Los arquitectos Chris y Fei Tang Precht, del Studio Precht, radicado en Austria, diseñaron un prototipo como un sistema de construcción modular con todas sus piezas prefabricadas y ensambladas. El prototipo de "casa en el árbol" de madera tiene forma de periscopio. Las casas forman parte del proyecto ecológico que lleva a cabo la empresa Baumbau, especializada en proyectos pequeños y casas en los árboles, según informó la revista ARQ.

El concepto fue llamado por sus creadores como un conjunto de casas modulares que llamaron Bert. Se trata de un proyecto conceptual ligado a la idea de una "casa del árbol" enmarcada por el propio bosque. Bert se concibe como un sistema de construcción modular con todas sus piezas prefabricadas y ensambladas.

A lo largo de su vida útil, el proyecto se puede extender a lo alto y a lo ancho, agregando nuevos módulos. La casa posee paneles solares en el techo, un inodoro de composta y una instalación de tratamiento de agua en la planta baja. El diseño de los Precht recuerda la experiencia de trepar árboles y construir refugios, proponiendo una experiencia tridimensional de la naturaleza.

"¿Cómo se imaginarían los niños una casa del árbol?", pregunta Fei Tang y se responde: "Como arquitectos, no importa si somos jóvenes o viejos, tenemos un niño interior que mira el mundo con alegría y curiosidad. Esa curiosidad nos hace querer explorar, experimentar y crear. Esa misma curiosidad dio a luz a Bert. En lugar de un edificio convencional, queríamos crear una casa original y única, que se convirtiera en parte de la vida silvestre de un bosque", comentó y agregó: "esto permite crear sentimientos y emociones".

Bert se basa en la idea de una arquitectura inmersa en el clima y definida culturalmente.

"Sabemos que las propuestas como Bert no son una respuesta a gran escala, pero creo que, como industria, debemos atrevernos a probar y a experimentar mirando hacia un futuro más diverso para nuestras ciudades", dijo Chris Precht.

El sistema modular de Bert se diseñó para facilitar la demanda de un cliente en tiempo real. El cliente puede informarle a los arquitectos el esquema deseado, como dormitorios, cocina, sala de estar, biblioteca y baño, partiendo de esto, los profesionales proponen diferentes variantes con toda la información de costos. Los interiores  están intencionalmente hechos para ser más oscuros, creando una atmósfera acogedora. Las tejuelas que revisten el exterior se asemejan a hojas de árboles intencionalmente. Se mantienen en varios tonos de marrón para mezclar las estructuras con el fondo natural. Se espera que las primeras casas se desarrollen en la primavera de 2020.

Publicado en Noticias

Un informe de la periodista Sofía Soláns, para la revista Arquitectura y Diseño, da cuenta que el mundo de la arquitectura no es exclusividad de hombres. Y reseña a once mujeres arquitectas que se merecen el mencionado galardón. 

 

Tatiana Bilbao. Es en la actualidad la arquitecta mexicana con mayor proyección internacional, pues tiene obras repartidas por todo el mundo. Empezó su trayectoria en el campo urbanístico, lo que le sirvió para tomar conciencia de algunos de los graves problemas de las ciudades mexicanas y su impacto en el tejido social y económico. Además, Tatiana Bilbao reivindica una arquitectura con un estrecho compromiso con la sostenibilidad. Su trabajo es polifacético e innovador, centrado siempre en una construcción que resulte útil al usuario y que aprenda del entorno que la rodea. Sus obras huyen del ornamento y prefieren materiales puros que creen sensaciones por sí mismos; muestra de ello es su intervención en el Museo Rufino Tamayo. Ha firmado obras de referencia en la arquitectura de nuestro tiempo como la Casa Aijic o el Jardín Botánico de Culiacán. Es profesora en la Universidad de Columbia y ha recibido numerosos premios y condecoraciones.

