El diseño actual de las viviendas se caracteriza por ser funcional, contemporáneo e innovador. Esas son las claves que destacan en las nuevas viviendas, aunque el diseño es algo más que la estética de la casa. Hay otros atributos como la sostenibilidad, la luminosidad o el confort acústico que conforman el diseño. A pesar de que a primera vista puede parecer que las promociones son semejantes, las promotoras insisten en que sus edificios residenciales tienen rasgos que los diferencian de la competencia, porque la imagen del edificio es también la identidad de la compañía, es un valor estratégico. Es por eso que el diseño está enfocado a nivel estratégico a crear una identidad para que se reconozca los productos creado por cada empresa..

 

Viviendas flexibles y personalizadas. El cliente se ha convertido en el único protagonista a la hora de diseñar las viviendas modernas. La máxima de que el cliente es el eje sobre el que se articula el diseño significa que ahora las casas se adaptan a los clientes y no a la inversa, es decir, se construye con el objetivo de satisfacer sus demandas y necesidades. De hecho, la tendencia actual es ofrecer una máxima flexibilidad en la distribución de los espacios y la posibilidad de personalización de los ambientes. Gracias a la innovación es posible crear un producto personalizado para cada tipo de familia.

La distribución interior es el primer elemento de diseño que define el estilo de vida del cliente. En la actualidad, la tendencia es crear espacios amplios que faciliten la relación entre los miembros de la familia. Hoy, las cocinas integradas en el salón son un claro reflejo de los cambios del estilo de vida y el cliente percibe y valora esa diferenciación, ya que otorga mucha importancia al diseño tanto interior como exterior de su vivienda.

 

Grandes ventanales: luminosidad y ventilación natural. La luminosidad es un atributo diferenciador de las viviendas modernas. La apertura de grandes ventanales es una tendencia que permite satisfacer las exigencias del cliente que demanda viviendas luminosas, que faciliten además una ventilación natural cruzada gracias a las dobles orientaciones.

 

Viviendas sostenibles y energéticamente eficientes. Una tendencia clara de las nuevas viviendas es la sostenibilidad, que destaca como uno de los atributos principales del diseño actual. Para ello se tiene en cuenta el respeto por el medio ambiente no solo en que la construcción de la vivienda impacte lo menos posible, sino que también permita al usuario ahorrar energía. La construcción de viviendas sostenibles no es solo una exigencia del cliente, viene impuesta además por la normativa. En poco tiempo, la eficiencia energética dejará de ser un elemento diferenciador de las viviendas porque las altas exigencias serán de obligado cumplimiento en todas las promociones.

Una gran parte de las nuevas viviendas cuentan con sellos de sostenibilidad que garantizan, entre otras cuestiones, que en su construcción se han utilizado materiales con un bajo impacto medioambiental que, además, facilitan un ahorro energético lo que supone un ahorro económico a los clientes en las facturas de los suministros.

 

Viviendas con la máxima calificación energéticas.  Las exigencias fijadas por los diferentes  Códigos Técnicos de Edificación de cada país, han fomentado la construcción de viviendas con la máxima calificación energética A, que utilizan fuentes de energía renovable para su funcionamiento. Entre las energías utilizadas en estas viviendas se  destacan el uso de la energía geotérmica porque es renovable y limpia, con rendimientos muy elevados al trabajar contra el subsuelo que permite además liberar espacio de la vivienda, al eliminarse los equipos de producción individuales. La eficiencia energética se completa con la instalación de sistemas de ventilación de doble flujo, con recuperación de calor que permite ventilar la vivienda de forma controlada sin necesidad de abrir las ventanas.

 

Materiales innovadores y construcción industrializada. El diseño actual tiende al uso de materiales más innovadores, elementos industrializados y piezas de gran formato como consecuencia de la modernización que se está produciendo en el sector. La construcción tradicional sobre el terreno comienza a ser sustituida por la industrializada más sostenible, donde se optimiza más la calidad y los plazos de ejecución de la obra.

