y ofrece proximidad a un punto de embarque para facilitar el traslado de los trabajadores al sitio de obra de la fábrica. El complejo dispone además de tendido eléctrico, iluminación, saneamiento y cuenta con un moderno sistema de reservorio y presurización de agua potable para abastecer a todos los módulos, sin presentar escasez o merma en horas pico.

Este concepto de soluciones habitacionales fue planificado en conjunto por el Ministerio de Vivienda,  Ordenamiento Territorial y Medioambiente (MVOTMA), la Dirección de Ordenamiento Territorial (DINOT), la Dirección Nacional de Vivienda (DINAVI), la oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), las Intendencias de Durazno y Tacuarembó, y UPM constituyendo una oportunidad para el desarrollo local y regional. Se elaboró en base a los protocolos laborales desarrollados entre el MTSS, las cámaras de la Construcción y la Metalúrgica, el Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA) y la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (UNTMRA). En total, el plan de soluciones habitacionales generará unos 400 puestos de trabajo en el momento pico de la construcción.

Publicado en Noticias

Ante la pandemia de coronavirus surgieron hospitales construidos en pocos días para los casos graves, y propuestas de aislamiento para personas contagiadas en edificios existentes. Siempre pensando en buscar paliativos rápidos desde el diseño y la arquitectura, según explica un artículo de la revista ARQ del diario argentino Clarín.

Con el transcurso del tiempo van apareciendo alternativas más sofisticadas como los Hogares de Tránsito Protegido (HTP), el primer prototipo desarrollado y construido por el Instituto Pr0y3ct0 F4br1c4, de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Córdoba (Jesuitas).

Los HTP son un sistema de división del espacio (de medianas a de grandes proporciones) sencillo, práctico y barato que está destinado a alojar personas sanas (testeadas) pero que están en riesgo de contagio de Covid-19 porque viven hacinadas o en lugares en los que el distanciamiento social es imposible.

“En especial, el sistema está dirigido a quienes provienen de barrios populares y asentamientos precarios, donde viven los sectores más golpeados de la crisis económico-sanitaria y que lo hacen en casas superpobladas y con mucho tránsito de personas por motivos de trabajo”, sostuvo el arquitecto Esteban Bondone, director del Instituto.

El proyecto es el resultado del trabajo de distintos actores y profesionales: médicos sanitaristas, psicólogos sociales y arquitectos, en este último caso, comprometidos con la arquitectura de emergencia.

 “La simple localización de espacios vacantes en ámbitos públicos para alojar a las víctimas de desastres naturales o pandemias como la que nos toca vivir no es suficiente. Encontrar estadios cubiertos, salones de espectáculos o escuelas, constituye una solución ‘al alcance de la mano’ pero no termina de otorgar las condiciones necesariamente humanas que pretendemos”, sostuvieron desde el Instituto.

Bondone agregó que “nuestro planteo es generar pequeños ámbitos conformados por tabiques divisorios colgantes y una cama que ofrezcan una privacidad relativa, contención emocional a partir de la idea de cobijo y la generación de una atmósfera receptiva caracterizada por los colores de los materiales y las señales que inspiren una dimensión humana antes que la impersonal frialdad de los grandes salones”.  Y explicó que “el sistema se conforma por una estructura de sogas de las que se usan para escalar (6 mm), sujetas a varas de madera estandarizada (45 mm) que levantan las sogas y las tensan. En ambos sentidos de esta red cuelgan tabiques divisorios que pueden ser de diversos materiales”.

 

Arquitectura de emergencia

La propuesta ya se usó en abril pasado, en Hogar de Cristo, Barrio Cáceres, por pedido de  Cáritas Córdoba. El Salón Parroquial fue equipado con 10 Boxes destinados a personas sanas en riesgo de contagio del COVID19.

“En el caso que terminamos de construir, utilizamos “placas pizarrón” de cartón doble corrugado. Los HTP se destacan por su muy bajo costo y, además, tienen un fácil y rápido montaje. “Es una respuesta efectiva a la situación que enfrentamos”, concluyeron.

