El estudio de arquitectura francés Hamonic + Masson & associés generó un concepto visionario de torre residencial para capturar la atmósfera y la belleza de Chipre. De hecho, el edificio quiere ser un fiel reflejo del estilo de vida mediterráneo, tanto por sus formas, amables y naturales, como por su esencia: un lugar frente al mar donde disfrutar del sol y el relax.  Se trata de un edificio residencial donde sus balcones se transforman en piscinas independientes para cada piso, con formas redondas que sirven de parasol y dibujan una estructura de líneas orgánicas.

Diseñada para sobrepasar el brillante horizonte mediterráneo de esta ciudad costera del sur de Chipre, la torre presenta una propuesta única para un sistema estructural expresivo y un nuevo tipo de vivienda. Tomando influencia de geometrías naturales como la corola floral, la construcción se eleva de la naturaleza con columnas altísimas que florecen en piscinas exteriores y áreas verdes con plantas. Cabe detacar que cada está unida directamente a una unidad individual de vivienda.

La estrategia de diseño de la torre Clelia en la localidad de Limassol, concebida por el arquitecto principal, Bastien Capón, de Hamonic + Masson & Associates, crea una condición de ‘islas independientes’ con el sistema de balcón de la piscina integrado en la estructura exterior. Un hecho que marca una nueva  experiencia, donde el exterior se encuentra con el interior, expresándose en el lenguaje arquitectónico del proyecto.

Cada espacio interior se “alarga” con terrazas que son piscinas, ofreciendo un plus muy codiciado en estos apartamentos. Los interiores son diáfanos y muy luminosos, gracias a grandes ventanales que permiten divisar el mar en todo su esplendor, como si formara parte del salón. Los apartamentos se distribuyen para favorecer en todo momento las vistas, creando rincones encantadores como este.

Cada balcón posee una forma de corola floral que se reproduce en el suelo del edificio. Las formas naturales de estos privilegiados balcones al mar producen el efecto de infinity pool, en el que el efecto óptico te hace pensar que estás dentro del mar, en tu propio balcón.

Chipre es conocida como “la isla de Afrodita”, el sol brilla casi todo el año, su mar, claro y cálido, invita a bañarse, abundan los tesoros antiguos y la vida es agradable. Estos encantos hedonistas han guiado la reflexión del estudio de arquitectura francés, autor de este proyecto para realizar su forma y fondo.

 

Calidad y servicios

Cada apartamento cuenta con un equipamiento detallado. Todas sus estancias se orientan al paisaje y las principales se abren al balcón con piscina, gracias a un sistema de ventanas que se abren por completo, fusionando exterior e interior.

En la planta baja del edificio, una majestuosa entrada abre la puerta a una experiencia única. “Buscamos mejorar la calidad de vida brindando servicios: un gimnasio en el sótano, una galería de arte en la planta baja y un spa de lujo en el primer piso, todos con acceso independiente. El bienestar y el lujo se combinan para crear un lugar exclusivo”, afirmaron desde Hamonic + Masson & Associés. 

En un total, son diecinueve apartamentos de lujo con sus respectivas piscinas, comercios y servicios varios se concentran en un edificio de forma espectacular que se abre como una flor exótica frente a la costa sur de Chipre.

En el nivel del suelo ajardinado, Hamonic + Masson & associés presenta un grupo de plataformas y sombrillas que hacen eco de las geometrías de la torre Clelia en Limassol.

Esta condición sirve como una continuación del concepto distintivo y escultórico del proyecto. La transparencia de la fachada y la organización del edificio brinda vistas al mar maximizadas y sin obstáculos.

Los arquitectos se inspiraron en la naturaleza de la ciudad de Limassol, en Chipre. El diseño de la Clelia Tower se basa en la repetición de los balcones con forma de corola que se encuentran en cada apartamento, creando piscinas privadas y áreas verdes, como una isla independiente.

“La obra comenzó hace unos meses en un terreno de dos hectáreas y media. Nos importa el potencial que el terreno tendrá para la construcción de 80 viviendas para 300 personas. Se podrá acceder a través de programas del Ministerio de Vivienda, una vez que la empresa UPM deje la infraestructura de saneamiento, agua, fibra óptica, seguridad y salones comunales”, dijo el director de Ordenamiento Territorial, José Freitas.

 

Viviendas

Los directores nacionales de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Salvador Schelotto y José Freitas, respectivamente, visitaron la ciudad de Durazno para observar las obras iniciadas de los alojamientos temporales para los trabajadores que participarán en la construcción de la planta de UPM en el pueblo Centenario.

