Error
  • La plantilla no está disponible para esta presentación. Por favor, contacte con un administrador del sitio.

Alphabet, el grupo económico que aglomera a Google, entre otras compañías, presentó a través de su división Sidewalk Labs su proyecto de ciudad del futuro “Toronto Mañana”, que aspira a “crear un nuevo estándar para la vida urbana en el siglo XXI” y a generar 44.000 puestos de trabajo cuando se complete en 2040 con medidas como barrios construidos en madera maciza, material ecológico para reducir el impacto medioambiental, WiFi público gratuito y puertos USB en sitios públicos para que los ciudadanos accedan a sus datos.

El proyecto de Alphabet se centra en el barrio marítimo de la ciudad canadiense, y se divide en dos distritos: el muelle y el área del río. En este último se espera que se ubique la nueva sede de Google en ese país, con 62 hectáreas para albergar hasta 2.500 empleados.

El muelle es el primero de los barrios que se construirán en el plan. En él se espera que residan 4.500 personas distribuidas en diez edificios de usos mixtos, con 3.900 empleos cuando se termine en 2026.En esa zona se construirá en madera maciza para reducir el impacto medioambiental, y a nivel tecnológico, Sidewalk ha propuesto seis medidas entre las que destaca la instalación de redes de fibra óptica integradas en las casas.

En cuanto al uso de datos públicos de los ciudadanos, Sidewalk se compromete a respetar la leyes de privacidad, y ha presentado unos principios rectores para su tratamiento de datos y asegurarse de que cualquiera que los use “lo haga de una manera que tenga un propósito beneficioso y proteja la privacidad”.

La ciudad del futuro de Sidewalk Labs es un proyecto diseñado por Google para Toronto, y ha contado con la colaboración de más de 21.000 ciudadanos durante 18 meses, así como gobiernos, expertos locales, ONGs e ingenieros, como aseguran sus creadores.

 

Trabajo y beneficios

 Sidewalk Labs sostiene que su proyecto, para el que fue seleccionado en octubre de 2017 por esta ciudad, “genera un número extraordinario de trabajos y beneficios económicos” para sus habitantes. Al mismo tiempo, “alcanza nuevos niveles de sustentabilidad medioambiental, es pionera en una red de movilidad del siglo XXI, produce un número récord de viviendas y establece un nuevo modelo para la innovación urbana”.

Las sugerencias de los 21.000 habitantes de Toronto encuestados han dado lugar a varias medidas, entre las que se encuentran acelerar el despliegue de trenes ligeros y cambiar las técnicas de construcción para que la vivienda sea más asequible.

A estas propuestas se añaden la de mejorar la privacidad de datos en su gestión pública a nivel local, y proporcionar a terceros la posibilidad de liderar la mayor parte del desarrollo tanto de la vivienda como de lo tecnológico, en lugar de llevar a cabo esa tarea la propia Sidewalks.

 

Planificación urbana

El proyecto de ciudad del futuro propone una planificación urbana “diseñada para mejorar dramáticamente la calidad de vida”, con medidas como la edificación del “primer barrio construido enteramente en madera, calles dinámicas que pueden adaptarse a las necesidades cambiantes del vecindario, sistemas de mitigación del clima (para controlar inundaciones y tormentas) y una red térmica para calefacción y refrigeración”. Sidewalks propone un nuevo proceso de construcción basado en fábricas para mejorar su previsibilidad, permitiendo que un 40% de las viviendas estén por debajo de los precios de mercado.

Por su parte, las nuevas iniciativas de movilidad, con una expansión del transporte público y la bicicleta, eliminarían la necesidad de poseer un coche, de forma que una familia de dos personas podría ahorrar 4.000 dólares al año. A nivel energético, con el uso de sistemas avanzados se espera crear la primera comunidad de Norteamérica con impacto climático positivo.

En cuanto al aspecto económico, se estima que, para cuando el plan se termine en 2040, el proyecto generará directamente 44.000 puestos de trabajo y unos ingresos anuales para el sector público de 4.300 millones de dólares.

