Noticias

Corcho proyectado, un aislante natural

Se trata de un revestimiento a base de corteza de alcornoque, de gran difusión en España, resulta eficiente para reacondicionar cubiertas y fachadas.

La estructura alveolar del corcho determina su baja conductividad del calor mientras que algunas sustancias que contiene, como cera y suberina, le otorgan impermeabilidad. Esas cualidades hacen de este material de origen natural un excelente aislante termoacústico e hidrófugo para la industria de la construcción.

Como revestimiento continuo de techos y paredes, la corteza del alcornoque reúne múltiples propiedades en un solo material. El corcho proyectado se compone de la corteza triturada, que se mezcla con celulosa, resina acrílica en base agua y pigmentos orgánicos, según detalla la ficha técnica de Isolcork.cl, de origen chileno.

En este producto, de amplia difusión en España, la resina actúa como aglomerante, ofreciendo cohesión a la pasta, permitiendo la trabajabilidad del corcho y facilitando propiedades estéticas y de durabilidad. Mientras que el corcho queda uniformemente distribuido gracias al aglomerante.

De ese modo, adquiere la capacidad de que el vapor de agua lo atraviese a través de sus poros naturales sin pérdida de su efectividad aislante.

El material granulado se adhiere de forma muy efectiva a cualquier superficie lisa. “Este revestimiento protege a una construcción contra humedades externas e internas de forma duradera”, detalló la firma española Kliucork. El corcho proyectado reúne en un único material las propiedades exigibles a un revestimiento para la restauración de fachadas. La protección continua elimina los puentes térmicos y cubre la superficie de los factores medioambientales que la deterioran. Impermeabiliza la fachada con una membrana elástica, transpirable y resistente a los rayos UV y la variación de temperatura.

El corcho para proyectar se provee envasado en baldes. Para aplicarlo tan sólo se debe batir el material con una mezcladora hasta conseguir la fluidez y la densidad necesarias para su aplicación con una pistola de proyección industrial conectada a un compresor.

En contacto con una superficie lisa como fibrocemento, ladrillo, teja, tela, baldosa, metal, plástico o vidrio, el corcho se adhiere de forma muy efectiva. Además, la baja densidad del corcho hace que tenga un alto grado de contracción y expansión sin deformarse.

Visto 157 veces
Etiquetado como
Compartir
Top