Freitas narró que el objetivo de la visita fue ver el inicio y el alcance de las obras que se desarrollan en terrenos públicos en los que se construirán alojamientos temporales e infraestructura. “Todo este terreno con infraestructura quedará para ser incorporado a los programas del Ministerio de Vivienda, por lo tanto, para nosotros es muy importante hacerle el seguimiento”, dijo.

La obra comenzó hace unos meses en un terreno de dos hectáreas y media. Freitas afirmó que importa el potencial del terreno para la construcción de viviendas sociales, acción que permitirá instalar un total de 80 casas para 300 personas a través de los programas sociales del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, una vez que la empresa se haya retirado del predio y deje la infraestructura en condiciones.

El predio fue cedido en comodato por parte del gobierno a la empresa, para que construyera servicios e infraestructura de saneamiento, instalaciones de agua, energía y fibra óptica, seguridad y un equipamiento de parrilleros, salones comunales y canchas deportivas, que se mantendrán. “Lo que hace la empresa es consolidar la infraestructura en un predio que actualmente no la tiene, lo que contribuirá para la construcción de viviendas sociales”, destacó el funcionario.

 

Terrenos

UPM usará el terreno durante el tiempo de la obra, tres años, luego queda para el Gobierno, para ser adjudicado en los diferentes programas de vivienda social. Las construcciones modulares temporales serán retiradas por la empresa una vez que termine el uso del terreno, aclaró Freitas.

Schelotto afirmó que este tipo de infraestructuras es una repuesta a la integración urbana en predios que están bien ubicados dentro de la ciudad de Durazno. Explicó que fue una decisión del Gobierno, luego de diálogos y negociaciones, que la empresa UPM iniciara obras de infraestructura y de vivienda en las ciudades de Paso de los Toros y Durazno y en las localidades de Centenario y Carlos Reyles.

Consultado sobre si en las viviendas que se construyan se podrán establecer familias que han sufrido inundaciones, Schelotto dijo que uno de los grandes límites que existen para avanzar más rápido en la construcción de soluciones habitacionales es la falta de terrenos disponibles. “Nosotros siempre estamos abiertos a incorporar a más familias a los programas de realojos, pero, para eso, hay que disponer de buenos terrenos con buena ubicación, como este, y con infraestructura”, expresó. Agregó que en procura de más terrenos para construir, la Dirección de Ordenamiento Territorial firmó nueve convenios con las intendencias departamentales del país con el objetivo de ayudarlos a formar su cartera de tierras.

 

Efecto UPM

En otro orden, la inversión extranjera directa pasó a terreno positivo en el primer semestre del año, en parte gracias al “efecto UPM”.

En el primer semestre del año la Inversión Extranjera Directa (IED) en Uruguay ascendió a US$ 377 millones, lo que implicó una reversión de los valores negativos de los períodos previos, cuando por ejemplo en el año 2018 cerró con una salida de capitales de US$ 486 millones.

Así lo indicaron los últimos datos publicados por el Monitor trimestral de IED del Instituto Uruguay XXI.

Según se desprende de los datos del informe, en el período comprendido entre enero y junio de este año, la IED en Uruguay representó aproximadamente el 0,66% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Al analizar la IED por modalidad, los datos reflejan que en el primer semestre del año, el país recibió US$ 78 millones por aportes de capital, US$ 278 millones por reinversión de utilidades, mientras que por concepto de préstamos entre empresas el monto fue de US$ 22 millones.

Si se evalúan los proyectos recomendados por la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones, en el primer semestre del año, el informe destaca que la mayor parte de los proyectos son de origen nacional mientras que una pequeña parte proviene del extranjero.

Al desglosar los proyectos promovidos de capitales extranjeros según la industria, el informe de Uruguay XXI destaca que servicios es la que tuvo una mayor participación en el primer semestre del año, seguida de industria y turismo.

En entrevista con Del Constructor, el presidente de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción…

El Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (CEEIC) publicó un informe, denominado “Actualización del índice de importación de maquinarias y equipos de la industria de la construcción”, da cuenta que mientras  que  el  Producto  Bruto  de  la  Construcción  continúa  en  caída,  las  importaciones  de  Maquinaria y Equipo del sector vuelven a crecer en 2019.

En efecto,  la actividad  del sector se contrajo 4,7% y las inversiones en maquinaria aumentaron un 18,4% en el segundo trimestre de 2019.  En  este  contexto,  tanto  el  ratio  de  esfuerzo  inversor  (inversión  sobre  PIB),  como  la participación de las inversiones en maquinaria de  la construcción  en  el total de la economía, aumentaron en los primeros trimestres de 2019. 