El proyecto de Sidewalk Labs se desarrolló junto a la Administración local. La empresa se responsabilizará de menos del 7% del total del emprendimiento, entre lo que se incluirán un campus de innovación, una nueva sede de Google en Canadá y un Instituto de Innovación Urbana. En suma, Sidewalk Labs y sus socios proporcionarán 1.300 millones de dólares para el plan, con una inversión acumulada de terceros que alcanza los 38.000 millones de dólares.

El estudio de arquitectura iraní NextOffice se ha propuesto crear una vivienda de líneas armoniosas que trasmita paz y serenidad a sus habitantes. El lugar elegido fue Guyim -una aldea en el distrito rural de Derak, en el distrito central del condado de Shiraz, provincia de Fars, en Irán- y el principal desafío en este proyecto ha sido encontrar la fórmula para implantar el sistema estructural de arco cuádruple iraní, con el fin de crear un prisma homogéneo y a la vez distribuir los interiores en diferentes espacios al mismo tiempo.

Las primeras interrogantes surgieron de los propios responsables del proyecto. ¿Podrían estas cúpulas como estructuras en sí mismas dar lugar a una variedad de espacios comunes y privados dentro de una casa? ¿Qué cualidades tendrían estas estancias?

Sin embargo, estudios médicos sostienen que las formas sinuosas, biomorfas, nos acercan más a la naturaleza curvilínea de nuestros cuerpos y, por ende, nos hacen sentir más felices, protegidos y relajados.

En el caso de este proyecto, en el que las paredes se levantan en arcos para crear volúmenes en forma de cúpula y crean varias concavidades donde relajarse y aislarse del resto de inquilinos de la casa, estos refugios interiores son, sin duda, espacios de recogimiento y relajación profunda.

Los límites flexibles entre el interior y el exterior en los dos niveles tienen una forma diferente y trabajan estructuralmente juntos para formar un todo con varios niveles de privacidad.

En la planta baja, las medias cúpulas crean espacios cerrados y semi-cerrados con sus arcos hacia atrás. Un cubo de vidrio envuelve la sala de estar, el vestidor, la cocina y las áreas intermedias, fluyendo hacia el jardín. En el primer piso, las tres medias cúpulas se enfrentan unas a otras creando un patio central hundido entre ellas, generando habitaciones que dan a dicho patio. Por su parte, las losas que forman la construcción en diferentes arcadas se manipulan de tal modo que se convierten en una cúpula.

 

Técnicas ancestrales

Este proyecto se basa en el uso (y disfrute) de técnicas ancestrales utilizadas en la arquitectura iraní.

Estas referencias, ya sean técnicas de construcción antiguas, materiales originales o la relación entre arquitectura y naturaleza, hacen que el pasado esté bien presente.

El principal desafío de los autores del proyecto fue encontrar una manera de implantar el sistema estructural tradicional iraní Chartaqi para crear un cubo que integre diferentes ambientes en un mismo espacio. El Chartaqi, o Chahartaq, fue un elemento distinguido en la arquitectura iraní hace miles de años. Se usó para muchos propósitos tanto en estructuras seculares como religiosas y consistía en cuatro bóvedas rematadas por una cúpula.

Sobre la base de esta relación entre las diferentes estructuras, se colocan tres semi-bloques dentro de la casa en un ensamblaje adosado, dentro de una cubierta de vidrio cúbico, creando un espacio para una cocina, un baño cerca de la entrada y una habitación de invitados.

El espacio fluye entre los distintos elementos de media cúpula, transformando sinuosamente los interiores. Todos los ambientes mantienen un diálogo de tú a tú con los exteriores que también modifican las estancias, según el paisaje.

En el primer piso, las tres semi-cúpulas se enfrentan una a la otra, formando un patio “hundido” cerca de las habitaciones, lo que proporciona la privacidad y la intimidad que este piso reclama.

Las estructuras semi-abovedadas se ensamblan una encima de la otra, transmitiendo la carga estructural de un piso a otro, basándose en el sistema estructural Chartaqi. Este sistema forma un volumen espacial híbrido, que se encuentra a medio camino entre la forma cúbica y los elementos en forma de cúpula.