 

Las fachadas blancas sustituyen a los ladrillos rojos. Desde el punto de vista puramente estético, una de las características más determinantes del diseño contemporáneo es la presencia abrumadora de fachadas blancas. Frente a la imagen del ‘boom’ inmobiliario asociada con los edificios de ladrillo rojo, las nuevas construcciones quieren diferenciarse apostando por las fachadas blancas. Como ruptura y para dar una imagen más renovada, fresca y atractiva ahora la tendencia es hacer edificios más claros por eso el color que predomina en las fachadas es el blanco. La tendencia ahora es sustituir el ladrillo como principal material de construcción por otros sistemas de fachada, más eficientes y más sostenibles. Los promotores han visto necesario un cambio en la forma en la que se concebían los proyectos; pero también ha sido impulsado por los clientes, que son más exigentes y muestran cada vez más interés por el diseño y la arquitectura.

 

La tecnología es una prioridad. Además de sostenible, la vivienda nueva tiene que ser tecnológica, con la incorporación de sistemas domóticos que empiezan a ser habituales para la apertura y cierre de ventanas, control de la luz interior o de los sistemas de calefacción y aire acondicionado. Cada vez se incorpora más tecnología en la vivienda y se van configurando lo que es la smart house, donde la vivienda se entiende como una plataforma donde se van a ir incorporando diferentes tecnologías que se podrán controlar desde el celular.

 

El diseño es el valor diferenciador de las viviendas. El valor principal que marca la decisión de compra de una casa es siempre la localización. Una vez decidida la zona, entra en juego el segundo valor, el precio. Por eso, los especialistas señalan que “localización y precio son dos decisiones racionales, dónde quiero vivir y qué puedo pagar para comprar allí mi vivienda, mientras que el diseño es el valor diferencial de las promociones”.

El diseño es un intangible difícil de medir pero forma parte esencial del valor de la vivienda. Y un buen diseño siempre es un valor diferenciador añadido a la promoción y, por tanto, siempre será una importante herramienta de ventas.

 

El diseño no es solo para las viviendas de lujo. En contra de la idea generalizada que tiende a asociar el diseño con las viviendas de lujo, desde las promotoras reconocen que no existe esta diferenciación en los distintos segmentos de vivienda. Cuando se trata de viviendas más premium destacan por zonas comunes más amplias, por viviendas más grandes o por una zona más valorada, pero el diseño no tiene por qué verse afectado.

No obstante, en las viviendas de lujo, contar con un alto presupuesto permite una mayor libertad creativa y plantear espacios, volúmenes y materiales que, de otra forma, no se podría asumir. De todas formas, los promotores concluyen que el buen diseño no tiene por qué ser caro.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas firmó el pasado viernes 10 de mayo el contrato para el inicio de obras del Ferrocarril Central con el consorcio Grupo Vía Central, trabajos que implicarán la construcción y mantenimiento de 273 kilómetros de vías férreas entre el puerto de Montevideo y Paso de los Toros. El proyecto requerirá una inversión cercana a los 1.000 millones de dólares y demandará unos 36 meses de trabajo.

 “Se trata de un paso muy significativo para Uruguay”, destacó el ministro Rossi, durante la firma del contrato con el consorcio Grupo Vial Central en la sede ministerial.

 

Inicio de obras

En la firma también estuvieron presentes, el prosecretario de la Presidencia de la República, Juan Andrés Roballo, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, y el presidente de la empresa Saceem, Alejandro Ruibal.

“En los próximos días se irá dándole forma al proyecto de ingeniería en detalle y, aproximadamente un mes y medio, podrían iniciarse las obras”, estimó Rossi, quien añadió que la inversión va a oscilar alrededor de los 1.000 millones de dólares.

El proyecto implica la construcción de 273 km de vías entre Paso de los Toros y Montevideo, un tramo doble inicial de 26 kilómetros, una docena de carriles secundarios para cruces de trenes, un acceso industrial y la edificación de más de 40 puentes.

“Las habilitaciones necesarias se van concediendo de manera gradual, según las etapas que se van abordando, y hasta ahora hemos venido teniendo las habilitaciones de acuerdo a la fase en que estamos”, explicó, al ser consultado por la prensa acerca de la autorización de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama).

El ministro reconoció que los trabajos pueden generar incertidumbre y molestias pero aseguró que el Gobierno informará al conjunto de la población las características de las obras y los objetivos a lograr.

