Error
  • La plantilla no está disponible para esta presentación. Por favor, contacte con un administrador del sitio.

UNIT promueve la normalización en el campo de la eficiencia energética y a solicitud del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) se han llevado adelante varios programas de normalización para la elaboración de normas técnicas que den soporte a la evaluación de desempeño energético de los edificios.

Actualmente, como resultado de la labor del Comité Especializado de Eficiencia Energética en Edificios se encuentran en consulta pública los proyectos de norma:

PU UNIT-ISO 16817:2017 Diseño del ambiente de los edificios - Ambiente interior - Proceso de diseño del ambiente visual.

PU UNIT-ISO 17772-1:2017 Desempeño energético de los edificios - Calidad del ambiente interior - Parte 1: Parámetros de entrada del ambiente interior para el diseño y evaluación del desempeño energético de los edificios.

El consumo de energía de los edificios depende significativamente de los criterios utilizados para el diseño y el funcionamiento del ambiente interior de los edificios (incluyendo los sistemas de calefacción, refrigeración, ventilación e iluminación).

El ambiente interior afecta la salud, la productividad y el confort de los ocupantes. Algunos estudios técnicos demuestran que los costos asociados a un ambiente interior deficiente son a menudo más altos que el costo de la energía utilizada en el mismo edificio. También se ha demostrado que una buena calidad del ambiente interior puede mejorar el desempeño general del trabajo y el aprendizaje y reducir el ausentismo.

Además, es posible que dada la falta de confort las personas realicen acciones para sentirse cómodas que puedan tener implicancias energéticas. Por lo tanto, existe la necesidad de especificar criterios para el ambiente interior relativos a diseño y a cálculos de energía para edificios y a cada uno de los sistemas de servicio de los edificios.

En particular, el PU UNIT-ISO 16817 proporciona un proceso de diseño integral para obtener un ambiente visual interior de alta calidad. Esto incluye la consideración de aspectos arquitectónicos y de ingeniería de los sistemas de iluminación natural y artificial con el propósito de lograr la satisfacción, la salud, el bienestar y la productividad del usuario, así como el desempeño energético y la sostenibilidad de los edificios.

El diseño de un ambiente visual interior de la calidad requerida para los usuarios tiene en cuenta las necesidades humanas que incluyen elementos relacionados con el desempeño, el confort visual, la salud, la seguridad y el bienestar.

Por otro lado, el PU UNIT-ISO 17772-1 especifica los requisitos para parámetros del ambiente interior en lo que refiere a ambiente térmico, calidad del aire interior, iluminación y acondicionamiento acústico. También indica cómo establecer estos parámetros para el diseño de los sistemas del edificio y los cálculos de desempeño energético.

Incluye criterios de diseño para los factores locales que generan falta de confort térmico, corrientes de aire, asimetría de temperatura radiante, diferencias en vertical de la temperatura del aire y en la temperatura superficial del piso.

El documento proporciona parámetros de entrada para el diseño de la envolvente del edificio, la calefacción, la refrigeración, la ventilación y la iluminación.

Estos proyectos de norma en consulta pública pueden ser descargados directamente de la página web de UNIT: www.unit.org

Las contribuciones a las consultas públicas pueden dirigirse por escrito a UNIT, Plaza Independencia 812 Piso 2 ó a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. hasta la fecha de finalización del periodo de consulta pública.

El proyecto de norma PU UNIT-ISO 16817 estará en consulta pública hasta el 23 de agosto de 2019 y el proyecto de norma PU UNIT-ISO 17772-1 hasta el 1 de octubre de 2019.

En caso de recibirse comentarios durante ese periodo, estos serán analizados por el Comité Especializado, quien tomará resolución sobre los mismos.

El Comité Especializado UNIT de Eficiencia Energética en Edificios continúa los trabajos de normalización con la preparación de normas referidas a desempeño energético de los sistemas de iluminación de los edificios.

El contar con normas técnicas sobre estos temas facilitará la labor de los profesionales locales al disponer de documentos de referencia para el diseño de calidad del ambiente interior y su evaluación con criterios de confort, eficiencia energética y sostenibilidad.

El último informe del CEEIC sostiene que la percepción actual y las expectativas son negativas para la economía, mientras que para el sector la percepción actual es negativa pero las expectativas son positivas. Además, da cuenta  que los empresarios encuentran más probable incorporar personal que maquinaria, al tiempo que se incrementa el peso en la estructura de costos de insumos importados, que pasa del tercer a segundo lugar, por detrás la mano de obra.

El informe del Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (CEEIC)  presenta los resultados de la Encuesta de Expectativas realizada durante los meses  de  mayo y Junio del presente año.