“Pr0y3ct0 F4br1c4” es el nombre de entrecasa de la propuesta pedagógica/productiva bautizada Instituto de Arquitectura y Sujetos de Emergencia. El instituto fue creado por la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Córdoba en 2016 como respuesta a las inundaciones producidas por el Arroyo Saldán. En ese caso, el instituto produjo los prototipos “Día Cero” para atender a los damnificados.

A partir de allí, la propuesta pedagógica que prepara arquitectos en la especialidad Arquitectura de Emergencia, incluyó la idea de desarrollar, en forma cooperativa, refugios para asistir a los evacuados inmediatamente después de una tragedia ambiental.

Lo aprendido en “Día Cero” llevó a generar un banco de refugios a nivel regional, administrado entre la Universidad Católica de Córdoba (Extensión Social/RSU) y los municipios afectados.

Los estudiantes del Instituto no solo se preparan en arquitectura de emergencia sino que también diseñan y construyen las soluciones. “Los alumnos son invitados a vivir la experiencia de dormir en un centro de evacuados y a mejorarlo con sus diseños”, explicó Bondone.

Publicado en Noticias
Miércoles, 13 Mayo 2020 19:01

Legado de marca entre anillos de hormigón

El estudio de arquitectura polaco Wamhouse Studio, capitaneado por Karina Wiciak, ha diseñado esta original vivienda inspirada en el logotipo del fabricante de coches alemán Audi. Se trata de la quinta casa proyectada que forma parte de una serie de residencias inspiradas en el característico símbolo gráfico de una marca.

Haciendo referencia a la forma del logo directamente, el edificio presenta una estructura a base de cuatro anillos de hormigón, en clara alusión a la marca y a su historia, cuyo origen se remonta a la década de 1930.

El objetivo general ha sido mantener la legibilidad de los cuatro cuerpos cilíndricos en el exterior. Por lo tanto, no es una casa frugal para una familia, sino una espaciosa residencia de vacaciones, situada entre la vegetación natural.

El proyecto señala que la fachada frontal de la vivienda dispone de enormes ventanas de vidrio que permiten una vista sin obstáculos de la amplia piscina del patio delantero a la vez que dejan entrar mucha luz natural al interior. Los 280 m2 de superficie de los que cuenta la vivienda están dispuestos en una sola planta diáfana, a excepción del garaje y el lavadero, dispuesto en un nivel inferior al que se accede a través de una escalera interior con barandilla en cristal transparente para una mayor ligereza espacial. 

Por su parte, La zona de estar, muy alta y espaciosa, ha sido deliberadamente desprovista de un piso adicional, a pesar de que una altura significativa del piso lo permitiría. Cuenta con un rincón de música y un mobiliario de formas envolventes y tonos neutros.

En tanto, los interiores de hormigón crean una ambientación de carácter industrial, la presencia de madera en acabados y piezas de mobiliario contrarresta con toques de calidez.

Similar a los diseños anteriores de Wiciak, la diseñadora polaca ha incorporado techos altos y una distribución abierta para fomentar el flujo natural y favorecer el feng shui. La zona de dormitorio, con estructura de cabecero hecho a medida, incluye una bañera exenta.

Si bien se trata de un edificio conceptual, la proyección de la vivienda se ha llevado a cabo a partir de principios funcionales, con el objetivo, algun día, de hacer realidad el diseño y disfrutar de la construcción, en medio de un entorno natural campestre.

 

Arquitectura brutalista

Según explicaron desde Wamhouse Studio, la vivienda hace una clara alusión a la arquitectura brutalista reinterpretando los rasgos típicos de este estilo, como las estructuras de hormigón bruto, las paredes y ventanas redondeadas, el espacio interior abierto y el acristalamiento integral.

No es la primera vez que la arquitecta polaca Karina Wiciak, del estudio Wamhouse, se atreve a proyectar una casa conceptual. Habiendo ya abordado diseños inspirados en la imagen gráfica de Chevrolet, Adidas, Renault y Mitsubishi, ahora se atreve con una nueva creación, a partir del logotipo de la firma automovilística Audi.