 

Alison Brooks. Fundó su propio estudio en Londres en 1996 y desde entonces ha trabajado en proyectos que van desde la regeneración urbana hasta la vivienda. La obra de Alison Brooks tiene un lenguaje escultórico y potente, pero con un minucioso cuidado del detalle. En 2007 su estudio fue elegido para desarrollar el plan urbanístico de Newhall, en Reino Unido, toda una lección de buena arquitectura para un complicado proyecto a gran escala, que incluía 84 unidades con 5 tipologías de edificios diferentes. Ganó asimismo el concurso para realizar el cuadrilátero de la Universidad de Oxford, el primer edificio en esta universidad realizado por una mujer. Como teórica, en 2015 publicó el libro Synthesis: Culture and Context in early 2001, donde desarrolla algunos de los conceptos expuestos en sus conferencias. Su análisis se centra en la relación entre campo-ciudad y revisa los conceptos y transformaciones de la sociedad contemporánea.

 

Amanda Levete. Trabajó para Richard Rogers y llegó a ser socia del estudio Future System, cuyo trabajo radicalmente innovador se caracterizaba por la arquitectura orgánica y llegó a tener un gran impacto social. En 2009 fundó su propia firma, AL_A. En paralelo a su carrera como arquitecta escribe en diferentes publicaciones y da conferencias alrededor del mundo. Su arquitectura se caracteriza por la innovación y la tecnología que desarrolla junto a un equipo multidisciplinario de arquitectos, diseñadores gráficos e ingenieros. Entre sus obras destacan una impactante instalación que realizó para el Museo Victoria&Albert en Londres; mediante un programa de diseño paramétrico proyectó un gran arco de madera que vinculaba la entrada de la institución a la calle (más adelante se encargaría de la ampliación del mismo museo). Fuera del Reino Unido ha construido grandes proyectos como el Puente Spencer Dock en Dublín y el sinuoso y deslumbrante Museu de Arte, Arquitetura e Tecnologia en Lisboa.

 

Anna Heringer. Desde el proyecto BASE Habitat en la Universidad de Linz, donde imparte clases, participa en toda clase de proyectos de cooperación internacional. A pesar de ser alemana, el trabajo de Anna Heringer se centra principalmente en países como Bangladesh o Marruecos. Su arquitectura se interesa por la sostenibilidad, el desarrollo social y la artesanía local. Su proyecto de fin de carrera fue la Escuela METI en Rudrapur, que ha sido reconocida internacionalmente por ser capaz de lograr una obra contemporánea con materiales y técnicas sencillas y tradicionales. Le bastaron muros de tierra, paja, bambú y telas de saris para levantar el edificio que cuenta con un sistema de aprovechamiento bioclimático. Tras este éxito construyó la escuela para electricistas DESI, también en Rudrapur y el Centro de Capacitación para la Sostenibilidad en Marrakech. En los últimos años ha diseñado algunos de los edificios para la Bienal Internacional de Arquitectura en Bambú, en China, un evento en el que se invita a arquitectos para construir edificios habitables en un espacio cultural e históricamente estratégico.

 

 Carme Pinós. Pertenece a una generación en que las arquitectas eran minoría en España. Carme Pinós ha reconocido en numerosas ocasiones que su profesión es su vida y que para conseguir sus objetivos ha tenido que sacrificar y elegir. Se formó con Moneo y aprendió junto a Enric Miralles, junto al que construyó grandes proyectos. Cuando se separó de este último y creó su propio estudio, muchos olvidaron el papel decisivo de la arquitecta en el trabajo de ambos. Pinos pasó casi una década en el olvido hasta que reapareció dando conferencias alrededor del mundo, lo que le abrió las puertas de la construcción en países como México. Allí participó en el desarrollo de la ciudad de Guadalajara, levantando grandes rascacielos.

 

Denise Scott Brown. Resulta complicado resumir en unas líneas la dilatada experiencia profesional de esta arquitecta, urbanista, profesora y escritora. Sus ideas y proyectos han sido decisivos en la formación de millones de estudiantes de todo el mundo. Fue la socia de Robert Venturi y el cincuenta por ciento de sus logros arquitectónicos, aunque no siempre le fueron reconocidos. Es coautora de Aprendiendo de Las Vegas, una obra imprescindible en la estantería de cualquier arquitecto que analiza la dispersión urbana y el simbolismo de esta llamativa ciudad. De forma individual es una relevante figura del urbanismo. Ha escrito y asesorado para el emplazamiento del World Trade Center, el Valle del Bouregreg en Marruecos y la ciudad de Nueva Orleans. Dirigió el plan maestro de la Universidad de Pennsylvania y la de Michigan, entre otras. Ha ocupado cátedras de arquitectura y planeamiento en las universidades de Pennsylvania, Harvard, UCLA, UC Berkeley y Yale. Sin embargo, esta impresionante carrera profesional no fue suficiente para que en 1991 se le concediera junto a su socio, Robert Venturi, el premio Pritzker, que recayó individualmente en él. Brown no asistió a la ceremonia en señal de protesta, pero a nadie pareció importarle demasiado hasta que en 2013, Women in Design, una organización estudiantil de Harvard, inició un movimiento para que se le reconociera este galardón, sin éxito.