En ese sentido, adelantó la realización de una audiencia informativa a la población el próximo 23 de mayo en Paso de los Toros y otra el 6 de junio con la empresa constructora adjudicataria en Montevideo.

Por su parte, el ministro de Economía, Danilo Astori, consideró que se trata de un paso fundamental para corregir “un error histórico garrafal” cometido décadas atrás, en referencia a la activación del sistema de ferrocarriles de Uruguay. “Hoy estamos percibiendo el costo de aquella enorme decisión”, añadió.

Para el jerarca la construcción del Ferrocarril Central permitirá mejorar los niveles de competitividad de Uruguay. Agregó que, más allá de la concreción del proyecto para la construcción de la segunda planta de celulosa de UPM en el centro del país, el nuevo ferrocarril está asociado a sectores productivos “que todavía no existen y están esperando su funcionamiento. También transportará volúmenes de producción que hoy no son competitivos”.

En tanto el gobierno  y UPM acordaron todos los puntos que se plantearon para llegar a un acuerdo y ahora se aguarda la definición de la asamblea de accionistas.  En este contexto, el presidente de la República, Tabaré Vázquez, informó que en próximos días llegará a Uruguay el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para firmar el contrato final e iniciar las obras del ferrocarril.

“Es firme, seguro. Las obras comenzarían inmediatamente. Ya está adjudicado, ya actuó el Tribunal de Cuentas que aprobó por unanimidad que se lleve adelante lo del ferrocarril. Eso está liquidado, se empieza a trabajar, y generará una cantidad de puestos de trabajo”, sostuvo el mandatario.

Ese mismo día viajará a Uruguay el principal de UPM de Finlandia a recibir toda la información de sus representantes en el país, con los que el gobierno cerró en forma positiva todos los temas vinculados a la empresa.

Dijo, además, que la cláusula de prevención de conflictos se acordó con mucho trabajo y con la participación de todos los actores. Confirmó que, una vez que la máxima autoridad de UPM reciba la información la llevará a consideración de los accionistas en Finlandia y tomarán la decisión. “Todo viene a favor de que se instale la planta pero se debe aguardar la resolución de la asamblea de accionistas”, subrayó.

El pasado martes 14 de mayo se desarrolló en Pando el encuentro “Producción más limpia y formalización de ladrilleras en Uruguay”, objetivos que el gobierno pretende alcanzar con los 14.000 trabajadores del área, expresó la subsecretaria de Industria, Olga Otegui. Con ese fin, la Escuela de Ladrilleros de Rivera capacitará en cinco departamentos sobre construcción de hornos ecoeficientes y techos especiales donde almacenar la producción.

La finalidad del encuentro, organizado por el programa Page, que llevan adelante la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi) y el Ministerio de Industria, Energía y Minería, fue intercambiar experiencias con los ladrilleros y asesorarlos en las nuevas técnicas que existen para este tipo de producción. En Uruguay existen unas 14.000 personas trabajando directamente en la producción de ladrillos.

Otegui explicó que el objetivo general y a largo plazo del programa Page es colaborar en la transformación económica del país, mediante el fortalecimiento del empleo y la producción y la generación de capacidades. En lo que respecta al sector ladrillero, se pretende avanzar hacia su  formalización e incorporar en sus procedimientos tecnologías más limpias.

Por su parte, el director de la Escuela de Ladrilleros de Rivera, Alejo Hoffman, informó que están difundiendo entre los ladrilleros uruguayos experiencias adquiridas en países como Bolivia y Colombia. Rivera es el único lugar que cuenta con un horno ecoeficiente y un taller techado que permite la semimecanización del proceso. “Queremos lograr conformar una cooperativa nacional de ladrilleros “, dijo.

Explicó que se impartirá un curso piloto en cinco departamentos, que luego se extenderá a todo el país, con el objetivo de que los productores aprendan a construir hornos ecoeficientes para una producción más limpia de ladrillos y un sistema de techos a modo de invernáculo.

Hoffman comentó que existen varios programas, como la Red de Desarrollo Maderero de Rivera (Redema), que proporciona destino final a los desechos de los aserraderos de ese departamento. Esto beneficia al ladrillero con el aserrín para la elaboración del ladrillo y la leña para el quemado de las piezas.

