Noticias

Ministro de Transporte y Obras Públicas anunció que profesionales del organismo auditarán estado de las rutas

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, lanzó algunos de los lineamientos que tendrá su cartera y afirmó que  uno de los objetivos de su administración será la defensa de los dineros públicos con obras sin retrasos. En este contexto, la gestión de Luis Alberto Heber al frente del Ministerio de Transporte y Obras Públicas comenzará con una auditoría sobre el estado de las rutas nacionales y la confección de un plan estratégico. Aseguró que la administración rendirá cuentas de forma transparente. “Nosotros no vamos a admitir ninguna actitud que pueda llevar al desvío de una conducta que manche al gobierno”, aseveró el ministro al momento de su asunción.

“Nosotros no estamos contra el Estado, estamos a favor de un Estado eficiente que cumpla con su labor”, definió Heber. Aseguró su respaldo a todos los funcionarios comprometidos con su tarea. “Este ministerio, de 2.800 funcionarios, deberá ponerlos al servicio de la causa nacional, sin tener la necesidad de tomar más gente, que el país no precisa y no puede darse el lujo. Vamos a trabajar con lo que tenemos, creemos que es material humano muy importante para consagrar a este ministerio como el mejor”, complementó.

Por otra parte, subrayó la importancia del sector privado para la infraestructura nacional: “No estoy en contra del privado, estoy a favor, nos tienen que dar una mano, tienen que arriesgar, porque también arriesga el país y su pueblo cuando nos embarcamos en áreas de infraestructura. El sector privado es bienvenido. No importa quién haga las rutas, importa que se hagan las rutas”.

La honestidad y la transparencia guiarán la gestión de las autoridades en el ministerio, sobre todo en un área con casos de corrupción destacados en América Latina, precisó Heber en su oratoria. “Nosotros no vamos a admitir ninguna actitud que pueda llevar al desvío de una conducta que manche al Gobierno”, manifestó.

 

Plan estratégico

El organismo confeccionará un plan estratégico a partir de una auditoria externa para saber cuál es el estado verdadero de las rutas. “El ministro saliente ha dicho que el 67% de las rutas del Uruguay están en buen estado o en muy buen estado. Yo festejaría mucho si eso es así, pero, más que salir de un anuncio o un titular, me gustaría que existiera un trabajo serio de una empresa ajena al ministerio que me diga cuál es el estado actual de las rutas”, enfatizó.

Agregó que “hay paño para ahorrar en funcionamiento, y espero que no sea en obras del Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Gran parte de los recursos disponibles (en la cartera) son para mantenimiento y no para obras nuevas”, sostuvo Heber, en rueda de prensa, en la Torre de las Telecomunicaciones.

El jerarca fue responsable de la apertura del II Seminario Comercio Internacional, Inversión y Arbitraje, organizado por la Cátedra de Régimen Jurídico del Comercio Exterior de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República (Udelar) y la Asociación Civil Pro Arbitraje y Mediación (Red Arb Med).

“Si no tenemos los recursos suficientes para hacer obras en forma directa, debemos buscar fórmulas de asociación con capital privado que sustituyan el capital que nosotros, como Estado, no tenemos. El único recurso que tenemos como Estado es subirle los impuestos a la gente, y eso no lo queremos ni lo vamos a hacer. Estamos haciendo un esfuerzo para equilibrar las cuentas (públicas)”, enfatizó.

En ese sentido, Heber recordó que fue informado, y así se lo transmitió al presidente Lacalle Pou, que en vialidad en 2019 se gastaron 57 millones de dólares correspondientes al 2020. Es decir, que “ya venimos con afectación (de recursos)”, sostuvo.

 

Estudio técnico

Por su parte, el subsecretario de Transporte y Obras Públicas, Juan José Olaizola, anunció que CAF-Banco de Desarrollo de América Latina financiará con fondos no reembolsables un estudio técnico de viabilidad de navegación del río Uruguay aguas arriba de Salto Grande. El jerarca recorrió el complejo hidroeléctrico binacional y el puerto salteño y se entrevistó con actores locales.

“La hidrovía del río Uruguay es un tema de atención del Ministerio de Transporte en el que estamos trabajando”, para que permita el transporte regional de mercaderías sin obstáculos, definió Olaizola en la ciudad de Salto.

En ese contexto, el jerarca anunció que la cartera, con fondos no reembolsables de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina (conocida anteriormente como Corporación Andina de Fomento), realizará estudios técnicos para conocer si es viable la navegabilidad del río Uruguay al norte del complejo hidroeléctrico de Salto Grande.

Olaizola se reunió con la delegación uruguaya de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, encabezada por Gabriel Rodríguez. En esa instancia, accedió a un informe técnico de 2019 del organismo binacional y, posteriormente, recorrió la represa y la esclusa de navegación del complejo.

A continuación, el subsecretario mantuvo un encuentro en el puerto de esa ciudad con actores públicos y privados del departamento. En la oportunidad, recibió dos proyectos elaborados por consultores privados que exploran las posibilidades de sortear la represa de Salto Grande para la navegabilidad del curso hídrico al norte de Salto.

“Si hablamos de la hidrovía Paraná-Paraguay, no debemos olvidarnos del río Uruguay. Es necesario realizar un esfuerzo para proveer de un sistema de esclusas o baipases al complejo hidroeléctrico de Salto Grande. Es interés (del gobierno) que exista inversión en ese proyecto”, sostuvo en el I Foro de Integración y Desarrollo organizado por el Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata y la revista Latin Finance en Montevideo.

Visto 600 veces
Etiquetado como
Compartir
Top