 

Yvone Farrel y Shelley McNamara. La firma irlandesa Grafton Architects es una de los pocos estudios de arquitectura de relevancia internacional en que sus socias son únicamente mujeres, Yvone Farrel y Shelley McNamara. Desde 1978 llevan trabajando en todas las escalas y programas de diseño, si bien su proyectos destacan sobre todo en edificios públicos y educativos tanto locales como internacionales. Ambas han desarrollado independientemente una carrera académica como profesoras en escuelas de arquitectura europeas y americanas. Su exitoso trabajo les ha llevado a recibir numerosos galardones como el premio World Building of the Year en 2008 por su edificio de la Universidad Bocconi en Milán, el Jane Drew en reconocimiento a su destacada contribución a la condición de la mujer en la arquitectura y el Premio RIBA en 2016 por su edificio de la Universidad de Ingeniería y Tecnología, en Lima. En 2017 fueron nombradas curadoras del 16 Bienal de Arquitectura de Venecia que se celebrará este año bajo el tema Freespace.

 

Jeane Gang. Desde 1997 dirige su propia oficina en Chicago, Gang Architects. Antes trabajó para OMA como arquitecto proyectista y jefe de diseño. Destacan sus proyectos de gran escala tanto residenciales como institucionales repartidos a lo largo de Estados Unidos. Sus trabajos son, según sus palabras, “un medio de activar respuestas a las situaciones contemporáneas en las experiencias humanas”. Una de sus obras más impactantes es el edificio Aqua Tower de Chicago. Un rascacielos de uso mixto con viviendas, estacionamientos, oficinas, hotel, áreas recreativas, deportivas, y jardines. La inteligencia intrínseca de esta obra permite crear una torre de 250 metros de altura que minimiza su impacto en el suelo y establece parámetros sostenibles y bioclimáticos. Su forma escultórica se inspira en los afloramientos de piedra caliza de la zona de los Grandes Lagos y establece una estrategia formal para maximizar las vistas y asegurar la sombra. El edificio  recibió el premio Emporis Skyscraper 2009 al rascacielos del año y fue finalista en 2010, para el premio Internacional Bianual Highrise.

 

Nathalie de Vries. Es directora y cofundadora de la firma internacional de arquitectura y planificación urbana MVRDV y presidenta de la Real Sociedad de Arquitectos Holandeses. Al terminar sus estudios de arquitectura trabajó en el estudio Mecanoo y en paralelo participó con sus actuales socios en el concurso para jóvenes arquitectos Europan donde ya destacaron ganando el primer premio con el proyecto Berlin Void. Hoy su estudio es uno de los más influyentes de la arquitectura contemporánea, logrando un lenguaje propio apoyado por un basto proceso de investigación que se va plasmando en diferentes publicaciones. MVRDV no deja indiferente a nadie. Su obra ha sido tan admirada como criticada en círculos especializados. Entre sus proyectos más destacados: las viviendas Wozoco para ancianos en Amsterdam, el Pabellón neerlandés para la Expo 2000, el Edificio Mirador en Madrid o la reciente Biblioteca Pública de Tianjin. Como docente imparte clases en diversas universidades alrededor del mundo y lo compagina con cargos institucionales e incluso públicos en su país de origen.

