JoomlaLock.com All4Share.net

Noticias

Nuevas alternativas para construir de forma rápida, liviana y aislante

Estos sistemas constructivos no tradicionales tienen en común cuatro características que los hacen atractivos para resolver proyectos: permiten acelerar la obra, son autoportantes, tienen bajo peso propio (lo que reduce el costo de los cimientos) y ofrecen un buen nivel de confort térmico. Además, son versátiles para resolver los revestimientos.

El panel especial de poliestireno expandido permite construir paredes, techos y entrepisos rápidamente. Se trata de un sistema constructivo ultraliviano que resuelve en forma integral la mampostería, estructura y aislación térmica. Una vez realizada la platea, se levanta la tabiquería interior y exterior, sin necesidad de recurrir a equipos especiales. La eficiencia del sistema, de patente italiana, radica en el núcleo de EPS, que provee una alta aislación térmica. En ambas caras, las placas están revestidas por una malla de acero que le otorga resistencia y que, junto con el concreto proyectado, se transforman en una estructura continua de gran capacidad portante. El sistema reemplaza lo que en la construcción tradicional implica la ejecución de encadenados, estructuras de hormigón armado, sus encofrados y armaduras, mamposterías, dinteles, revoques gruesos, aislaciones horizontales y verticales.

 

Lego de madera

Con el foco puesto sobre el aislamiento térmico y la rapidez de ejecución, los bloques de poliestireno expandido  permiten resolver paredes y losas. Estos ladrillones huecos se colocan intertrabados y luego se rellenan con hormigón para conseguir una envolvente continua con 3,5 cm de aislamiento térmico de alta densidad en ambas caras del muro. Con este sistema se pueden construir hasta cuatro niveles. Una pared de 2,50 por 3 m se puede levantar en 40 minutos, según el fabricante.

Steko es un sistema modular de origen suizo para construir paredes interiores y exteriores a partir de bloques de madera sólida producidos industrialmente, por lo cual, son muy fáciles de ensamblar. Al igual que otras tecnologías industrializadas, el precio final de la obra es similar al de una tradicional y su ventaja comparativa se concentra en la rapidez de los trabajos y el confort interior que se consigue.

El sistema funciona de una manera análoga a los bloques de Lego, donde las piezas principales se apilan fácil y sistemáticamente trabadas unas sobre otras. El operario las debe encajar a presión sin necesidad de ningún sujetador o pegamento. La pieza básica pesa unos 6,5 kg y mide 640 mm de longitud, 320 o 240 mm de altura, y tiene un ancho de 160 mm. Se fabrican diversos largos y anchos, y con una variedad de terminaciones estéticas (para quedar a la vista ambas caras, una sola o ninguna). Puede recibir todo tipo de revestimientos.

 

Módulos 

Otra opción con madera son los paneles autoportantes Sipanel. Con ellos se puede resolver los muros exteriores e interiores, entrepisos y techo de un proyecto rápidamente y con muy buen nivel de aislación. Los módulos están compuestos por dos placas de OSB unidas a un núcleo de poliuretano de alta densidad (40 Kg/m3) de 93 mm de espesor. Lo que genera un panel con muy buenas prestaciones tanto estructurales como térmicas, adaptable a todo tipo de proyecto. Al ser autoportante, el sistema reduce los tiempos de instalación porque prescinde de encadenados superiores, vigas u otro tipo de estructura.

El sistema incluye paneles para techo, donde la placa interior puede tener diversos acabados como maderas nobles, fenólico o placas de yeso. El ahorro de tiempo en la construcción es significativamente menor que en la forma tradicional y puede llegar hasta un 50%. El sistema tiene un servicio de pre corte de los componentes y un manual de ensamble en obra.

Visto 965 veces
Compartir
Top