De esta manera, rectas y curvas se suceden para dar forma y solidez a una casa donde la luz, el aire, las vistas y las diferentes habitaciones fluyen naturalmente. Todo ello con solo dos materiales, ladrillos de barro cocido y vidrio.

En entrevista con Del Constructor, el especialista Federico Susena de Guyer & Regules analizó la situación…

En un comunicado  al cierre de esta edición -emitido en la madrugada del martes 23 de julio- la pastera UPM informó que ha tomado la decisión de invertir en la construcción de una planta de celulosa de eucaliptus con capacidad de 2,1 millones de toneladas en el departamento de Durazno. La inversión de 2700 millones de dólares en la planta industrial aumentará la capacidad actual de celulosa de UPM en más del 50%, lo que resultará en un cambio significativo en la escala de su área de negocio.

Además, UPM invertirá 350 millones de dólares en actividades portuarias en Montevideo e instalaciones locales en Paso de los Toros. El inicio de la planta está programado para la segunda mitad del año 2022. Los prerrequisitos para la inversión se han preparado cuidadosamente en cooperación con el Estado uruguayo, informa el citado comunicado.

Para Uruguay, esta inversión y la mejora de la infraestructura ofrecen importantes oportunidades para el desarrollo económico y social. "Uruguay ha demostrado una visión consistente a largo plazo en el desarrollo de las condiciones necesarias para atraer la inversión extranjera, construyendo las bases para el desarrollo industrial. Reconozco humildemente la determinación con que los tomadores de decisión han avanzado en el desarrollo económico del país.

La decisión brindará muchas oportunidades para las pequeñas y medianas empresas uruguayas y mano de obra capacitada, que beneficiará a miles de uruguayos en las próximas décadas", sostuvo Jussi Pesonen, presidente y CEO de UPM. Los fundamentos del negocio para la inversión son positivos debido al sólido crecimiento del mercado basado en las grandes tendencias mundiales de los consumidores que impulsan la demanda de papel, papel higiénico, embalaje y papeles especiales.

 

Impacto  económico

El crecimiento de la tendencia anual de la demanda de celulosa en el mercado global sigue siendo de aprox. 3%. "Durante la última década, UPM ha desarrollado una base forestal adicional en Uruguay y ha creado un negocio de celulosa impulsado por el mercado con una amplia base de clientes en los crecientes usos finales. Al mismo tiempo, hemos mejorado constantemente nuestro rendimiento financiero y hemos logrado un sólido balance verdaderamente líder en la industria", dijo Pesonen.

Una vez finalizada la construcción, se estima que la planta aumentará el producto bruto de Uruguay en aproximadamente un 2% y el valor anual de las exportaciones del país en aproximadamente un 12%, según indican estudios socioeconómicos independientes. Durante la construcción, el sitio empleará en su pico máximo unas 6.000 personas.

Una vez finalizada la misma, se estima que se crearán cerca de 10.000 empleos permanentes en toda la cadena de valor de los cuales unos 4.000 serán empleados directos de UPM y sus contratistas. Además, se estima que unas 600 empresas estarán trabajando en la cadena.

La planta estará ubicada en zona franca y pagará un canon anual fijo de 7 millones de dólares por año. Se espera que la cadena de valor de la planta contribuya con 170 millones de dólares anuales en impuestos y pagos de seguridad social y contribuya con 200 millones de dólares en salarios anuales.

 

Tecnología de vanguardia

La planta de celulosa ha sido diseñada como una sola línea de producción y representa lo último en tecnología en la industria. La selección de maquinaria, materiales, nivel de automatización y estándares proporcionan una alta tasa de operación y mantenimiento, así como una producción estable de energía, garantizando excelentes niveles en seguridad y desempeño ambiental y costos competitivos durante el ciclo de vida de la planta.

La planta está diseñada para cumplir por completo las estrictas regulaciones medioambientales de Uruguay, así como las normas y recomendaciones internacionales para las plantas modernas, incluida la última y mejor tecnología probada disponible (BAT). Una vez en operación, la planta generará un excedente de energía firme, predecible y renovable de más de 110 MW fortaleciendo la matriz energética del país.