Otro convenio que favorece al ladrillero implica la utilización de la ceniza y otros residuos de la producción de biomasa. Se trata de un grafito que se incorpora al ladrillo para acelerar el proceso de secado y la arena que queda en el fondo de las calderas, que, luego de petrificarse al tomar contacto con el aire, se usa para fortalecer los caminos por donde transitan los ladrilleros.

Con la arena que queda de ese producto, luego de ser tamizada, se elaboran bloques de hormigón, en el marco de un proyecto llevado adelante por jóvenes con discapacidad, en el cual interviene el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) y la embajada de Canadá.

La Escuela de Ladrilleros de Rivera, única en América, abrió sus puertas en octubre de 2009, con el apoyo de la intendencia local y del programa ART-Uruguay del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Entre otras cosas, ofrece atención en aspectos sociales al ladrillero y su familia, para que en la época entre zafras dispongan de otros ingresos. También les otorga asistencia jurídica y atención en salud bucal gratuita, que, próximamente, se extenderá a niños.

Mitsubishi Electric celebró la entrega de la quinta edición de sus Premios Tres Diamantes en España, con los que reconoce el trabajo de innovación en el uso de energías renovables y aprovechamiento de recursos naturales.

El consumo energético de los edificios representa en Europa el 40% del gasto total. Este dato da una idea de la importancia de la innovación en materia de eficiencia energética en la construcción y rehabilitación de edificios. Es precisamente este esfuerzo el que cada año, como parte de su Responsabilidad Social Corporativa, premia Mitsubishi Electric en los galardones Tres Diamantes, que se entregaron en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid —al tiempo que se abrió la convocatoria para el próximo año—, y que se han consolidado en esta quinta edición, como un referente en el sector.

“La calidad no es un accidente, es el resultado de un esfuerzo inteligente”, señaló Elena González, directora de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos (Anese) e integrante del jurado, para referirse a la excelencia de los 42 proyectos que se presentaron en esta convocatoria de los premios, y también la de los 254 que se han propuesto desde que en 2014 se anunciara la primera edición.

Todos ellos han empleado la innovación de los sistemas de climatización de Misubishi en el desarrollo de sus proyectos, adaptándolos a las necesidades específicas del edificio, su uso residencial, en oficinas o  congresos, y los recursos disponibles por su ubicación geográfica.

“La innovación en el desarrollo de producto, con el objetivo fundamental de máxima eficiencia y ahorro energético, forma parte de nuestro ADN”, según afirmó Pedro Ruiz, director general de Mitsubishi Electric Living Environment System al El País de Madrid.

 

Los cinco trabajos ganadores fueron:

Villa Sa Ferradura (Ibiza).  Este proyecto mereció el primer premio, el Tres Diamantes, en los galardones de Mitsubishi Electric, dotado de 20.000 euros. La vivienda, ubicada en un paraje con alto valor ecológico y paisajístico, donde la integración arquitectónica era imprescindible, ha destacado por la combinación de sistemas de generación de agua potable y recuperación de agua de lluvia, su alta eficiencia energética (calificación A), entre otros.

 

Vivienda Unifamiliar Son Vida (Mallorca). El estudio Proyectos Illes eligió para la climatización de esta vivienda un sistema de volumen variable de refrigerante (VRF) por agua, considerado como el máximo exponente del ahorro energético porque elimina sistemas intermediarios en los que se suelen producir pérdidas de energía. Además, introdujo una producción de agua caliente para calefacción y agua caliente sanitaria mediante un sistema de aerotermia geotérmico (Ecodan CHRV), capaz de ofrecer agua de hasta 65ºC.

En cuanto a energías renovables, la casa se ha equipado, además de geotermia, con captación solar fotovoltaica y un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor.

 

Edificio NZEB Mendillorri (Navarra). El edificio NZEB, en el barrio pamplonés de Mendillorri cuenta con certificación Passivhaus de Navarra, un estándar de eficiencia energética con el que se reduce el impacto medioambiental de un edificio, gracias a la enorme reducción de energía necesaria para calentar o enfriar el aire.