 

Odile Decq. Arquitecta y académica francesa, su trabajo aborda todas las escalas del diseño, desde objetos domésticos hasta proyectos de gran escala. Los diseños de Decq son todo un soplo de aire fresco. Lleno de vida y color, su estilo ha conseguido el reconocimiento internacional. Entre sus obras más relevantes se encuentran la Banca Popular de Rennes, el Museo de Arte Contemporáneo de Roma-MACRO, el Fondo Regional de Arte Contemporáneo en Rennes-FRAC y el restaurante de la Opera de Garnier en París. La enseñanza forma una parte esencial en la carrera de Decq. Desde 1992 es docente en la Ecole Spéciale d’Architecture de París, donde fue directora del departamento de arquitectura. En 2014 creó en Lyon el instituto de innovación y estrategias creativas en la arquitectura Confluencia. Es Caballero de la Legión de Honor, la más alta condecoración francesa. Entró a ser miembro internacional del Royal Institute of British Architects (RIBA) y después de una trayectoria de 35 años fue elegida la Mujer Arquitecta del Año.

Publicado en Noticias

La crisis de la vivienda en el Reino Unido está llevando a plantear las soluciones más impensadas: casas con forma de árbol, viviendas tipo puente sobre terrenos contaminados o los ferrocarriles, y socializar el Palacio de Buckingham.

Desde hace años, el Reino Unido está sufriendo una grave crisis de vivienda. El problema es el mismo que en todos lados, los altos precios de la propiedad y de los alquileres, y los escasos salarios. Por eso, Matthew Chamberlain, egresado de la Universidad de Westminster, propone construir árboles artificiales en las veredas de Londres que sirvan de vivienda temporal.

Según los datos que maneja el gobierno británico, un trabajador debería destinar entre 121 y 128 salarios mínimos (según la zona) para adquirir una vivienda promedio en Inglaterra o Gales. No en Londres, donde los precios son imposibles: 236 sueldos mínimos.

Para encontrarle una vuelta a la crisis, sobre todo en Londres, los arquitectos están inventando de todo: casas con forma de árbol, viviendas tipo puente para ubicar sobre terrenos contaminados o sobre las vías de los ferrocarriles, y no faltó quien se le ocurriera socializar el Palacio de Buckingham para compartir las casi 800 habitaciones con la Reina Isabel II, dicen que servirían para organizar un co living para 50 mil londinenses.

Lo importante es que toda esta movida no se queda en aprontes. A principio de año, Sadiq Khan, el alcalde de Londres, anunció un préstamo de 10 millones de libras para que la firma aeroespacial Apex desarrolle viviendas sociales sobre edificios existentes.

Arshad Bhatti, fundador y director ejecutivo de Apex Airspace, asegura que en Londres tiene la potencialidad de generar 180.000 viviendas de este tipo. “Esto representaría el 42% de las necesidades que enuncia el Plan de Londres, hasta 2025 ", agregó.

Hace tres años, Khan había anunciado que la ciudad necesitaba construir 66 mil viviendas nuevas por año para satisfacer la creciente demanda, sin embargo, se construyeron muchísimas menos.

Aquí es donde aparecen más arquitectos con ideas creativas que podrían sumarse a la iniciativa de construir en las terrazas. Por ejemplo, Matthew Chamberlain, egresado de la Universidad de Westminster, propone construir árboles artificiales en las veredas de Londres que sirvan de vivienda temporal. Se trata de estructuras hechas de madera y que ocupan apenas el espacio de un estacionamiento de la calle. Las viviendas serían para una sola persona y por tiempo limitado. Chamberlain las imagina ocupadas por estudiantes, jóvenes profesionales o por personas sin hogar, en proceso de realojamiento.

Ocupas Buckingham. Opposite Office, un grupo de arquitectos de Munich, propuso rediseñar y extender el Palacio de Buckingham en Londres para crear un espacio para 50.000 personas cohabitarían con la Reina Isabel II.

"Estos árboles urbanos autosuficientes y de bajo impacto fusionan la casa y el árbol de la calle, lo que facilita la atracción innata de los seres humanos hacia la naturaleza y los procesos naturales, además de centrarse en la importancia del bienestar y la arquitectura sustentable", sostuvo el arquitecto.

Una escalera retráctil permitiría llegar a cada uno de los cuatro pisos de estos árboles habitables. El nivel más bajo contendría las cisternas para agua de lluvia, la caldera y el biodigestor. En el segundo piso estaría la cocina y el living, con un pequeño baño y un balcón. En el tercero, un baño con ducha y un espacio de trabajo. Por último, arriba del todo se ubicaría el dormitorio con luz cenital.