El  principal  objetivo  de  este documento es  monitorear  las  expectativas  de  las  empresas  del  sector  de  la construcción respecto a las principales variables económicas, su capacidad instalada y expectativas de crecimiento de manera tal de poder obtener información sobre la coyuntura actual y evolución futura del sector y la economía en su conjunto.

De esta manera, se relevó la opinión de 71 empresas asociadas a Cámara de la Construcción del Uruguay (CCU),  así como de 10 empresas asociadas a la Asociación de Promotores privados de la Construcción del Uruguay (APPCU). Del total de las empresas contactadas se obtuvo una tasa de respuesta de 36%.  Los resultados del documento se presentan en tres secciones: Expectativas,  Capacidad instalada y Evolución de los costos

 

Expectativas

En la primera sección, las  empresas   fueron  consultadas  sobre  la  percepción  actual  y  sus expectativas futuras respecto a la economía en general y en particular el sector de la construcción.

La percepción actual fue relevada mediante la  apreciación  del estado actual de la variable de interés como  (Buena,  Ni  buena  ni  mala,  Mala)  mientras  que  las  expectativas  fueron  recogidas  mediante  la percepción de la evolución futura respecto al estado actual (Al alza, Igual, A la baja).

Los resultados señalan que tanto para la  percepción actual de la  economía (59%)  como para las expectativas (55%),  los  encuestados  respondieron  mayoritariamente  con  una  percepción  “ni  buena  ni  mala”  y  en segundo lugar se encuentran las respuestas con una percepción  “mala”. Por  último, las respuestas que valoraron  como  “buena”  la  situación  actual  son  nulas  mientras  que  las  expectativas  al  alza  sobre  la situación de la economía representaron un 10% de las respuestas.

Al  ser consultados  sobre  la  situación  actual  del  sector,  las  respuestas  denotaron  una evaluación algo más optimista que para la economía en general. En el caso  de la situación actual,  un  3% la evaluó como “buena”, y un 62% como “ni buena ni mala”. Las respuestas con una evaluación “mala” del sector suman un 35% del total.

Las respuestas  vinculadas a las expectativas del sector se dividen entre un   28%  “al alza”,  un 62% que espera que la situación se  mantenga “igual”  y un 10%  “a la baja”.  Por lo tanto, las respuestas sobre las expectativas del sector también son algo más positivas a las reportadas para las expectativas de la economía en general (10% y 55% y 35% respectivamente). sostiene el informe.

“El indicador de balance  actual, obtenido a través de la resta de los porcentajes reportados  positivos y negativos, indica,  para la economía actual,  un balance de -41% y para el sector un balance de  -32%. En el reporte anterior (informe N°20), estos guarismos se ubicaron en  -36% y -12%,  respectivamente”, sostiene el informe.

 

Capacidad Instalada

Consultadas las empresas respecto a su capacidad  instalada  actual y sus expectativas. Para esto se solicitó que se categorizara  su situación actual y sus  expectativas en uno de los 6 tramos previamente establecidos.

Los resultados  indicaron  que un 59% de los encuestados reportó  estar operando con  una capacidad  instalada  menor  al  70%,  lo  que  supone  un  deterioro  respecto  a  los  resultados  de  febrero (52%). 

Para  el  caso  de  las  expectativas,  un  49%  de  los  encuestados  espera  operar  utilizando  una  capacidad  instalada  inferior  al 70%, este valor también supone un  alza  respecto a la cifra registrada en febrero (48%).

Por otra parte, solo un 3% de las empresas declaró estar operando con capacidades de 90% o más y un 17% de las  empresas esperan operar a  un 90% o más de la capacidad instalada.

Adicionalmente,  se consultó a las empresas respecto a la  probabilidad de expansión  de la capacidad instalada en cuanto a maquinaria y personal.

En este sentido, el 65% de las empresas ve como  “muy poco probable”  o  “poco probable”  la expansión de maquinaria.  Para  el  caso  de  la  expansión  de  personal,  las respuestas  “muy poco probable” o “poco probable” suman un 59% de las respuestas,  cifra muy similar a la registrada en la anterior encuesta (60%).

En tanto, el porcentaje de respuestas que declara probable  o muy  probable la expansión de maquinaria y personal, se ubicó en 31% y 41%, respectivamente.

“Estos valores suponen una caída respecto al  informe anterior para el caso de  la expansión de maquinaria (44%) y un  aumento para la expansión de  personal, cuyo valor fue de 36% en febrero”, expresa el documento.

 

Evolución de los costos

En cuanto a la evolución de los costos, un 62% espera que la evolución sea a la par con el IPC, un 31% espera que estos evolucionen por encima del mismo y un 7% respondió que espera que evolucionen por debajo  del  IPC. 