 

Inversión en viviendas

Además de las inversiones en la planta y el puerto, UPM invertirá en soluciones habitacionales en Paso de los Toros y proporcionará viviendas temporales para personal contratado durante la obra. UPM también financiará la mejora de la planta de tratamiento de aguas residuales municipales y la restauración del vertedero municipal en Paso de los Toros. Las inversiones locales fuera del predio de la fábrica, totalizan unos 70 millones de dólares.

Además, la disponibilidad de madera de eucaliptus para la planta está asegurada a través de plantaciones propias de la empresa y a través de arrendamientos, así como por acuerdos de suministro de madera con pequeños y medianos productores rurales uruguayos. Una cadena logística eficiente es fundamental para la competitividad de la fábrica y la seguridad del abastecimiento en los mercados mundiales.

Esto se logra a través de las mejoras en rutas, la modernización del ferrocarril y la construcción de la terminal portuaria. Estas inversiones en infraestructura también apoyan la actividad económica de otros sectores en Uruguay.

UPM ha decidido la construcción de una terminal especializada en celulosa en el puerto de aguas profundas de Montevideo con una inversión de aproximadamente 280 millones de dólares. El acceso directo por ferrocarril desde la fábrica a una moderna terminal portuaria crea una cadena de suministro eficiente hacia los mercados globales.

El puerto de aguas profundas de Montevideo permite sinergias en la logística con las operaciones existentes de UPM en Uruguay, ya que toda la celulosa se puede entregar en buques oceánicos a carga completa directamente a los principales mercados.

Se espera que la planta comience a funcionar en la segunda mitad de 2022. La parte principal del total de los 3.000 millones de dólares de gastos de capital se llevará a cabo en 2020-2022.

UPM tendrá el 91% de participación en el proyecto y el restante 9% pertenecerá a un grupo inversor uruguayo también vinculado al proyecto de UPM Fray Bentos.

La inversión se financiará principalmente mediante el flujo de caja operativo complementado por actividades habituales de financiamiento corporativo.

El último informe del CEEIC sostiene que la percepción actual y las expectativas son negativas para la economía, mientras que para el sector la percepción actual es negativa pero las expectativas son positivas. Además, da cuenta  que los empresarios encuentran más probable incorporar personal que maquinaria, al tiempo que se incrementa el peso en la estructura de costos de insumos importados, que pasa del tercer a segundo lugar, por detrás la mano de obra.

El informe del Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (CEEIC)  presenta los resultados de la Encuesta de Expectativas realizada durante los meses  de  mayo y Junio del presente año.

El  principal  objetivo  de  este documento es  monitorear  las  expectativas  de  las  empresas  del  sector  de  la construcción respecto a las principales variables económicas, su capacidad instalada y expectativas de crecimiento de manera tal de poder obtener información sobre la coyuntura actual y evolución futura del sector y la economía en su conjunto.

De esta manera, se relevó la opinión de 71 empresas asociadas a Cámara de la Construcción del Uruguay (CCU),  así como de 10 empresas asociadas a la Asociación de Promotores privados de la Construcción del Uruguay (APPCU). Del total de las empresas contactadas se obtuvo una tasa de respuesta de 36%.  Los resultados del documento se presentan en tres secciones: Expectativas,  Capacidad instalada y Evolución de los costos

 

Expectativas

En la primera sección, las  empresas   fueron  consultadas  sobre  la  percepción  actual  y  sus expectativas futuras respecto a la economía en general y en particular el sector de la construcción.

La percepción actual fue relevada mediante la  apreciación  del estado actual de la variable de interés como  (Buena,  Ni  buena  ni  mala,  Mala)  mientras  que  las  expectativas  fueron  recogidas  mediante  la percepción de la evolución futura respecto al estado actual (Al alza, Igual, A la baja).

Los resultados señalan que tanto para la  percepción actual de la  economía (59%)  como para las expectativas (55%),  los  encuestados  respondieron  mayoritariamente  con  una  percepción  “ni  buena  ni  mala”  y  en segundo lugar se encuentran las respuestas con una percepción  “mala”. Por  último, las respuestas que valoraron  como  “buena”  la  situación  actual  son  nulas  mientras  que  las  expectativas  al  alza  sobre  la situación de la economía representaron un 10% de las respuestas.

