Noticias

Construcción 4.0, la nueva tendencia

Las tendencias en el mundo de la construcción van desde la reducción de emisiones a la domótica o la utilización de drones, pasando por dar un mayor uso a los espacios exteriores o los espacios antes casi olvidados como los baños.

El desarrollo residencial de los próximos años apuesta por la denominada “Construcción 4.0”, caracterizada por la automatización de procesos, el análisis de Big Data y las tecnologías disponibles en Internet. Este concepto busca, a través de la aplicación de nuevos métodos y tecnologías, transformar los procesos constructivos de las viviendas para hacerlos más seguros, eficaces, eficientes y productivos. Con estas premisas, las tendencias en el mundo de la construcción van desde la reducción de emisiones a la domótica, pasando por dar un mayor uso a estancias antes casi olvidadas como los cuartos de baño.

 

Reducción de emisiones. La sociedad está cada vez más concienciada con el respeto al medio ambiente. Las constructoras buscan soluciones para reducir las emisiones de los edificios en un 40% e intentan que el uso de las energías renovables llegue al 27%. Un ejemplo de esta tendencia es el concepto ‘casa pasiva’, donde el diseño arquitectónico de la vivienda está pensado para ahorrar energía y mejorar la salud de sus habitantes. Estos sistemas se ajustan a la nueva legislación y, aplicados en obra nueva (Passivhaus) y rehabilitación (Enerphit), consiguen una demanda calorífica anual máxima de 15 kilovatios/hora por metro cuadrado, reducen a una décima parte del gasto en calefacción, posibilitan que cada habitante caliente 10 metros cuadrado por sí mismo, mantienen una temperatura acogedora todo el año, presentan aire fresco integrado y brindan una atmósfera interior saludable.

 

Materiales ecológicos. Los materiales ecológicos se fabrican y distribuyen con un bajo impacto medioambiental, son duraderos, reutilizables y menos nocivos para la salud, y su origen natural impiden que se alteran con el frío, el calor o la humedad. La tendencia está en el uso creciente de materiales naturales, como el hierro, la madera, las fibras naturales, el vidrio, el terrazo y el mármol, así como las de pinturas con componentes naturales, anticontaminantes y sin aditivos químicos. En la misma línea, la apuesta está en utilizar materiales reciclados y reciclables, así como los que no generan ningún residuo una vez que han terminado su vida útil.

 

Renovables. El ahorro energético se logra mediante el aislamiento y la refrigeración de la vivienda, con ventanas de puente térmico, y una mejor elección de materiales para hacer las casas más frescas o más calientes en los sitios donde las temperaturas son bajas. También, cada vez hay construcciones que utilizan energías renovables como paneles solares, fotovoltaicos o el biogás.

 

Aplicaciones en la construcción. En el proceso constructivo algunas aplicaciones sirven para ahorrar en consumo de papel y reducir el impacto en el medio ambiente, y permiten el seguimiento en cada parte de los procesos de la construcción con lo que se optimiza la sinergia entre distintos equipos de trabajo, incluso entre operarios de la obra y arquitectos. En el interior de las viviendas, las cámaras de seguridad son casi del pasado, ahora las casas se pueden controlar desde un teléfono móvil. Algunas aplicaciones permiten controlar desde la seguridad, hasta un detalle tan simple como encender una luz.

 

Detectar errores. La realidad virtual se ha empezado a aplicar en la construcción. Entre otros usos sirve para examinar los avances de una obra sin necesidad de desplazarse físicamente. También se utiliza para recrear construcciones y así visualizarlas como si ya estuvieran terminadas con lo que se pueden detectar posibles errores o defectos antes de iniciar las obras o durante el transcurso de la construcción. Por otro lado, el uso de drones permite inspeccionar áreas de difícil acceso o demasiado extensas, con lo que se optimiza el tiempo y el personal requerido para estas tareas. Además, los drones pueden aportar y guardar datos muy útiles para la construcción.

 

Disfrutar al aire libre. Las nuevas construcciones intentan que se pueda disfrutar más del exterior. La idea es incorporar elementos del exterior en el interior, con grandes ventanas para crear estancias muy luminosas de tal manera que cuando no sea posible contar con un gran terraza, al menos tener un espacio interior que se asemeje a esta. Otra opción es el acondicionamiento de terrazas y balcones para usarlos todo el año. Para ello se utilizan cerramientos, que permiten tener una zona exterior lista para usar todo el año, pese a las inclemencias del tiempo.

 

Zona para relajarse. El estrés y la consiguiente necesidad de relajarse hace que la tendencia actual sea incorporar en el baño una zona de relax a modo spa. Con los nuevos materiales de construcción, el diseño y la decoración, se puede transformar un baño en una zona relajante.

Visto 337 veces
Etiquetado como
Compartir
Top