Noticias

Ladrillos de plástico, una solución rápida, económica y versátil

Se trata de un ladrillo de polipropileno que se caracteriza por su peso reducido (950 gramos por unidad) y su capacidad para aislar térmicamente. El bloque se fabrica mediante la inyección de material plástico 100% reciclado y como resultado de este proceso, se logra que el producto adquiera estabilidad dimensional.

Las dimensiones de estos ladrillos de plástico son similares a los ladrillos tradicionales, pero tienen una mayor versatilidad para adaptarse a otros sistemas constructivos tradicionales e industrializados. Esto también facilita la adaptación del usuario en procesos de autoconstrucción, por lo que la capacitación para la utilización del producto es mínima y puntual, ya que los ladrillos se traban como piezas de Lego.

Un artículo publicado por la revista ARQ del diario argentino Clarín, señala que el sistema Easybrick, tal como se denomina, da como resultado que dos trabajadores puedan levantar los 22 bloques que requiere cada metro cuadrado de pared en solo tres minutos. Otra de las ventajas, y diferencias con el ladrillo tradicional, es que el sistema Easybrick se destaca por prescindir de mezclas o adhesivos para unir los ladrillos. La vinculación de las piezas entre sí se realiza a través de un encastre a presión por medio unas pestañas. Además de acelerar el montaje, este sistema de unión garantiza que la ejecución de las hiladas posea una escuadra y plomo perfectos.

 

Revoque plástico

En Argentina, el sistema ha comenzado a comercializarse a través de la firma Tuboloc y ha tenido buena acogida en el mercado de la construcción del vecino país. Marcelo Santiago, director de la empresa, dijo a ARQ que, como toda construcción racionalizada, “es necesaria la modulación del proyecto para optimizar el proceso y lograr una notable reducción de costos y tiempo”.

Santiago afirmó que es una solución económica y en beneficio del medio ambiente. “El negocio consiste en transformar residuos de plástico y caucho en un sistema constructivo alternativo para viviendas temporales y permanentes. Los residuos de plástico que reciclamos se funden e inyectan en un molde para producir bloques de plástico.Este sistema es un 30 por ciento más barato que los sistemas tradicionales. Además de más económicas las viviendas son sismoresistentes, termoacústicos y no sufren cambios por el agua, el sol u otras condiciones ambientales”.

El sistema Easybrick cuenta con piezas especiales para resolver encuentros (medio bloque), el bloque en U para la ejecución de refuerzos estructurales horizontales, dinteles y el pasaje de instalaciones varias. Además de una tapa de bloque superior e inferior como dispositivo de cerramiento de aberturas que se encuentran en muros o techos de una construcción concreta.

 

Piezas impermeables

Como cimiento se puede utilizar una platea o encadenado, que deben estar muy bien nivelados. Los refuerzos estructurales verticales se materializan con barras de acero colocadas en los agujeros, según se requiera, que quedan alineados al apilar los bloques intertrabados, que se rellenan con hormigón.

El material utilizado en estos ladrillos, es decir el plástico reciclado, hace que las piezas sean impermeables y por lo tanto garantiza la ausencia de humedad. Además, el diseño interno del bloque conforma una cámara de aire que contribuye a optimizar la aislación térmica. Como terminación exterior, la pared de bloques plásticos se puede revestir con un revoque plástico. Para esto se requiere incorporar  una malla de fibra de vidrio para prevenir la fisuración, pero prescinde de la aislación hidrófuga. En el interior, se puede utilizar el mismo revestimiento. Sin embargo, lo ideal es emplear placas de yeso para sacar ventaja del sistema en seco, aunque también se puede revestir con cerámica.

Visto 1587 veces
Compartir
Top