El índice de Importación de Maquinarias de la Industria de la Construcción (IME) elaborado por el Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (CEEIC) tiene como objetivo aproximarse al fenómeno de incorporación de capital físico en empresas de  la industria de la construcción.

Dada la carencia de estadísticas sobre incorporación de Maquinaria y  Equipos a nivel sectorial, en 2016 el CEEIC elaboró un indicador con el objetivo de cuantificar su evolución reciente para la Industria de la Construcción. A través  de los datos de importación de Maquinaria y  Equipos (MyE)  se  cuantifica  la inversión en  bienes de capital de la industria. Dado que Uruguay es  un importador neto de estos           bienes, las importaciones de   estos   tendrían una   adecuada  representatividad de la inversión total del sector en Maquinaria y  Equipos. 

El IME Construcción  se construye en base a las partidas  importadas clasificadas a partir del  código “Nomenclatura Común  del  Mercosur  (NCM)”  seleccionando  aquellos  rubros  o  productos  de  Maquinaria  y Equipos importados con destino final la Industria de la Construcción. 

 

Resultados 

Los principales resultados del IME Construcción en su primera edición mostraban que durante   la última década la Industria de la Construcción había acompañado el crecimiento de la inversión en el resto de la economía, incrementando  de forma significativa su  incorporación de capital físico en Maquinaria y Equipos. 

A continuación los principales resultados del referido estudio:

Continúa la caída en la actividad de la construcción. La fase baja del ciclo económico por la que atraviesa  el país desde 2014 ha impactado en  la actividad del  sector.  De  acuerdo a datos del BCU, en el segundo trimestre de 2019 la actividad de la industria de la construcción se contrajo 4,7% en términos interanuales, acumulando de esta forma casi 18 trimestres consecutivos de caída. En efecto, la Construcción es uno de los sectores más afectados en esta etapa.

Repunte de la inversión en el sector. Si bien hasta 2017 la inversión en Maquinaria y Equipo del sector había acompañado la evolución de la actividad, contrayéndose desde el máximo anual registrado  en  2013  (USD  205  MM),  en  2018  se  observó  una  reversión  de  esta  tendencia. Mientras que el Producto Bruto de la Constricción se contrajo  casi  3% en 2018, las importaciones en Maquinaria y Equipo del sector medidas en volumen físico crecieron un 33%. Un comportamiento similar se observa  en el primer semestre de 2019: mientras que el producto del sector se contrajo 4,1% con respecto a igual periodo de 2018, las inversiones en maquinaria se  incrementaron  un  20,2%  en  volumen  físico.  El  sector  importó  maquinaria  en  el  primer trimestre de 2019 por USD 46 MM, siendo este el registro  trimestral más alto desde finales de 2014

Tanto el incremento en las importaciones como la contracción del  Producto Bruto  del sector explican  la  mayor  incidencia  de  la  inversión  en  la  actividad  de  la  Construcción.  En  el primer trimestre de 2019  el ratio de esfuerzo inversor (IME/PB construcción) alcanzó un valor de 15,3%, siendo el máximo del período de estudio. La inversión en Maquinaria y Equipo se expandió 18,4% en términos interanuales en el segundo trimestre de 2019,  acumulando  seis  trimestres de crecimiento interanual consecutivos.  Cabe destacar que este repunte de la inversión para la Construcción ocurre en un contexto donde las importaciones de  Maquinaria y  Equipo  del resto de la economía todavía no se  recuperan.  De esta forma,  la  participación de la Construcción en el total de importaciones de  Maquinaria  y Equipos  muestra un acelerado crecimiento  en  el último año,  alcanzando  15%  en el año móvil julio 2018 – junio 2019, el registro más alto del período estudiado. A precios constantes, es decir, excluyendo el efecto de la variación de los precios, es el mayor registro trimestral desde mediados de 2013.

Maquinaria y Equipo por partida. En el año móvil a junio de 2019, el 23% de las importaciones de  Maquinaria  y  Equipos  corresponde  a  la  partida  8474  del  código  NCM  (hormigoneras, mezcladoras y maquinaria de cantera), siendo  la  de mayor participación en las importaciones. Esta evidencia un incremento de 191% en relación a igual período del año anterior, lo que podría estar asociado al dinamismo que muestran las obras viales. Otra partida que se destaca por su crecimiento es la 7308 (Puentes, torres, puertas, material de andamiaje y encofrado),  que registró un crecimiento  de  716% y una participación de  17% del total (14 p.p. superior a la del año móvil a junio de 2018). Este crecimiento estaría explicado por las importaciones de  “Torres y castilletes”  requeridas para la construcción de una línea de alta tensión de 200 km entre Melo y Tacuarembó.  Como contracara, la partida 8429 (topadoras, niveladoras, palas, etc.), que representaba el 38% de las importaciones de maquinaria del sector en el año móvil a junio de 2018, se contrajo un 22%.

