Error
  • La plantilla no está disponible para esta presentación. Por favor, contacte con un administrador del sitio.

María Moraes, representante del Ministerio de Vivienda en Dolores explicó que en la primera quincena de diciembre “se entregaron 92 viviendas en Dolores, 62 de ellas construidas por Mevir y 30 por la empresa Schmidt, y, en los últimos días, otras 29 por parte de la empresa Ebital en el Parque Lavalleja, mientras que las 57 restantes de las programadas para los afectados por el tornado estarán prontas en abril”.

Tras la entrega del pasado jueves 9 de marzo en Dolores, por parte de la empresa Ebital, de 29 viviendas de las 86 que se construyen en Parque Lavalleja, Moraes aseguró a la Secretaría de Comunicación Institucional que esa firma tendrá prontas otras 25 a fines de marzo. Al concluir abril, las 86 casas estarán terminadas y entregadas a las familias.

Moraes explicó que, de esta forma, se instalan en sus nuevas casas las familias que estaban alojadas en contenedores en los barrios Parque Lavalleja, Cadol y en predios de la escuela N° 102.

Las familias deben gestionar los trámites para contar con los servicios de UTE y OSE a sus nombres. “Luego de esta instancia, ya tendrían todos los servicios necesarios”, aseguró la jerarca.

Respecto al trabajo de la empresa Schmidt, Moraes dijo que en los primeros días de diciembre pasado esta firma entregó las 30 viviendas que se habían pautado, las que se construyeron en predios de las familias.

La Comisión Honoraria Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (Mevir) culminó en su totalidad, también en marzo, la construcción de 62 viviendas nuevas que fueron entregadas a las familias. De esta manera, en los últimos días del año pasado se entregaron 62 viviendas de Mevir y 30 edificadas por Schmidt.

La funcionaria también informó que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas realiza reparaciones en 10 casas, la Intendencia de Soriano finalizará a fines de marzo las obras de refacción, y se desarrollan trabajos en los centros de estudio por parte de la Administración Nacional de Educación Pública.

 

Trabajo coordinado

En tal sentido, agregó que el Ministerio de Transporte terminará en los próximos meses la supervisión de obras en comercios, donde concretan reparaciones cuadrillas contratadas por el Instituto de Empleo y Formación Profesional (Inefop).

“Todos los trabajos, tanto en construcción de vivienda nueva como en reparaciones de casas articulares y comercios, culminarían en su totalidad antes de mitad de año”, dijo.

También señaló que se entregaron todos los materiales donados, subrayó que actualmente algunas familias finalizan los trabajos de reparación en sus viviendas y que, cuando necesitan materiales, estos son comprados con dinero donado, que es administrado por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto.

Estudiantes de la Universidad del Valle de México (UVM) desarrollaron un sistema de construcción para edificar casas con materiales sustentables, que son 60 por ciento más económicos que los tradicionales.

Los universitarios Mauricio P. Avendaño, Alam Cornejo y Enrique Hernández de la carrera de Ingeniería Industrial y Mecatrónica crearon la empresa Eco Block’s, que además ofrece una construcción funcional a través de muros ensamblables. La edificación de dichas viviendas se hace a través de un sistema de cargas con vigas de acero y losa ligera, que se rellenan con bloques sustentables elaborados con PET y caucho, con lo que se sustituye el concreto y se eliminan los castillos y cimientos de cemento. Cabe destacar que este tipo de paredes no necesitan ningún adherente entre muros divisorios, lo que permite adaptarlos en diversas formas y usos para hacer montajes rápidos y seguros.

 

Bloques a medida 

La elaboración de tabiques y planchas sustentables se realiza a través de la trituración del PET y caucho, el cual se mezcla con un adhesivo químico hecho a base de fosfato y finalmente se inyecta el plástico en unos moldes especiales para elaborar los bloques. Los bloques son fabricados en diversas medidas, así como tabiques circulares para evitar realizar cortes en las esquinas e incluso los pueden fabricar de colores.

Los emprendedores recordaron que algunas de las ventajas que ofrece Eco Block’s es que las edificaciones son termo acústicas por lo que además de reducir el sonido, disminuyen el uso de aire acondicionado y calefacción.

En un comunicado, la casa de estudios resaltó que ese sistema es hasta 60 por ciento más económico respecto a la construcción con materiales tradicionales, no necesitan un mantenimiento especial, tiene un tiempo de vida mínima de 80 años y ofrece una garantía de cinco años.

 

Elaboración y pruebas

De acuerdo con pruebas realizadas, se puede construir una vivienda hasta de cuatro plantas con cimientos seguros y resistentes. “En una semana podemos construir una vivienda de 60 metros cuadrados que contemple sala, comedor, cocina, baño y recámara”, dijeron los emprendedores.

Los universitarios detallaron que para la elaboración de un Eco Block’s se utilizan 600 gramos de material reciclado, por lo tanto, en la construcción de una casa se pueden utilizar hasta seis toneladas de PET y desechos de llantas.

 

Tecnología de innovación

Actualmente, la marca Eco Block’s y el sistema de carga diseñado se encuentra en proceso de patente y de incubación dentro de la Incubadora de Negocios de UVM Hispano. El proyecto obtuvo el cuarto lugar en la segunda etapa de la convocatoria Global Student Entrepreneur Awards México, en la categoría “Tecnología e Innovación”, en la cual participaron 60 proyectos.

Eco Block’s también compitió en el concurso Global James McGuire, Bussines Plan Competition, en donde obtuvo el primer lugar a nivel nacional y la oportunidad de representar a México en la etapa nivel internacional donde contenderá con proyectos de las universidades incorporadas a la red Laureate International Universities de todo el mundo.