Su concepto bioclimático viene dado por un elevado nivel de aislamiento y un diseño arquitectónico dirigido a maximizar ganancias solares en invierno y, de este modo, reducir al mínimo la demanda de calefacción. Esta baja demanda energética del edificio lo ha posicionado como uno de los edificios más eficientes de España.

El sistema integra ventilación y calefacción —mediante recuperadores de calor con baterías de post-calentamiento a través de aerotermia—, y un control centralizado del edificio con sondas de calidad del aire en cada estancia y acciones correctoras para la optimización de la instalación.

 

Casa de Cultura Blanca d’Anjou (Tarragona). Galardonado con el premio plata en los premios de Mitsubishi Electric, con una dotación de 5.000 euros, este edificio de nueva planta en el núcleo antiguo de Hospitalet de l’Infant, enTarragona  cuenta con sistemas VRF condensado por agua con recuperación de calor.

También tiene una instalación geotérmica a través de pozos verticales; y un sistema de control para ajustar el flujo de agua geotérmica y reducir el consumo.

La ventilación del edificio se realiza mediante una UTA (Unidad de Tratamiento de Aire) de alta eficiencia, que controla la cantidad de aire que entra del exterior, lo filtra, lo climatiza y lo humecta, con unos altos niveles de recuperación de calor y un sistema de control por sondas CO2.

 

Torre Glóries (Barcelona). La reforma de la conocida anteriormente como Torre Agbar, uno de los edificios más emblemáticos de Barcelona, ha merecido el Premio Oro, con una dotación de 10.000 euros. Se trataba, aseguran los responsables del proyecto, de una solución compleja por su configuración arquitectónica.

Entre las especificaciones técnicas del proyecto energético del edificio, se incluyeron sistemas VRF de alta eficiencia con recuperación de calor y control de la temperatura mediante evaporación; tratamiento del aire primario mediante UTA, dotadas de recuperación de calor, filtros de polarización activa y sistema de humectación adiabática, que aísla la temperatura interior de la exterior.

El predio del Mercado Modelo (que se mudará al Polo Agroalimentario) tiene 10 hectáreas, de las que seis son propiedad de la Intendencia de Montevideo y cuatro están en manos de privados.

Hace aproximadamente un mes, la Intendencia de Montevideo (IMM) solicitó a la Asociación de Promotores Privados de la Construcción (APPCU) un estudio para analizar qué proyectos se pueden realizar en el predio donde actualmente funciona el Mercado Modelo. Entre otras cosas, la propuesta presentada por APPCU implica la realización de múltiples edificios destinados a vivienda.

Se espera que a mediados de 2020, el principal centro de comercio mayorista de frutas y productos de granja de Uruguay, se mude de su ubicación actual (Cádiz 3280) al kilómetro 11,500 de la ruta 5 a un predio de 95 hectáreas. El traslado del viejo mercado dejará libre un predio de aproximadamente 10 hectáreas de propiedad pública, seis de ellas pertenecen a la Intendencia y las otras cuatro que son propiedad privada.

Según indicaron desde APPCU al diario El País, tras el pedido de la IMM se creó una comisión de trabajo -de la que participó el asesor inmobiliario, Julio Villamide, fallecido el mes pasado- para evaluar de qué forma se puede renovar el lugar. Pese a que todavía el proyecto no ha recibido total aprobación por parte de la comuna, desde APPCU señalaron que “a la Intendencia le encantó el proyecto e hicieron apenas algunas correcciones”.

Asimismo, desde la asociación indicaron que “ya hay promotores (de la construcción) comprando tierras en el Mercado Modelo para poder hacer edificios llegado el momento” y opinaron que el proyecto “será espectacular porque va a darle trabajo a un montón de gente”.

El nuevo mercado fue bautizado con el nombre Parque Agroalimentario y buscará convertirse en un centro moderno que ofrezca además de frutas y hortalizas, otros productos como carnes, pescados y flores.

Además del mercado, se prevé la construcción de una zona de actividades complementarias. El monto total del proyecto reúne inversiones -pública y privada- por aproximadamente unos US$ 100 millones.

Página 8 de 83
Top