Al  ser consultados  sobre  la  situación  actual  del  sector,  las  respuestas  denotaron  una evaluación algo más optimista que para la economía en general. En el caso  de la situación actual,  un  3% la evaluó como “buena”, y un 62% como “ni buena ni mala”. Las respuestas con una evaluación “mala” del sector suman un 35% del total.

Las respuestas  vinculadas a las expectativas del sector se dividen entre un   28%  “al alza”,  un 62% que espera que la situación se  mantenga “igual”  y un 10%  “a la baja”.  Por lo tanto, las respuestas sobre las expectativas del sector también son algo más positivas a las reportadas para las expectativas de la economía en general (10% y 55% y 35% respectivamente). sostiene el informe.

“El indicador de balance  actual, obtenido a través de la resta de los porcentajes reportados  positivos y negativos, indica,  para la economía actual,  un balance de -41% y para el sector un balance de  -32%. En el reporte anterior (informe N°20), estos guarismos se ubicaron en  -36% y -12%,  respectivamente”, sostiene el informe.

 

Capacidad Instalada

Consultadas las empresas respecto a su capacidad  instalada  actual y sus expectativas. Para esto se solicitó que se categorizara  su situación actual y sus  expectativas en uno de los 6 tramos previamente establecidos.

Los resultados  indicaron  que un 59% de los encuestados reportó  estar operando con  una capacidad  instalada  menor  al  70%,  lo  que  supone  un  deterioro  respecto  a  los  resultados  de  febrero (52%). 

Para  el  caso  de  las  expectativas,  un  49%  de  los  encuestados  espera  operar  utilizando  una  capacidad  instalada  inferior  al 70%, este valor también supone un  alza  respecto a la cifra registrada en febrero (48%).

Por otra parte, solo un 3% de las empresas declaró estar operando con capacidades de 90% o más y un 17% de las  empresas esperan operar a  un 90% o más de la capacidad instalada.

Adicionalmente,  se consultó a las empresas respecto a la  probabilidad de expansión  de la capacidad instalada en cuanto a maquinaria y personal.

En este sentido, el 65% de las empresas ve como  “muy poco probable”  o  “poco probable”  la expansión de maquinaria.  Para  el  caso  de  la  expansión  de  personal,  las respuestas  “muy poco probable” o “poco probable” suman un 59% de las respuestas,  cifra muy similar a la registrada en la anterior encuesta (60%).

En tanto, el porcentaje de respuestas que declara probable  o muy  probable la expansión de maquinaria y personal, se ubicó en 31% y 41%, respectivamente.

“Estos valores suponen una caída respecto al  informe anterior para el caso de  la expansión de maquinaria (44%) y un  aumento para la expansión de  personal, cuyo valor fue de 36% en febrero”, expresa el documento.

 

Evolución de los costos

En cuanto a la evolución de los costos, un 62% espera que la evolución sea a la par con el IPC, un 31% espera que estos evolucionen por encima del mismo y un 7% respondió que espera que evolucionen por debajo  del  IPC. 

“Respecto  al  anterior  informe  donde  un  32%  de  los  encuestados  respondió  tener expectativas por encima del IPC  y un 68% declaró  esperar una evolución a la par,  esto supone un leve descenso de las expectativas de incremento de los costos”, expresó el CEEIC.

Asimismo,  se  consultó  a  los  encuestados  respecto  de  los  principales factores  de  influencia  sobre  los costos, que nuclea subcontratos, mano de obra, insumos importados, insumos locales y costos financieros.

El 69% declaró a la mano de obra como el principal factor, un 28% a los insumos importados y el restante 3% es asignado a los insumos locales.

“Comparando las respuestas con las de la encuesta anterior, donde 76% de los encuestados declaró la mano de obra como principal factor de costo, se constata un descenso del peso de este rubro en la estructura de costos de las empresas constructoras y un aumento del peso de  los insumos importados.

Este ha crecido  desde un 4% en la encuesta anterior hasta el 28% de la presente  encuesta.  En  contrapartida,  el  peso  de  los  insumos  locales  disminuye  desde  un  12%  en  la medición anterior hasta un 3%”, concluye el relevamiento.

Página 3 de 85