Bajo el eslogan “En Eco block’s no construimos muros, fabricamos sueños”, los emprendedores buscan afiliarse con fundaciones para construir casas para familias de escasos recursos y financiamiento para producir en volumen sus productos.

Valora este artículo
(0 votos)

Las viviendas del futuro ya se levantan en Murcia. Apenas consumen un 10% de energía, el aire se filtra para evitar impurezas y la cisterna del inodoro descarga agua de lluvia. Las construcciones “ecológicas” ganan terreno impulsadas por una normativa más exigente que llega de Europa.  Y también sopla a su favor la escalada de la tarifa eléctrica. Además, la subida del precio de la luz pone el dedo en otra llaga que sangra la región: su vulnerabilidad a la pobreza energética.

El problema del costo de la energía eléctrica en España mantiene a cinco millones de personas en viviendas nada confortables y hasta insalubres, según el último estudio de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA). Estas familias con dificultades cada mes para hacer frente a la factura de su bienestar hogareño serán las grandes beneficiadas (aunque no las únicas) de la reforma planteada por la Unión Europea para avanzar en el diseño de edificios de consumo de energía casi nulo (EECN). O viviendas pasivas, como también se conoce a estas construcciones, por su menor impacto. Los cambios están a la vuelta de la esquina. Los edificios públicos que se construyan a partir del próximo año tendrán que ahorrar más energía en su funcionamiento. Un poco después, en 2020, le llegará el turno a las nuevas unidades residenciales. Son los plazos fijados en una directiva comunitaria que los Estados miembros deben trasladar a sus normativas, con el fin de establecer cómo hacer frente a esos topes en el consumo, mejorando a la vez el confort y con la vista puesta en las renovables.

 

Modelos innovadores

Unas jornadas organizadas por la Concejalía de Empleo del Ayuntamiento de Murcia abordaron los retos que se avecinan. Un intercambio de ideas que tuvo casi completo su aforo, de 150 plazas, un indicador del interés que despierta el tema. Ingenieros, arquitectos y expertos en nuevas tecnologías expondrán sus experiencias en modelos de eficiencia y nuevos sistemas constructivos.

Álvaro Gil Torrano, coordinador del encuentro, dijo que en la región queda bastante trabajo por hacer. «Todavía se sigue construyendo como antes, sin cumplir los estándares vigentes del código técnico de 2013», advierte. Según la Dirección General de Industria, encargada de las inspecciones, solo 33 viviendas cuentan con la máxima clasificación energética (A). En el otro extremo (G), aparecen 15.120. Darle la vuelta a esta tabla se presenta como una tarea ardua. Entre las piedras en el camino, el encarecimiento de costes. Gil Torrano, arquitecto técnico, ingeniero de edificación y economista, calcula que ajustarse a la futura normativa europea puede salir por unos 5.000 euros más por vivienda, entre el aislamiento, los sistemas de renovación de aire y la carpintería abatible y estanca. Todo ello para mantener dentro del hogar una temperatura de entre 20 y 25 grados, aunque fuera sea invierno o verano. Sin embargo, «la inversión se amortizará mucho antes de que la casa llegue al final de sus días, debido a que esas mejoras consiguen una ahorro de entre el 80% y el 90% en la factura eléctrica».

José Ángel Bermejo, del estudio Alma Verde 2020, que comparte con sus colegas arquitectos Antonio Fernández y Abelardo Salmerón, maneja otros números.

El bloque de pisos que levanta en Murcia (el primero de la región totalmente eficiente) «no saldrá más caro que los que se están construyendo al lado». Las claves: ajustar precios con los proveedores y eliminar intermediarios. La estructura de estas once viviendas se alza en la calle Doctor José Ruipérez, en el cruce de las avenidas Príncipe de Asturias y Juan de Borbón. Bermejo calcula que estarán terminadas en el plazo de un año.

 

Energía y materiales

En su construcción se tiene en cuenta el consumo de energía de los materiales, que además pueden ser reutilizados en un futuro. Los inquilinos disfrutarán de prestaciones únicas: agua caliente instantánea, ascensores que funcionan con placas solares e inodoros que emplean la lluvia almacenada en un tanque en el sótano, además de una ‘piel’ aislante de lana de roca, de entre 10 y 15 centímetros de espesor, que envuelve toda la casa para que el consumo de energía sea casi nulo.

Si el cliente lo desea, caben otras mejoras, que, eso sí, encarecen el precio, como filtros contra los campos magnéticos y barnices sin «química nociva». Para el arquitecto de Alma Verde 2020, la construcción eficiente y sostenible es casi una filosofía de vida, porque «nuestra supervivencia está comprometida si mantenemos el actual ritmo de consumo de recursos naturales».

Una preocupación que también mueve el diseño de Pablo Carbonell, del estudio Ecoproyecta, distinguido con una mención en el Premio Mediterráneo de Paisaje de la Comisión Europea. El arquitecto llevará a este encuentro sus viviendas geodésicas y autosuficientes de Jumilla y Yecla. Su cinematográfica forma abovedada (un ingenio de mediados del siglo XX del norteamericano Buckmister Fuller) genera un espacio interior amplio y envolvente, con iluminación natural desde distintos puntos. Domina la madera (por supuesto certificada), tanto en la estructura como en los revestimientos por una cuestión ambiental y de confortabilidad.

Carbonell abogó por edificios «productores de energía», de fuentes renovables, capaces de abastecerse por sí mismos. Sus dos casas del Altiplano disponen de instalaciones fotovoltaicas y placas solares para el alumbrado, los electrodomésticos, el agua caliente y la climatización, y una caldera de biomasa para cuando, como ahora, arrecia el invierno.

Página 73 de 85