“Respecto  al  anterior  informe  donde  un  32%  de  los  encuestados  respondió  tener expectativas por encima del IPC  y un 68% declaró  esperar una evolución a la par,  esto supone un leve descenso de las expectativas de incremento de los costos”, expresó el CEEIC.

Asimismo,  se  consultó  a  los  encuestados  respecto  de  los  principales factores  de  influencia  sobre  los costos, que nuclea subcontratos, mano de obra, insumos importados, insumos locales y costos financieros.

El 69% declaró a la mano de obra como el principal factor, un 28% a los insumos importados y el restante 3% es asignado a los insumos locales.

“Comparando las respuestas con las de la encuesta anterior, donde 76% de los encuestados declaró la mano de obra como principal factor de costo, se constata un descenso del peso de este rubro en la estructura de costos de las empresas constructoras y un aumento del peso de  los insumos importados.

Este ha crecido  desde un 4% en la encuesta anterior hasta el 28% de la presente  encuesta.  En  contrapartida,  el  peso  de  los  insumos  locales  disminuye  desde  un  12%  en  la medición anterior hasta un 3%”, concluye el relevamiento.

Comprar una casa o un piso, reformarlo para mejorar su eficiencia energética y obtener a cambio una reducción del precio de la hipoteca o un mayor porcentaje de financiación, es una de las nuevas premisas en España para incentivar, justamente, este tipo de viviendas.  O, directamente, adquirir una vivienda con una de las mejores certificaciones energéticas y conseguir un préstamo a condiciones más favorables, según un informe de El País de Madrid.

Esto es lo que se denomina una hipoteca verde, cuya finalidad es crear un círculo virtuoso: se mejora la eficiencia energética de la vivienda, lo que redunda, por un lado, en una contribución en la lucha contra el cambio climático y, por el otro, en un ahorro que, a su vez, permite reforzar la solvencia del usuario quien, por ende, obtiene un préstamo más barato. El problema es: ¿de verdad existe la hipoteca verde? ¿Y sus virtudes son reales?, se pregunta el diario español.

Si se atiende únicamente a la legislación española, de la hipoteca verde solo se encuentra un tenue rastro. La nueva Ley de crédito inmobiliario, que entró en vigor a mediados del mes pasado y que introduce importantes novedades en los préstamos para comprar viviendas, menciona las hipotecas verdes por primera vez en un texto legislativo.

No obstante, no concreta qué se entiende con estos términos y deja su definición y regulación para un desarrollo posterior.

En uno de los borradores que se elaboraron antes de la aprobación definitiva de la ley se establecía que firmar una hipoteca verde no hubiera obligado a elevarla a escritura pública y no se hubiera tenido que abonar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD). Unas medidas para incentivarla que, sin embargo, no se incorporaron en el texto final.

 

La oferta despierta

Productos que tienen las características de una hipoteca verde mencionadas anteriormente, sin embargo, ya se comercializan.

El mes pasado, el banco BBVA —que aprobó en 2018 un plan para movilizar 100.000 millones de euros hasta 2025 en financiación verde, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera— lanzó en el mercado una línea de préstamos para la promoción de nuevas viviendas de alta eficiencia energética y consumo casi nulo (uno de los requerimientos a los que las directivas europeas obligarán a partir de 2021, para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero).

Lo que ofrece esta entidad es una bonificación en el diferencial de la hipoteca para aquellos compradores que financien su vivienda a través de esta línea verde. En las mismas semanas, Santander anunció la bonificación de 10 puntos básicos en el tipo de interés de los créditos para viviendas sostenibles.

También en junio pasado, la Comisión Europea publicó su informe sobre taxonomía de actividades sostenibles, en el que, entre muchos otros aspectos, define un inmueble verde como aquel que tenga un certificado de eficiencia energética A o B. Para vivienda que se renueven, se acepta cualquier letra, siempre y cuando las obras de mejora supongan al menos el 30% de ahorro energético.

 

La demanda crece

Pese a estos avances, “en Europa todo es muy incipiente y no hay grandes desarrollos concretos” en lo que respecta a las hipotecas verdes, admiten fuentes de la Caja Rural. El año pasado esta entidad, junto con la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI) y Triodos Bank y otras del viejo continente, puso en marcha el plan de acción sobre hipotecas para la eficiencia energética (Eemap, por sus siglas en inglés), bajo el paraguas de la Federación Hipotecaria Europea.

En este programa para la concienciación sobre las ventajas de este producto, y su desarrollo y promoción, participan diversos países a través de diferentes colectivos, como entidades financieras, constructoras, consultoras, promotoras y tasadoras.