Para este proyecto, la vivienda se concibe como un diseño monolítico a partir de un cuarteto de cilindros de hormigón, en clara alusión a la icónica insignia de la marca alemana. Desarrollado en 1932, este emblema del anillo simboliza la unificación de cuatro fabricantes de automóviles anteriormente independientes (Audi, DKW, Horch y Wanderer) que se unieron para crear Audi AG.

Más allá del logotipo circular, el concepto desarrollado por Wiciak toma las claves de diseño del legado centenario de Audi y las características arquitectónicas que fueron populares durante el apogeo inicial del fabricante automovilístico. La creación de la estructura combina hormigón bruto con grandes planos de vidrio y paredes y ventanas redondeadas.

Dentro de los cuatro cilindros paralelos, la superficie útil de la casa es de casi 280 m2 y abarca una planta baja además de un garaje subterráneo con lavadero. La superficie habitable, que cuenta con techos altos y una planta diáfana, se ha dejado a propósito sin la adición de un segundo piso, a pesar de que el importante volumen lo hubiese permitido.

El objetivo era mantener la legibilidad de los cuatro cuerpos cilíndricos en el exterior. Dentro del espacio habitable, las diferentes estancias están parcialmente divididas con paredes de vidrio, enfatizando la conexión visual entre ellos. El programa incluye un salón abierto, un comedor y un rincón de música, una gran cocina, una sala de estudio con biblioteca, dos dormitorios con baños privados, tres aseos y una despensa.

Todo ello enclavado en un entorno natural y campestre, y complementado con una amplia piscina. Todo ello con un planteamiento contemporáneo que bebe del legado histórico para redefinirlo con ingenio y originalidad.

Publicado en Noticias

“Hemos recorrido diferentes asentamientos de Montevideo y en el interior de Uruguay. Hemos tomado conciencia de la magnitud del problema y asumimos el compromiso de encontrar soluciones que mejoren la calidad de vida a nuestros compatriotas más frágiles, dijo la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Irene Moreira.

Asimismo, destacó la importancia de las áreas de agua, cambio climático y medio ambiente.

Moreira delineó las prioridades de su gestión en su discurso de asunción realizado el pasado 2 de marzo, en la sede ministerial, entre las que se encuentra la generación de soluciones habitacionales para los residentes del “interior profundo”, con la promoción del arraigo en el lugar donde los ciudadanos nacieron.

Aseguró que recorrerá todos los caminos con la meta de construir viviendas en cantidades suficientes que resuelvan los problemas habitacionales para los sectores de más bajos recursos, en el marco de una política nacional, porque “el derecho a la vivienda está consagrado en la Constitución, debido a la importancia del tema para todos los habitantes de la nación. Nuestro trabajo se centrará en lograr que todos los compatriotas puedan acceder a un techo digno”.

En cuanto a ordenamiento territorial, afirmó que la visión del ministerio será la formulación de políticas nacionales con los controles necesarios a efectos de promover el desarrollo del territorio a escala nacional y en un marco regional, trabajando en estrecho contacto con los gobiernos departamentales y otras dependencias involucradas en el tema.

 En el área de medio ambiente, el ministerio cumplirá con la ejecución, supervisión y evaluación nacional de protección que sea compatible con un desarrollo sostenible. "A nadie escapa la importancia que tiene el cuidado del mundo en el que vivimos por lo que seremos celosos custodios de la normativa vigente", afirmó y agregó que es fundamental la educación de la ciudadanía en el cuidado ambiental.

"Es momento de una verdadera conciencia ambiental, así como la fiscalización y el castigo a aquellos que irresponsablemente contribuyan a su degradación", precisó. En tal sentido, dijo que tienen previsto impulsar un proyecto de ley que establezca un cronograma posible de eliminación de uso de envases no degradables.

También afirmó que la Dirección Nacional de Agua deberá proponer soluciones a la problemática de los cursos de hídricos.

“En particular se deberán atender las amenazas que se ciernen sobre la principal fuente de agua potable de Uruguay, que es el río Santa Lucía, del que depende más de la mitad de la población”, señaló. Y anunció que la dirección de Cambio Climático al igual que la dirección de Aguas se incorporará al nuevo ministerio, que se creará próximamente.

Publicado en Noticias
Página 1 de 12
Top