Noticias

Expropiaciones de padrones para construcción de Ferrocarril Central avanzan con normalidad

“Tras la autorización por parte de la Dinama, en cumplimiento de la primera fase del proceso de habilitación ambiental, en los próximos días comenzarán los trabajos preparatorios para la construcción del Ferrocarril Central”, informó el ministro de Transporte, Víctor Rossi. Sobre las expropiaciones de padrones, explicó que “solamente hay 30 expedientes de un total de 651 que han recurrido al trámite judicial”.

 “Se firmó la autorización por parte de la  Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), en cumplimiento de la primera fase del proceso de habilitación ambiental para el proyecto Ferrocarril Central”, repasó Rossi en rueda de prensa este miércoles 20 en la sede ministerial, junto al subsecretario, Jorge Setelich. Señaló que “esta resolución llega luego de más de un año de trabajo con estudios profundos y los trámites correspondientes de acuerdo con lo que establece la legislación”.

Informó que “en los próximos días comenzarán los trabajos preparatorios para la construcción, como la definición de la faja, el desmalezamiento, alineaciones, el establecimiento de niveles y la preparación del terreno para el inicio de las obras físicas de mayor porte”.

Sobre las expropiaciones de terrenos, enfatizó que “el proceso se desarrolla con absoluta normalidad”. Dijo que, “desde luego, puede haber alguien que desee una mayor compensación, pero hay un altísimo porcentaje de acuerdo entre los vecinos y los representantes del Estado”.

En este sentido, manifestó que “solamente hay 30 expedientes de un total de 651 que han recurrido al trámite judicial”. Explicó que, de ese total, 81 padrones son del Estado, en los que ya se puede actuar, a los que se suman 439 en los que el ministerio cuenta con la autorización de los titulares para ocupar, y los demás están en trámite.

“En la vía judicial, están los 30 casos mencionados, que incluyen disconformidad de los vecinos, y, en algunos, la necesidad de lograr de la Justicia la confirmación de la documentación, porque hay muchos que no tienen la certificación del título de propiedad y eso es necesario para recibir la compensación de la expropiación”, señaló Rossi.

En otro aspecto del proceso, repasó que “se realizó un análisis teórico de máxima para estimar el traslado de cargas y frecuencias”. El objetivo es que “el ferrocarril sea capaz de transportar unos cuatro millones de toneladas netas anuales”.

Detalló que “si se instala la nueva planta de UPM, se estiman poco más de dos millones de toneladas anuales netas para traslado de celulosa”. Para esto “se tiene la posibilidad de que corran siete frecuencias de ida y siete de vuelta”, indicó.

Agregó que “a estas cargas se pueden agregar otras, que sumarían hasta 15 frecuencias de ida y 15 de vuelta”. Paralelamente, “se estiman hasta nueve frecuencias de ida y nueve de vuelta para el transporte de pasajeros”.

Por su parte Setelich, destacó que se creó una comisión de seguimiento para obtener un monitoreo y una capacidad de respuesta rápida y precisa a situaciones que no estén contempladas. Puntualizó que “el ministerio es el responsable, pero creó este ámbito institucional junto con otros actores relevantes, como Dinama, intendencias, otros organismos, el contratista, vecinos y empresas”.

 

Estudio previo

Como se recordará, la (Dinama) otorgó la autorización para el comienzo de las obras del Ferrocarril Central, marco en el cual se deberá presentar un plan de gestión ambiental por cada tramo, según informó el titular de la repartición, Alejandro Nario. Los principales aspectos considerados en el estudio de impacto fueron los ruidos, la calidad del aire y la afectación del tránsito.

Nario, en compañía del ministro interino de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Jorge Rucks, anunció la aprobación de la autorización previa para la realización del proyecto Ferrocarril Central. En rueda de prensa, explicó que los principales componentes considerados fueron los relacionados con la contaminación sonora, la calidad del aire y la afectación del tránsito, en especial, en la localidad de Sarandí Grande, departamento de Florida.

El titular de la Dinama destacó el valor del proceso de participación popular realizado a partir de ocho diálogos locales y dos audiencias públicas, en las cuales la población plasmó sus consejos y reclamos, que fueron tomados en cuenta a la hora de determinar el proyecto final. 

“Estamos muy orgullosos del trabajo de nuestros técnicos y con el Observatorio Ambiental se puede confirmar todos los pasos seguidos, lo cual le fuimos pidiendo a la empresa a cargo de la construcción de las vías férreas y al Ministerio de Transporte”, dijo.

Se acordó, además, crear una comisión de coordinación para el seguimiento de la obra, que analizará cada tramo por construir, y que las próximas etapas se centrarán en la topografía y la geodesia.

Rucks precisó que el proceso de análisis de la obra comenzó en abril de 2018 y que ese estudio concluye que los impactos ambientales que provoque la obra serán mitigables en el cumplimiento de lo exigido.

Visto 273 veces
Etiquetado como
Compartir
Top