Pero Mattheu no fue el único que se quemó las pestañas encontrando una solución que utilice menos suelo urbano, al fin y al cabo, el precio de la tierra en Londres es el Talón de Aquiles de cualquier plan de viviendas.

Ocupas en Buckingham. Con sus 775 habitaciones y 79 baños, el palacio real podría convertirse en un lugar de coliving para 50 mil londieneses, según Opposite Office. .

Llywelyn James, de la Royal College of Art, propone viviendas elevadas sobre terrenos contaminados cerca de Thamesmead en Londres. El proyecto le daría uso a viejos sitios abandonados por los desechos tóxicos que dejaron las industrias. James notó que en Thamesmead crecen árboles y desarrolló unas viviendas que, como las plantas, apenas tocan el suelo. Su esquema presenta una suerte de puentes de 100 metros de largo que solo tocan el piso en su núcleo central.

Dicen que se podrían hacer más de 280 mil casas sobre las huellas del tren. Eso, según la empresa de ingeniería, usando sólo el 10% del espacio disponible. Es más, WSP también aplicó su idea a nivel internacional y aseguran que en Melbourne podrían crear 77 mil hogares, 29 mil en Sydney y 46 mil en Vancouver.

Publicado en Noticias

Un informe elaborado por el sitio web blog-dialogoafondo.imf.or y elaborado por el periodista Alejandro Werner, señala cómo la situación regional de la economía enlentecerá la industria de la construcción en varios países.

Werner sostiene que el debilitamiento de la economía mundial y el aumento de la incertidumbre en la implementación de las políticas económicas contribuyen a que se esté moderando el impulso del crecimiento en América Latina. A nivel general, se espera que la región crezca un 2 por ciento en 2019 y un 2,5 por ciento en 2020: tasas muy inferiores a las de sus pares de otras regiones.

El endurecimiento de las condiciones financieras mundiales y la caída de precios de las materias primas que generaron las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China contribuyeron a que el crecimiento se desacelerara en la región. Además, la política monetaria se contrajo en algunas economías, a fin de contener las presiones inflacionarias relacionadas en parte con la depreciación de la moneda, atenuando aún más el crecimiento.

En términos de política fiscal —que también pasó a ser menos expansiva— aproximadamente la mitad de las economías de la región redujeron sus déficits primarios como porcentaje del PIB en 2018. Sin embargo, esto no fue suficiente para ubicar la deuda pública en una trayectoria descendente, con la excepción de Argentina.

Tras una serie de elecciones sumamente anticipadas en América Latina, aumentó la incertidumbre en la implementación de las políticas económicas en algunas de las economías más grandes de la región, lo que afecta a las perspectivas.

 

Riesgos en la región 

En Brasil, la fragmentación del Congreso podría crear obstáculos para la ejecución del ambicioso programa de reforma estructural, consolidación fiscal y reforma de las pensiones.

Existen varios riesgos que podrían afectar en mayor medida las perspectivas de América Latina y el Caribe. Por ejemplo, un aumento de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, o una desaceleración en algunas economías importantes, podrían determinar un menor crecimiento del comercio en la región.

La región a su vez se vería perjudicada si las condiciones financieras mundiales se endurecen más, lo que incluye aumentos repentinos de la volatilidad financiera mundial, un incremento de las tasas de interés de Estados Unidos y una apreciación del dólar de EE.UU.

Además, un incremento de la volatilidad en los mercados mundiales podría generar una reducción de los flujos de capitales hacia la región, lo que podría afectar el potencial de inversiones. Entre los riesgos internos cabe mencionar una menor confianza por la incertidumbre en la implementación de las políticas económicas en Brasil y México, así como la incertidumbre relacionada con las elecciones en Argentina.

En Brasil, la confianza del mercado podría deteriorarse en caso de que no avancen la reforma de las pensiones o la consolidación fiscal. La confianza de las empresas en México podría verse socavada si se expande el rol del sector público en la economía, si se deteriora la posición fiscal o si surgen dificultades con respecto al nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá.