“Las hipotecas verdes se encuentran en una etapa muy embrionaria, aunque está empezando a tener visibilidad en muchos países de Europa”, afirmó la responsable del Proyecto de hipotecas y préstamos verdes de la Unión de Créditos Inmobiliarios, Cátia Alves. Y la demanda crece. “Desde 2013, hemos financiado unas 2.000 hipotecas teniendo en cuenta criterios de eficiencia energética en España y más de 11.800 en Europa, con un crecimiento del 36% en el último año”, señaló la responsable de Hipoteca de Triodos, Gemma Balasch.

De todas formas, indica El País de Madrid, más de tres de cada cuatro socios de la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV), que integran 22 sociedades de tasación, no consideran estadísticamente probado todavía que en España las viviendas sostenibles se estén revalorizando más y más rápido que las convencionales, ni que el ahorro energético se esté convirtiendo verdaderamente en una mayor capacidad de hacer frente al pago de la hipoteca. Lo que socavaría el pilar en el que se sustentan las hipotecas verdes.

“Nadie puede dudar de que una vivienda que se reforma y alcanza una mejor calificación energética consume menos energía y que por lo tanto supone también un ahorro económico, y eso aumenta el valor de la vivienda. Todavía es muy pronto para hacer valoraciones sobre este tema, mientras se están desarrollando modelos de análisis”, señalaron desde la Caja Rural.

 

Faltan incentivos

Lo que está claro es que la implantación de la hipoteca verde es “aún escasa en España”, en palabras de la secretaria de la AEV, Paloma Arnaiz. Según Alves, para fomentarla sería necesario “que todos los actores del mercado trabajen” en el mismo sentido, algo que en lo que coincidió Gemma Balasch, quien añadió la falta de reconocimiento normativo de la hipoteca verde como la principal tarea pendiente.

“Aunque favorecer la financiación verde desde un punto de vista legal sea positivo, lo importante sería fomentar la compra o renovación verde, es decir, que el dueño de la vivienda tenga incentivos para tomar este tipo de decisiones”, sostienen desde la Caja Rural. Para esta fuente, se trata de un proceso “imparable”, en el que es probable que “se produzcan iniciativas públicas que hagan que se acelere, como penalizaciones fiscales a viviendas menos eficientes o más apoyos o subvenciones para renovaciones”.

Lunes, 29 Abril 2019 16:48

EL inodoro del futuro llegó a Suprasur

Escrito por

Se trata de un inodoro inteligente que cambia y cuida la forma de disfrutar el baño. Fue diseñado con el objetivo de cuidar la salud, higiene y bienestar de las personas. Diseño y tecnología en línea con el cuidado de la ecología, bajando el consumo del agua.

A diferencia de los inodoros comunes, tiene gran variedad de funciones:

 

  • Diseño único
  • Asiento inteligente
  • Bidet: Lavado masculino/femenino
  • Secado con aire cálido
  • Sistema de eliminación de olores inteligente.
  • Limpieza automática
  • Solución antibacteriana
  • Descarga tornado flush
  • Luz LED nocturna
  • Ahorro de energía

 

El Smart Toilet, incluye un control remoto simple e intuitivo que le permite accionar al usuario toda la gama de funciones en forma cómoda.

En caso de corte de luz, el equipo sigue funcionando en la descarga ya que cuenta con una bateria interna.

 

Beneficios:

 

Ecológico

Reduce el uso de papel y baja el consumo del agua. 3,8 lts.

 

Diseño

Crea un espacio moderno, con la última tecnología al servicio de la higiene personal.

 

Higiene

Alcanzar una limpieza óptima con un mayor cuidado de su cuerpo.

 

Menos espacio

Ocupa menos espacio, permitiendo llevar higiene y confort a baños pequeños.

 

Seguridad e independencia

Aquellas personas con movilidad reducida no tienen que trasladarse a un bidet para su higiene personal.

 

Fácil de instalar

Debe existir red de agua para que el Smart Toilet pueda conectarse, ya que no necesita tanque de agua en la pared y una toma de corriente.

 

Medidas:

690 x 400 x 520mm

Cerámica de Porcelana

 

Proporciona una nueva forma de disfrutar tu baño. Higiene y confort se combinan para alcanzar la sensación de que existe una nueva clase de limpieza bajo los más altos estándares de calidad, sin la necesidad de cisterna o mochila.

Tecnología de innovación para la higiene personal específicamente diseñados para garantizar la máxima limpieza utilizando el agua. Reemplazan el Bidet, teniendo la función incorporada en un único equipo.

 

Casa Central: Dr. Salvador ferrer Serra 1928 - Wapp: 095716774

Cuidad de la Costa: Av. Giannattasio Km23 - Wapp: 093944799

Pando: Av. Francisco de Menezes esq. Juan Zorrilla de San Martín.Wapp: 093944798

Página 1 de 7