Noticias

Fueron premiados los proyectos arquitectónicos con mejor eficiencia energética y sustentabilidad de 2018

Mitsubishi Electric celebró la entrega de la quinta edición de sus Premios Tres Diamantes en España, con los que reconoce el trabajo de innovación en el uso de energías renovables y aprovechamiento de recursos naturales.

El consumo energético de los edificios representa en Europa el 40% del gasto total. Este dato da una idea de la importancia de la innovación en materia de eficiencia energética en la construcción y rehabilitación de edificios. Es precisamente este esfuerzo el que cada año, como parte de su Responsabilidad Social Corporativa, premia Mitsubishi Electric en los galardones Tres Diamantes, que se entregaron en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid —al tiempo que se abrió la convocatoria para el próximo año—, y que se han consolidado en esta quinta edición, como un referente en el sector.

“La calidad no es un accidente, es el resultado de un esfuerzo inteligente”, señaló Elena González, directora de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos (Anese) e integrante del jurado, para referirse a la excelencia de los 42 proyectos que se presentaron en esta convocatoria de los premios, y también la de los 254 que se han propuesto desde que en 2014 se anunciara la primera edición.

Todos ellos han empleado la innovación de los sistemas de climatización de Misubishi en el desarrollo de sus proyectos, adaptándolos a las necesidades específicas del edificio, su uso residencial, en oficinas o  congresos, y los recursos disponibles por su ubicación geográfica.

“La innovación en el desarrollo de producto, con el objetivo fundamental de máxima eficiencia y ahorro energético, forma parte de nuestro ADN”, según afirmó Pedro Ruiz, director general de Mitsubishi Electric Living Environment System al El País de Madrid.

 

Los cinco trabajos ganadores fueron:

Villa Sa Ferradura (Ibiza).  Este proyecto mereció el primer premio, el Tres Diamantes, en los galardones de Mitsubishi Electric, dotado de 20.000 euros. La vivienda, ubicada en un paraje con alto valor ecológico y paisajístico, donde la integración arquitectónica era imprescindible, ha destacado por la combinación de sistemas de generación de agua potable y recuperación de agua de lluvia, su alta eficiencia energética (calificación A), entre otros.

 

Vivienda Unifamiliar Son Vida (Mallorca). El estudio Proyectos Illes eligió para la climatización de esta vivienda un sistema de volumen variable de refrigerante (VRF) por agua, considerado como el máximo exponente del ahorro energético porque elimina sistemas intermediarios en los que se suelen producir pérdidas de energía. Además, introdujo una producción de agua caliente para calefacción y agua caliente sanitaria mediante un sistema de aerotermia geotérmico (Ecodan CHRV), capaz de ofrecer agua de hasta 65ºC.

En cuanto a energías renovables, la casa se ha equipado, además de geotermia, con captación solar fotovoltaica y un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor.

 

Edificio NZEB Mendillorri (Navarra). El edificio NZEB, en el barrio pamplonés de Mendillorri cuenta con certificación Passivhaus de Navarra, un estándar de eficiencia energética con el que se reduce el impacto medioambiental de un edificio, gracias a la enorme reducción de energía necesaria para calentar o enfriar el aire.

Su concepto bioclimático viene dado por un elevado nivel de aislamiento y un diseño arquitectónico dirigido a maximizar ganancias solares en invierno y, de este modo, reducir al mínimo la demanda de calefacción. Esta baja demanda energética del edificio lo ha posicionado como uno de los edificios más eficientes de España.

El sistema integra ventilación y calefacción —mediante recuperadores de calor con baterías de post-calentamiento a través de aerotermia—, y un control centralizado del edificio con sondas de calidad del aire en cada estancia y acciones correctoras para la optimización de la instalación.

 

Casa de Cultura Blanca d’Anjou (Tarragona). Galardonado con el premio plata en los premios de Mitsubishi Electric, con una dotación de 5.000 euros, este edificio de nueva planta en el núcleo antiguo de Hospitalet de l’Infant, enTarragona  cuenta con sistemas VRF condensado por agua con recuperación de calor.

También tiene una instalación geotérmica a través de pozos verticales; y un sistema de control para ajustar el flujo de agua geotérmica y reducir el consumo.

La ventilación del edificio se realiza mediante una UTA (Unidad de Tratamiento de Aire) de alta eficiencia, que controla la cantidad de aire que entra del exterior, lo filtra, lo climatiza y lo humecta, con unos altos niveles de recuperación de calor y un sistema de control por sondas CO2.

 

Torre Glóries (Barcelona). La reforma de la conocida anteriormente como Torre Agbar, uno de los edificios más emblemáticos de Barcelona, ha merecido el Premio Oro, con una dotación de 10.000 euros. Se trataba, aseguran los responsables del proyecto, de una solución compleja por su configuración arquitectónica.

Entre las especificaciones técnicas del proyecto energético del edificio, se incluyeron sistemas VRF de alta eficiencia con recuperación de calor y control de la temperatura mediante evaporación; tratamiento del aire primario mediante UTA, dotadas de recuperación de calor, filtros de polarización activa y sistema de humectación adiabática, que aísla la temperatura interior de la exterior.

Visto 57 veces
Etiquetado como
Compartir
Top