A medida que la economía mundial se desacelera, se cierra la ventana de oportunidades, ya de por sí estrecha, para que la región complete las reformas, es decir, y expresado en forma metafórica, para que finalice “la reparación del tejado”.

Es preciso que la reducción de la deuda y del déficit siga adelante en varios países, a fin de garantizar la sostenibilidad de la deuda. Esas políticas debieran minimizar los efectos adversos sobre la actividad económica y la pobreza, por ejemplo, mediante la protección de la inversión en infraestructura y del gasto social bien focalizado, sin dejar de recortar el gasto no prioritario.

En Argentina, la economía entró en recesión en 2018. Una sequía severa redujo significativamente el producto y las exportaciones agrícolas, y la importante depreciación del peso registrada a mediados de 2018 impulsó la inflación, lo que afectó el ingreso disponible y la confianza de los inversionistas.

Publicado en Noticias

Los investigadores de la Universidad de Lancaster, Inglaterra, aseguran que las hortalizas de bulbo podrían ser la clave para conseguir un hormigón súper fuerte. Los estudios sobre la resistencia del hormigón con compuestos de hortaliza cuenta con un fondo de 195.000 libras del programa Horizonte 2020 que auspicia la Unión Europea.

Los ingenieros de la Universidad de Lancaster (Inglaterra) están trabajando en mezclas de concreto que se podrían fortalecer agregando nanopartículas extraídas de zanahorias y otras hortalizas de bulbo.

 

Nano plaquetas

En las pruebas que realizadas en Bailrigg, el campus universitario de Lancashire (4 km al sur de Lancaster) los expertos encontraron que las “nano plaquetas” obtenidas de las fibras de estos vegetales “mejoraron significativamente” la resistencia del hormigón y a costo muy bajo.

A partir de estos descubrimientos, la universidad cuenta con un fondo de 195.000 libras para el programa Horizonte 2020 que auspicia la Unión Europea. Las expectativas están centradas en que los resultados puedan ayudar a reducir las emisiones de carbono de la industria de la construcción.

El nuevo cemento reduce el consumo de energía y el CO2 “Estos nuevos nano compuestos de cemento se fabrican combinando el cemento Portland ordinario con las nano plaquetas extraídas de los desechos de vegetales de raíz que se resulta de la industria alimentaria”, dice Mohamed Saafi, profesor de ingeniería e investigador principal del proyecto.

“Los materiales compuestos no solo son superiores a los productos de cemento actuales en términos de propiedades mecánicas y de micro estructura, sino que también usan cantidades más pequeñas de cemento. Esto reduce significativamente el consumo de energía y las emisiones de CO2 asociadas a su fabricación”, expuso Saafi.

La idea es que con un cemento más fuerte, se requerirá menos material para una construcción de la misma escala. Incluso una pequeña reducción en la cantidad podría tener un gran impacto, dado que la producción de cemento, el ingrediente clave en el hormigón, podría representar hasta el ocho por ciento de las emisiones totales de dióxido de carbono en el mundo.

Esto se debe a que el dióxido de carbono es un subproducto de la conversión química que tiene lugar durante la producción de cemento.

El proceso también requiere que el cemento se caliente a temperaturas muy altas, a menudo a través de la quema de combustibles fósiles.

Compuesto. Los nuevos nanocompuestos de cemento se fabrican combinando el cemento Portland ordinario con las nano plaquetas extraídas de los desechos de vegetales de raíz que resulta de la industria alimentaria.

 

En concreto

En los primeros estudios de la Universidad de Lancaster, las nano plaquetas vegetales de raíz, que funcionan al aumentar la cantidad de hidrato de silicato de calcio, la sustancia principal que le da fuerza al concreto, superaron a todos los aditivos de cemento disponibles en la actualidad. Esto incluye fuentes más costosas como el grafeno y los nano tubos de carbono.

Con los nuevos compuestos de zanahoria, los ingenieros pudieron usar 40 kilos menos de cemento Portland por metro cúbico de concreto. Ahora, están trabajando con un socio industrial, la compañía de materiales sustentables Cellucomp, en la investigación, empresa que ya trabaja con residuos de fibras vegetales de raíz, con las que fabrica el aditivo Curran.

Publicado en Noticias
Página 1 de 18
Top