Incidencia por partida.  Ahora bien, resulta interesante analizar  las  partidas  con  mayor incidencia en la variación de las  importaciones de Maquinaria y Equipos,  dado el  gran dinamismo que estas muestran  en un  contexto en el  cual  la actividad del sector  todavía no repunta. Dos partidas explican  el 28,2% de crecimiento interanual a junio de 2019: la partida  7308 (Puentes, torres, puertas, material de andamiaje y encofrado) y  la  8474 (hormigoneras, mezcladoras y maquinaria de cantera), con una incidencia de  19,0 y 19,7  p.p., respectivamente.  En particular, y como se mencionó anteriormente,  las importaciones de “torres y castilletes” tuvieron un desempeño destacado en el periodo. Por su parte, la partida 8429 (topadoras, niveladoras, palas, etc.) tuvo una incidencia negativa de 8,4 p.p.

Durante la XVII Bienal Internacional de Arquitectura de Buenos Aires, se presentó  MAPA, un colectivo de arquitectos con una pata en nuestro país y la otra en el Brasil que investiga distintos tipos de prefabricación en madera, metal y hormigón.

La idea de esta asociación es la de construir las casas en una fábrica, llevarlas hasta el lugar en el que se va a usar y montarlas en medio día. Esta suerte de casa instantánea, según ellos, viene a contradecir el sentimiento general de que las casas no se mueven, por algo le dicen inmuebles.

Frente a un auditorio colmado, antes que MAPA había estado Daniel Becker (autor de Centro Cultural Kirchner y de los parques del Paseo del Bajo, ambos en Buenos Aires), Elena Astrid Rojas (de la oficina danesa Vandkunsten Architects) y el colombiano Mauricio Cárdenas LaVerde que construye en bambú, entre otros.

El ambiente estaba bien cargado de arquitectura, pero los uruguayos  y brasileños sorprendieron con algunos de sus proyectos móviles, lo que podría ser un anticipo del futuro en la arquitectura. Por ejemplo, el compatriota Mauricio López presentó el trabajo de MAPA que hace tiempo que le están dando vueltas a las distintas formas de prefabricar casas mínimas, y no tan mínimas. Para lograrlo, crearon la fábrica Minimod que hace realidad sus sueños. En síntesis, este equipo binacional piensa que sus casas pueden ir a parar a los lugares más remotos.

Es por eso que la hacen con paneles prefabricados de madera, cortados con sistemas computarizados. Con este método, ya lograron tener una colección de Minimod para todos los gustos. Por ejemplo, el modelo Retreat, el más grande de la familia, viene en tamaños que van de los 55 a los 110 m2. Es una suerte de contenedor que se amplía para los costados.  El tipo Shelter está compuesto de módulos combinables que brindan infinitas posibilidades espaciales. Vienen de 20 a 55m2. Por su parte, el modelo Cabin, de 21m2, es más compacto por lo que puede cargarse en un camión. Lo mismo que el más chico de la colección: el Minimod Spot.

Se trata de un refugio ideal para una pareja o como sala de meditación, sauna, taller de arte, biblioteca personal o un estudio de grabación, según explicaron sus creadores.

 

Colectivo MAPA

MAPA nació de la fusión de dos equipos distintos, MAAM de Montevideo y StudioParalelo de Porto Alegre. Por esa razón, el estudio está integrado por Matías Carballal, Andrés Gobba, Mauricio López, egresados y hoy profesores de la Universidad de la República de Uruguay; y Luciano Andrades, Rochelle Castro egresados de la ULBRA y Silvio Machado egresado de la UniRitter de Porto Alegre.

Siendo tantos, y viviendo tan lejos unos de otros, aprendieron a moverse para trabajar juntos y ahí fue cuando empezaron a pensar que las casas también se muevan.

Por ejemplo, el refugio en Finca Aguy se construyó en una fábrica de Montevideo, tiene 115m2 y es el resultado de unir dos módulos de 12,5 metros de largo. Recorrió 200 kilómetros dentro de un camión hasta llegar a Pueblo Edén donde se instaló en lo alto de una colina, gobernando un impresionante paisaje ondulado de campos de olivos.

Los módulos que mostraron los MAPA en la Bienal son lindos, pero todavía quedan mejor en contraste con el paisaje que los envuelve. Los arquitectos afirman que cada paisaje es único y que, a través de operaciones sencillas y rápidas se puede incluir esos paisajes dentro de la casa.

Página 9 de 99
Top